fbpx
4 de diciembre 2013    /   IDEAS
por
 

Barcelona desaparecida

4 de diciembre 2013    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Entre memes, virales y actualizaciones banales, cada cierto tiempo se cuelan bocanadas de aire fresco en el timeline de Facebook. El perfil de Barcelona Desapareguda es uno de esos lugares que transporta a una ciudad que ya no existe pero que se agradece conocer para entender mejor el presente.

Aquí no encontrarás la Barcelona de postal y marca ciudad que a tantos turistas atrae. Las fotos que se difunden en esta página son de otras épocas. Tiempos en los que SEPU era uno de los principales grandes almacenes, las cabras rumiaban en las cercanías de la Sagrada Familia y l’Eixample era un lugar lleno de huertos.

Muralla del Mar. Al fondo Montjuïc. ~1860. Autor desconocido.
Muralla del Mar. Al fondo Montjuïc. ~1860.
Autor desconocido.

El responsable de este archivo histórico en construcción es Giacomo Alessandro, un joven italiano proveniente de Porto Torres, en el noroeste de Cerdeña. Este arquitecto de profesión se ha adelantado a muchos archivos institucionales con su forma distinta de comunicar historia a través de la red. Algunos de ellos, como el Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya y el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya, han llegado a acuerdos con él para difundir algunas de sus piezas en el perfil.

La cuenta de Facebook, con apenas año y medio de vida, tiene sus orígenes en un proyecto similar que realizó Alessandro en su ciudad natal mientras estudiaba la carrera de arquitectura. «Se me ocurrió empezar a compartir fotografías antiguas de mi pueblo y lo llamé Porto Torres Sparita (Porto Torres desaparecida). Cuando me trasladé a Sassari a hacer la carrera abrí otro perfil para reunir escenas de sitios que ya no existen allí también. En el caso de Porto Torres, cuenta con más de 4.000 likes. «Es increíble si tienes en cuenta que la población es de 22.000 habitantes. El equivalente en Barcelona sería más de medio millón de seguidores», cuenta Alessandro.

1bdes

Hace dos años se traslada a Barcelona para hacer un máster y un proyecto de investigación lo lleva a crear la versión barcelonesa de sus perfiles fotográficos históricos. “Estaba realizando un estudio sobre la historia de Poble Nou y me empecé a meter en archivos. Encontraba cosas muy interesantes que necesitaba compartir”, añade Alessandro.

La Barcelona desaparecida se ha convertido en un lugar al que mucha gente tiene interés en acudir. «Algunas semanas, las visualizaciones del perfil supera las 200.000».

Relato histórico compartido

Uno de los factores más interesantes que surgen de compartir este material es el relato compartido que se genera alrededor de cada pieza. Cuando se comparte un cine como se hizo con la fotografía de abajo, lo primero que se ve es una imagen en blanco y negro de algo que ya no está en funcionamiento:

Autor desconocido
Autor desconocido

Pero a medida que se difunde por la red social empiezan a llegar comentarios variopintos que añaden una nueva perspectiva sobre la fotografía. Un lector recuerda su primera visita a ese lugar. Otra persona comenta que era el sitio donde mostraban las películas en su peor estado. Un seguidor de la página cuenta una anécdota sobre la sala de billar que se encontraba al lado y otra seguidora recuerda que se podían ver sesiones dobles en su interior. Las historias de los que siguen la página humanizan el edificio y cuentan la historia humana de algo que sin eso sería tan solo una estructura de hormigón en blanco y negro.

Otras actualizaciones sencillamente permiten ver las diferencias entre un lugar emblemático en los años 20 y compararlo mentalmente con su versión actual:

Plaza Catalunya, 1927  Autor: Ignasi Canals i Tarrats (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)
Plaza Catalunya, 1927
Autor: Ignasi Canals i Tarrats (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)

Un recuerdo de lo que siempre ha estado allí, que también fue construido:

1469825_538108956283909_2049113115_n
Autor: Frederic Bordas i Altarriba. (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)

Antes de la llegada de guiris en busca de sol, en la Barceloneta se podían encontrar puestos que vendían mejillones:

Barceloneta. Venta de mejillones al aire libre. Agosto 1916. Autor foto desconocido.
Barceloneta. Venta de mejillones al aire libre. Agosto 1916.
Autor foto desconocido.

En lugar de las escaleras mecánicas que hoy llevan hasta el Palacio de Montjüic, había un elegante funicular:

El pequeño funicular con las cúpulas del Palacio Nacional de Montjuic al fondo. Autor: Desconocido
El pequeño funicular con las cúpulas del Palacio Nacional de Montjuic al fondo (1929). Autor: Desconocido

El Teatro Apolo tenía un aspecto muy distinto a su encarnación actual:

Lluís Girau Iglesias, 1905
Lluís Girau Iglesias, 1905

El día que los Beatles tocaron en la Plaza Monumental (y las quejas posteriores en los comentarios de Facebook de quienes no pudieron ir o los que presumen de haber estado):

Archivo Fotográfico de Barcelona. Pérez de Rozas
Archivo Fotográfico de Barcelona. Pérez de Rozas

Cabras y pastores paseando por el centro con motivo de una feria:

Carles Fargas i Bonell (AFCEC_FARGAS_X_00229) Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya
Carles Fargas i Bonell 1915 (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)

Después de darse un paseo por Barcelona Desapareguda, es imposible verla con los mismos ojos. Alessandro cuenta que todavía queda mucho material por compartir. Aunque le gustaría ganarse la vida como arquitecto, este proyecto le ha permitido explorar nuevos territorios entre el urbanismo y la historia. «Espero poder convertir este trabajo que estoy haciendo con la página en algo que me de para vivir pero a la vez quisiera seguir siendo arquitecto».

Gracias a Juanjo Villalba por la pista.

Ahondando en la historia:

La ciudad de los secretos

La Pedrera Inédita: el lado humano de la casa Milà

El pasado es un país extranjero

 

Entre memes, virales y actualizaciones banales, cada cierto tiempo se cuelan bocanadas de aire fresco en el timeline de Facebook. El perfil de Barcelona Desapareguda es uno de esos lugares que transporta a una ciudad que ya no existe pero que se agradece conocer para entender mejor el presente.

Aquí no encontrarás la Barcelona de postal y marca ciudad que a tantos turistas atrae. Las fotos que se difunden en esta página son de otras épocas. Tiempos en los que SEPU era uno de los principales grandes almacenes, las cabras rumiaban en las cercanías de la Sagrada Familia y l’Eixample era un lugar lleno de huertos.

Muralla del Mar. Al fondo Montjuïc. ~1860. Autor desconocido.
Muralla del Mar. Al fondo Montjuïc. ~1860.
Autor desconocido.

El responsable de este archivo histórico en construcción es Giacomo Alessandro, un joven italiano proveniente de Porto Torres, en el noroeste de Cerdeña. Este arquitecto de profesión se ha adelantado a muchos archivos institucionales con su forma distinta de comunicar historia a través de la red. Algunos de ellos, como el Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya y el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya, han llegado a acuerdos con él para difundir algunas de sus piezas en el perfil.

La cuenta de Facebook, con apenas año y medio de vida, tiene sus orígenes en un proyecto similar que realizó Alessandro en su ciudad natal mientras estudiaba la carrera de arquitectura. «Se me ocurrió empezar a compartir fotografías antiguas de mi pueblo y lo llamé Porto Torres Sparita (Porto Torres desaparecida). Cuando me trasladé a Sassari a hacer la carrera abrí otro perfil para reunir escenas de sitios que ya no existen allí también. En el caso de Porto Torres, cuenta con más de 4.000 likes. «Es increíble si tienes en cuenta que la población es de 22.000 habitantes. El equivalente en Barcelona sería más de medio millón de seguidores», cuenta Alessandro.

1bdes

Hace dos años se traslada a Barcelona para hacer un máster y un proyecto de investigación lo lleva a crear la versión barcelonesa de sus perfiles fotográficos históricos. “Estaba realizando un estudio sobre la historia de Poble Nou y me empecé a meter en archivos. Encontraba cosas muy interesantes que necesitaba compartir”, añade Alessandro.

La Barcelona desaparecida se ha convertido en un lugar al que mucha gente tiene interés en acudir. «Algunas semanas, las visualizaciones del perfil supera las 200.000».

Relato histórico compartido

Uno de los factores más interesantes que surgen de compartir este material es el relato compartido que se genera alrededor de cada pieza. Cuando se comparte un cine como se hizo con la fotografía de abajo, lo primero que se ve es una imagen en blanco y negro de algo que ya no está en funcionamiento:

Autor desconocido
Autor desconocido

Pero a medida que se difunde por la red social empiezan a llegar comentarios variopintos que añaden una nueva perspectiva sobre la fotografía. Un lector recuerda su primera visita a ese lugar. Otra persona comenta que era el sitio donde mostraban las películas en su peor estado. Un seguidor de la página cuenta una anécdota sobre la sala de billar que se encontraba al lado y otra seguidora recuerda que se podían ver sesiones dobles en su interior. Las historias de los que siguen la página humanizan el edificio y cuentan la historia humana de algo que sin eso sería tan solo una estructura de hormigón en blanco y negro.

Otras actualizaciones sencillamente permiten ver las diferencias entre un lugar emblemático en los años 20 y compararlo mentalmente con su versión actual:

Plaza Catalunya, 1927  Autor: Ignasi Canals i Tarrats (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)
Plaza Catalunya, 1927
Autor: Ignasi Canals i Tarrats (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)

Un recuerdo de lo que siempre ha estado allí, que también fue construido:

1469825_538108956283909_2049113115_n
Autor: Frederic Bordas i Altarriba. (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)

Antes de la llegada de guiris en busca de sol, en la Barceloneta se podían encontrar puestos que vendían mejillones:

Barceloneta. Venta de mejillones al aire libre. Agosto 1916. Autor foto desconocido.
Barceloneta. Venta de mejillones al aire libre. Agosto 1916.
Autor foto desconocido.

En lugar de las escaleras mecánicas que hoy llevan hasta el Palacio de Montjüic, había un elegante funicular:

El pequeño funicular con las cúpulas del Palacio Nacional de Montjuic al fondo. Autor: Desconocido
El pequeño funicular con las cúpulas del Palacio Nacional de Montjuic al fondo (1929). Autor: Desconocido

El Teatro Apolo tenía un aspecto muy distinto a su encarnación actual:

Lluís Girau Iglesias, 1905
Lluís Girau Iglesias, 1905

El día que los Beatles tocaron en la Plaza Monumental (y las quejas posteriores en los comentarios de Facebook de quienes no pudieron ir o los que presumen de haber estado):

Archivo Fotográfico de Barcelona. Pérez de Rozas
Archivo Fotográfico de Barcelona. Pérez de Rozas

Cabras y pastores paseando por el centro con motivo de una feria:

Carles Fargas i Bonell (AFCEC_FARGAS_X_00229) Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya
Carles Fargas i Bonell 1915 (Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya)

Después de darse un paseo por Barcelona Desapareguda, es imposible verla con los mismos ojos. Alessandro cuenta que todavía queda mucho material por compartir. Aunque le gustaría ganarse la vida como arquitecto, este proyecto le ha permitido explorar nuevos territorios entre el urbanismo y la historia. «Espero poder convertir este trabajo que estoy haciendo con la página en algo que me de para vivir pero a la vez quisiera seguir siendo arquitecto».

Gracias a Juanjo Villalba por la pista.

Ahondando en la historia:

La ciudad de los secretos

La Pedrera Inédita: el lado humano de la casa Milà

El pasado es un país extranjero

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Cuándo vamos a legalizar el divorcio entre palabras?
Saber de finanzas no es cosa de pijos
Un café sin palabras
La playa como lugar de vacaciones es un invento reciente
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *