16 de septiembre 2014    /   CINE/TV
por
 

‘Bartkira’: cientos de dibujantes ‘simpsonizan’ un clasicazo del manga

16 de septiembre 2014    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¿Te imaginas a los personajes de Los Simpson representando Hamlet? Oh, espera, eso ya ha sucedido. Bueno, pues imagínatelos reproduciendo pasajes de la Biblia. No, un momento, eso también lo han hecho. Pues imagina un homenaje a Hitchcock. Sí, también está hecho. Un homenaje Stanley Kubrick, ¿entonces? Está hecho. ¿Superman? Ya está. ¿Moby Dick? Hecho. ¿Las películas de Schwarzenegger? Sep. ¿Harry Potter? También. Podríamos pasarnos horas así. Los Simpson no serían Los Simpson si no soltaran una docena de guiños a la cultura pop en cada capítulo. Los Simpson han homenajeado, parodiado y referenciado prácticamente todas las cosas importantes que han ocurrido en los últimos 25 años y una buena parte de todo lo que sucedió antes de 1989. Así, sin exagerar.
5903420_origSpringfield lleva un cuarto de siglo en antena y los que seguimos la serie conocemos a sus habitantes y sus historias a un nivel enfermizo. La ‘babysitter’ ladrona, Tenacitas, los «mocasines saltarines» o el «seguro dental» de Lisa son momentos casi anecdóticos de la serie que tenemos incrustados en el cerebro gracias a nuestro amor incondicional por el universo creado por Matt Groening y a las infinitas reposiciones de Antena 3 a la hora de comer. Por eso los homenajes funcionan estupendamente en Los Simpson: conocemos demasiado bien a sus personajes y comprendemos al instante qué significa que Bart sea Hamlet, que Moe sea Claudio, que Lisa sea Ofelia y que Ralph sea Laertes. También por esa razón los especiales de Halloween funcionan bien y los guionistas se permiten transformar a los personajes a su gusto y matarlos de las formas más sangrientas.
bartkira1
Esos episodios de ‘La casa del árbol del terror’ han sido la principal inspiración de Bartkira, un proyecto colaborativo en el que decenas de artistas reinterpretan Akira, el clasicazo del cómic japonés de Katsushiro Otomo, con personajes de Los Simpson. La serie de Matt Groening ha hecho varias referencias a la animación nipona y a lo japonés en general (hace poco homenajeó a Hayao Miyazaki en una escena altamente lisérgica protagonizada por Homer y un señor oriental), pero Akira es una de las obras que todavía no habían recibido un guiño de Los Simpson (ni falta que hacía, oiga, cada uno que haga con su serie lo que quiera).
BARTKIRA-project-4James Harvey, coordinador del proyecto, explica en su web que todo comenzó con unos bocetos de su amigo Ryan Humphrey. «Hizo unos dibujos simples y bonitos de Los Simpson en escenas de Akira y los subió a internet», explica, «Me encantaron. Yo ya había llevado algunos proyectos colaborativos, así que decidí empujar la bola de nieve de Ryan colina abajo y ver cómo de grande se hacía». James explica que no se esperaba que Bartkira fuera a convertirse en algo tan grande. Hasta el momento, han publicado ya el primer libro completo (puede leerse gratis), el segundo saldrá en octubre y los otros cuatro están bastante avanzados. También han organizado una exposición y han rechazado varias ofertas de editores que quieren sacar tajada de la idea.
Los cientos de artistas (aquí está la lista) que participan en Bartkira trabajan con bastante libertad, pero James ha marcado algunas normas para que la lectura sea coherente. Los personajes principales del cómic están ya definidos: Bart y Milhouse son Kaneda y Tetsuo; Ralph es Akira; Todd, Wendell y Martin son los niños con poderes psíquicos; Lisa es Lady Miyako; Krusty es el líder de la banda de los payasos; los matones Nelson, Jimbo, Kearney y Dolph son los miembros de la banda de moteros de Kaneda y Tetsuo. Los escenarios también cambian de nombre, claro: Neo-Tokio es Springfield y Japón es Estados Unidos.
4725651_origSin embargo, los participantes cuentan con total libertad para dibujar a los protagonistas como quieran: a veces Bart aparece vestido con la chupa de cuero de Kaneda y montado en moto, mientras que otras páginas lo muestran con su ropa habitual y en monopatín (la idea era que no hubiera motos, pero mucha gente se está saltando esa norma). Los dibujantes también pueden introducir personajes secundarios donde quieran o experimentar con la composición de las páginas. «A veces pido cambios a los artistas para que la historia no pierda consistencia», me cuenta James por email, «pero he visto que es mejor no entrometerse, me encanta que la gente haga cosas locas». Cada artista mezcla los dos universos a su manera y el resultado es divertidísimo.
8205904_orig«Tanto Akira como Los Simpson tienen un elenco muy grande de personajes que está dividido en dos partes: un mundo de niños enfrentado a uno de adultos», dice James, «eso hizo fácil hasta cierto punto organizarlo todo». James, que también ha participado en Bartkira dibujando algunas páginas, comenta que «los padres de Kaneda y Tetsuo apenas aparecen en Akira», así que «por desgracia» tuvo que «dejar al margen a Homer y Marge y a Luann y Kirk Van Houten. También me dio mucha pena apartar a Maggie, pero no hay bebés en Akira, qué le vas a hacer».
James no tiene claro que Bartkira sea completamente legal, así que de momento es un proyecto sin ánimo de lucro. Todo lo que han ganado se ha donado a ONG, aunque James reconoce que no se están centrando mucho en ello y que hacer dinero nunca ha sido el objetivo. La mitad de lo que se ha recaudado ha ido para Save the Children («una de las ONG preferidas de Sam Simon, cocreador de Los Simpson, cuenta James) y la otra mitad para Naka-Kon, una organización que trabaja en la prefectura de Miyagi, la región natal de Otomo y una de las zonas más afectadas por el tsunami de 2011.
7358339_orig
Al mismo tiempo que James Harvey coordina Bartkira, su amigo Ryan Humphrey, el autor de aquellas primeras ilustraciones que pusieron en marcha el proyecto, ha puesto en marcha otra idea parecida: Bartle Royale, una adaptación al cómic de la película japonesa Battle Royale protagonizada por los personajes de Los Simpson. «Estaba pensando en otras mezclas con Los Simpson y esta idea se me clavó en la cabeza porque creo que sería muy posible que ocurriera en la serie y tendría mucho sentido», dice Ryan; «estos proyectos se inspiran mucho en los capítulos de ‘La casa del árbol del terror’; me gusta ver cómo Los Simpson se fusionan con otros productos culturales y funciona bien».
2263586_origTras el éxito de su anterior idea y los buenos resultados del trabajo de James, Ryan se lanzó a montar otro proyecto colaborativo. «Mi idea era ilustrar cada escena por mi cuenta, pero me habría llevado mucho tiempo», explica. El artista calcula que necesitará unas 130 personas que conviertan en viñetas alrededor de un minuto de metraje de Battle Royale para que el cómic salga adelante. El dibujante reconoce que este proyecto es más complejo que Bartkira porque hay que transformar las escenas de la película en viñetas, hay que hacer algo completamente nuevo. «De momento tenemos alrededor de un tercio de la gente que necesitamos, así que todavía está arrancando», cuenta. «Llevará un tiempo terminarlo, pero tengo paciencia».
Los Simpson no están en su momento más brillante. Sus mejores temporadas quedan ya unos años atrás y algunos críticos señalan que está condenada a que las próximas generaciones no puedan entenderla. Un artículo publicado hace un par de años comentaba que muchos de los chistes de las primeras temporadas de la serie de Matt Groening hoy necesitarían notas a pie de página y que las abundantes referencias a la cultura pop impiden que los niños, los adolescentes y los jóvenes de ventipocos conecten con la primera etapa de Los Simpson. Tal vez tenga su parte de razón, pero el carisma de Springfield es muy difícil de borrar. Proyectos como Bartkira o Bartle Royale nos demuestran que el público va a seguir adorando a Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie. Después de un cuarto de siglo, lo que ocurra con la serie ya importa poco.
9641777_orig

¿Te imaginas a los personajes de Los Simpson representando Hamlet? Oh, espera, eso ya ha sucedido. Bueno, pues imagínatelos reproduciendo pasajes de la Biblia. No, un momento, eso también lo han hecho. Pues imagina un homenaje a Hitchcock. Sí, también está hecho. Un homenaje Stanley Kubrick, ¿entonces? Está hecho. ¿Superman? Ya está. ¿Moby Dick? Hecho. ¿Las películas de Schwarzenegger? Sep. ¿Harry Potter? También. Podríamos pasarnos horas así. Los Simpson no serían Los Simpson si no soltaran una docena de guiños a la cultura pop en cada capítulo. Los Simpson han homenajeado, parodiado y referenciado prácticamente todas las cosas importantes que han ocurrido en los últimos 25 años y una buena parte de todo lo que sucedió antes de 1989. Así, sin exagerar.
5903420_origSpringfield lleva un cuarto de siglo en antena y los que seguimos la serie conocemos a sus habitantes y sus historias a un nivel enfermizo. La ‘babysitter’ ladrona, Tenacitas, los «mocasines saltarines» o el «seguro dental» de Lisa son momentos casi anecdóticos de la serie que tenemos incrustados en el cerebro gracias a nuestro amor incondicional por el universo creado por Matt Groening y a las infinitas reposiciones de Antena 3 a la hora de comer. Por eso los homenajes funcionan estupendamente en Los Simpson: conocemos demasiado bien a sus personajes y comprendemos al instante qué significa que Bart sea Hamlet, que Moe sea Claudio, que Lisa sea Ofelia y que Ralph sea Laertes. También por esa razón los especiales de Halloween funcionan bien y los guionistas se permiten transformar a los personajes a su gusto y matarlos de las formas más sangrientas.
bartkira1
Esos episodios de ‘La casa del árbol del terror’ han sido la principal inspiración de Bartkira, un proyecto colaborativo en el que decenas de artistas reinterpretan Akira, el clasicazo del cómic japonés de Katsushiro Otomo, con personajes de Los Simpson. La serie de Matt Groening ha hecho varias referencias a la animación nipona y a lo japonés en general (hace poco homenajeó a Hayao Miyazaki en una escena altamente lisérgica protagonizada por Homer y un señor oriental), pero Akira es una de las obras que todavía no habían recibido un guiño de Los Simpson (ni falta que hacía, oiga, cada uno que haga con su serie lo que quiera).
BARTKIRA-project-4James Harvey, coordinador del proyecto, explica en su web que todo comenzó con unos bocetos de su amigo Ryan Humphrey. «Hizo unos dibujos simples y bonitos de Los Simpson en escenas de Akira y los subió a internet», explica, «Me encantaron. Yo ya había llevado algunos proyectos colaborativos, así que decidí empujar la bola de nieve de Ryan colina abajo y ver cómo de grande se hacía». James explica que no se esperaba que Bartkira fuera a convertirse en algo tan grande. Hasta el momento, han publicado ya el primer libro completo (puede leerse gratis), el segundo saldrá en octubre y los otros cuatro están bastante avanzados. También han organizado una exposición y han rechazado varias ofertas de editores que quieren sacar tajada de la idea.
Los cientos de artistas (aquí está la lista) que participan en Bartkira trabajan con bastante libertad, pero James ha marcado algunas normas para que la lectura sea coherente. Los personajes principales del cómic están ya definidos: Bart y Milhouse son Kaneda y Tetsuo; Ralph es Akira; Todd, Wendell y Martin son los niños con poderes psíquicos; Lisa es Lady Miyako; Krusty es el líder de la banda de los payasos; los matones Nelson, Jimbo, Kearney y Dolph son los miembros de la banda de moteros de Kaneda y Tetsuo. Los escenarios también cambian de nombre, claro: Neo-Tokio es Springfield y Japón es Estados Unidos.
4725651_origSin embargo, los participantes cuentan con total libertad para dibujar a los protagonistas como quieran: a veces Bart aparece vestido con la chupa de cuero de Kaneda y montado en moto, mientras que otras páginas lo muestran con su ropa habitual y en monopatín (la idea era que no hubiera motos, pero mucha gente se está saltando esa norma). Los dibujantes también pueden introducir personajes secundarios donde quieran o experimentar con la composición de las páginas. «A veces pido cambios a los artistas para que la historia no pierda consistencia», me cuenta James por email, «pero he visto que es mejor no entrometerse, me encanta que la gente haga cosas locas». Cada artista mezcla los dos universos a su manera y el resultado es divertidísimo.
8205904_orig«Tanto Akira como Los Simpson tienen un elenco muy grande de personajes que está dividido en dos partes: un mundo de niños enfrentado a uno de adultos», dice James, «eso hizo fácil hasta cierto punto organizarlo todo». James, que también ha participado en Bartkira dibujando algunas páginas, comenta que «los padres de Kaneda y Tetsuo apenas aparecen en Akira», así que «por desgracia» tuvo que «dejar al margen a Homer y Marge y a Luann y Kirk Van Houten. También me dio mucha pena apartar a Maggie, pero no hay bebés en Akira, qué le vas a hacer».
James no tiene claro que Bartkira sea completamente legal, así que de momento es un proyecto sin ánimo de lucro. Todo lo que han ganado se ha donado a ONG, aunque James reconoce que no se están centrando mucho en ello y que hacer dinero nunca ha sido el objetivo. La mitad de lo que se ha recaudado ha ido para Save the Children («una de las ONG preferidas de Sam Simon, cocreador de Los Simpson, cuenta James) y la otra mitad para Naka-Kon, una organización que trabaja en la prefectura de Miyagi, la región natal de Otomo y una de las zonas más afectadas por el tsunami de 2011.
7358339_orig
Al mismo tiempo que James Harvey coordina Bartkira, su amigo Ryan Humphrey, el autor de aquellas primeras ilustraciones que pusieron en marcha el proyecto, ha puesto en marcha otra idea parecida: Bartle Royale, una adaptación al cómic de la película japonesa Battle Royale protagonizada por los personajes de Los Simpson. «Estaba pensando en otras mezclas con Los Simpson y esta idea se me clavó en la cabeza porque creo que sería muy posible que ocurriera en la serie y tendría mucho sentido», dice Ryan; «estos proyectos se inspiran mucho en los capítulos de ‘La casa del árbol del terror’; me gusta ver cómo Los Simpson se fusionan con otros productos culturales y funciona bien».
2263586_origTras el éxito de su anterior idea y los buenos resultados del trabajo de James, Ryan se lanzó a montar otro proyecto colaborativo. «Mi idea era ilustrar cada escena por mi cuenta, pero me habría llevado mucho tiempo», explica. El artista calcula que necesitará unas 130 personas que conviertan en viñetas alrededor de un minuto de metraje de Battle Royale para que el cómic salga adelante. El dibujante reconoce que este proyecto es más complejo que Bartkira porque hay que transformar las escenas de la película en viñetas, hay que hacer algo completamente nuevo. «De momento tenemos alrededor de un tercio de la gente que necesitamos, así que todavía está arrancando», cuenta. «Llevará un tiempo terminarlo, pero tengo paciencia».
Los Simpson no están en su momento más brillante. Sus mejores temporadas quedan ya unos años atrás y algunos críticos señalan que está condenada a que las próximas generaciones no puedan entenderla. Un artículo publicado hace un par de años comentaba que muchos de los chistes de las primeras temporadas de la serie de Matt Groening hoy necesitarían notas a pie de página y que las abundantes referencias a la cultura pop impiden que los niños, los adolescentes y los jóvenes de ventipocos conecten con la primera etapa de Los Simpson. Tal vez tenga su parte de razón, pero el carisma de Springfield es muy difícil de borrar. Proyectos como Bartkira o Bartle Royale nos demuestran que el público va a seguir adorando a Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie. Después de un cuarto de siglo, lo que ocurra con la serie ya importa poco.
9641777_orig

Compártelo twitter facebook whatsapp
Internet… ¿nos acerca o nos aleja?
Estas imágenes tomadas por drones son impresionantes
Juego de Tronos: cómo el carisma de Tyrion gana Desembarco del Rey
Homeland, Sigue soñando, y la televisión
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicidad