27 de agosto 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

Zapatos artesanos que burlan los intermediarios

27 de agosto 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Podría ser el nombre de un comercio en un pueblo de Nueva Inglaterra o un grupo de artesanos provenientes de los verdes pastos de Northampton, pero, en realidad, su origen tiene más que ver con los Andes que la campiña anglosajona. Beckett Simonon es un ambicioso proyecto de dos bogotanos veinteañeros que quieren sacudir los cimientos del negocio de calzado de calidad.

Su plan, urdido desde una pequeña oficina en la parte norte de la capital colombiana, es sencillo. Vender zapatos artesanales de cuero por debajo de los 100 dólares. Por este precio han conseguido calidades equiparables a las que encuentras en las grandes firmas internacionales que no bajan de 300 dólares y pueden llegar incluso a superar los 500 dólares por cada par de zapatos, según sus fundadores.

«Lo que muchos no saben es que una vez que produces un par de zapatos pasa por muchas manos que van incrementando el precio. Si te cuesta 5 dólares hacer una camiseta, por ejemplo, normalmente lo compra un distribuidor que luego lo vende a otro y de allí lo vende a la tienda que luego lo vende al cliente final. En este proceso el precio llega a incrementarse hasta diez veces más de lo que lo vendes recién salido de la fábrica”, explica Nicholas Hurtado, cofundador de la compañía junto a Andrés Niño.

3zap

Hurtado habla con conocimiento de causa. Hace 4 años él y Niño lanzaron Hasso, una marca que fabricaba y vendía bolsas masculinas de cuero “ante la dificultad de encontrar modelos que nos gustaban en Colombia”.

Los jóvenes empresarios trabajaron con artesanos locales y soñaban con ver sus productos en las mejores tiendas de Bogotá, pero cuando aparecieron en las vitrinas de estos comercios sus creaciones llegaron a superar los 1000 dólares. “Acabaron fuera del alcance de mucha gente y sobre todo de gente de nuestra edad. No era lo que queríamos hacer”.

Cuando se les ocurrió intentarlo de nuevo con zapatos, estaban decididos a que no ocurriera lo mismo. Hurtado y Niño idearon una forma de aligerar todos los costes extras quitando de en medio a los intermediarios y escogiendo internet como su único canal de venta. Del diseño se encargaron ellos mismos y crearon un pequeño equipo de apenas 5 personas. La cosa no acabó allí. En lugar de venderlos al mercado colombiano, optaron por comercializarlos únicamente en Estados Unidos con las vistas puestas en el gigantesco mercado masculino de Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y Chicago. Para llevar la distribución subcontrataron una bodega a las afueras de Nueva York.

Su propuesta está calando con precios de 79 a 129 dólares y entrega a domicilio gratuita en 4 días. “Si lo quieres en 2 días, cobramos un coste extra, aunque esperamos que un día sea gratuito también”, dice Niño. En noviembre de 2012 empezaron con mil pares de zapatos y en un mes ya los habían vendido todos. A finales de año las ventas se duplicaron y a día de hoy siguen creciendo. “Es un mercado gigantesco y vamos dirigidos especialmente a personas entre 20 y 30 años. Muchos de ellos acaban de salir de la universidad y tienen deudas universitarias bastante abultadas, así que son muy sensibles al precio”, añade Niño.

4zap

Made in Colombia

Los zapatos de Beckett Simonon se fabrican en la zona de Restrepo en Bogotá. “Ahí existe un pequeño cluster de fabricantes que ha visto mejores tiempos pero encontramos un partner que se toma la artesanía muy en serio y ofrece unas calidades muy buenas”. Las condiciones laborales de los trabajadores, además, son “muy dignas. Trabajamos con personas que se toman muy en serio su trabajo y cuidan mucho todos esos aspectos”, dice Hurtado.

En el próximo año, Beckett Simonon quiere empezar a comercializar bolsos de cuero bajo la misma marca echando mano de la experiencia adquirida con Hasso. “Los precios estarán mucho más ajustados. Esperamos que estén entre 250 y 300 dólares”.

También introducirán una nueva línea de zapatos hechos a mano en la India. “Hemos encontrado unos fabricantes que llevan 3 generaciones y trabajan para los mejores fabricantes de zapatos del mundo. Son extremadamente serios y cuidan mucho los detalles”. Aunque no han anunciado todavía los precios, estiman que estarán entre 130 y 150 dólares.

2zap

Tras la progresiva consolidación de la marca en Estados Unidos es muy probable que acaben trasladándose a Nueva York, un lugar que, según dicen, es idóneo para empresas que mezclan moda con tecnología. “Aunque empezar aquí nos ha permitido hacer todo de manera mucho más barata. Antes o después saldremos a nuestro propio mercado y otros lugares pero queremos hacerlo con mucha calma y hacer las cosas muy bien”, explica Niño.

Hace unos meses recibieron algunas ofertas de tiendas online estadounidenses interesadas en vender sus productos pero los creadores de Beckett Simonon no sucumbieron ante la tentación. “Hubiera significado volver al modelo tradicional cuando nuestra razón de ser es ir en contra de él. Nos habría obligado a subir nuestros precios cuando lo que queremos hacer es remover una industria que es demasiado lineal. Sabemos que tendremos enemigos por el camino, pero es un precio que estamos dispuestos a pagar para conseguirlo”, concluye Hurtado.

6zap

7zap

Gracias a IF Trend Reports por la pista

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Podría ser el nombre de un comercio en un pueblo de Nueva Inglaterra o un grupo de artesanos provenientes de los verdes pastos de Northampton, pero, en realidad, su origen tiene más que ver con los Andes que la campiña anglosajona. Beckett Simonon es un ambicioso proyecto de dos bogotanos veinteañeros que quieren sacudir los cimientos del negocio de calzado de calidad.

Su plan, urdido desde una pequeña oficina en la parte norte de la capital colombiana, es sencillo. Vender zapatos artesanales de cuero por debajo de los 100 dólares. Por este precio han conseguido calidades equiparables a las que encuentras en las grandes firmas internacionales que no bajan de 300 dólares y pueden llegar incluso a superar los 500 dólares por cada par de zapatos, según sus fundadores.

«Lo que muchos no saben es que una vez que produces un par de zapatos pasa por muchas manos que van incrementando el precio. Si te cuesta 5 dólares hacer una camiseta, por ejemplo, normalmente lo compra un distribuidor que luego lo vende a otro y de allí lo vende a la tienda que luego lo vende al cliente final. En este proceso el precio llega a incrementarse hasta diez veces más de lo que lo vendes recién salido de la fábrica”, explica Nicholas Hurtado, cofundador de la compañía junto a Andrés Niño.

3zap

Hurtado habla con conocimiento de causa. Hace 4 años él y Niño lanzaron Hasso, una marca que fabricaba y vendía bolsas masculinas de cuero “ante la dificultad de encontrar modelos que nos gustaban en Colombia”.

Los jóvenes empresarios trabajaron con artesanos locales y soñaban con ver sus productos en las mejores tiendas de Bogotá, pero cuando aparecieron en las vitrinas de estos comercios sus creaciones llegaron a superar los 1000 dólares. “Acabaron fuera del alcance de mucha gente y sobre todo de gente de nuestra edad. No era lo que queríamos hacer”.

Cuando se les ocurrió intentarlo de nuevo con zapatos, estaban decididos a que no ocurriera lo mismo. Hurtado y Niño idearon una forma de aligerar todos los costes extras quitando de en medio a los intermediarios y escogiendo internet como su único canal de venta. Del diseño se encargaron ellos mismos y crearon un pequeño equipo de apenas 5 personas. La cosa no acabó allí. En lugar de venderlos al mercado colombiano, optaron por comercializarlos únicamente en Estados Unidos con las vistas puestas en el gigantesco mercado masculino de Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y Chicago. Para llevar la distribución subcontrataron una bodega a las afueras de Nueva York.

Su propuesta está calando con precios de 79 a 129 dólares y entrega a domicilio gratuita en 4 días. “Si lo quieres en 2 días, cobramos un coste extra, aunque esperamos que un día sea gratuito también”, dice Niño. En noviembre de 2012 empezaron con mil pares de zapatos y en un mes ya los habían vendido todos. A finales de año las ventas se duplicaron y a día de hoy siguen creciendo. “Es un mercado gigantesco y vamos dirigidos especialmente a personas entre 20 y 30 años. Muchos de ellos acaban de salir de la universidad y tienen deudas universitarias bastante abultadas, así que son muy sensibles al precio”, añade Niño.

4zap

Made in Colombia

Los zapatos de Beckett Simonon se fabrican en la zona de Restrepo en Bogotá. “Ahí existe un pequeño cluster de fabricantes que ha visto mejores tiempos pero encontramos un partner que se toma la artesanía muy en serio y ofrece unas calidades muy buenas”. Las condiciones laborales de los trabajadores, además, son “muy dignas. Trabajamos con personas que se toman muy en serio su trabajo y cuidan mucho todos esos aspectos”, dice Hurtado.

En el próximo año, Beckett Simonon quiere empezar a comercializar bolsos de cuero bajo la misma marca echando mano de la experiencia adquirida con Hasso. “Los precios estarán mucho más ajustados. Esperamos que estén entre 250 y 300 dólares”.

También introducirán una nueva línea de zapatos hechos a mano en la India. “Hemos encontrado unos fabricantes que llevan 3 generaciones y trabajan para los mejores fabricantes de zapatos del mundo. Son extremadamente serios y cuidan mucho los detalles”. Aunque no han anunciado todavía los precios, estiman que estarán entre 130 y 150 dólares.

2zap

Tras la progresiva consolidación de la marca en Estados Unidos es muy probable que acaben trasladándose a Nueva York, un lugar que, según dicen, es idóneo para empresas que mezclan moda con tecnología. “Aunque empezar aquí nos ha permitido hacer todo de manera mucho más barata. Antes o después saldremos a nuestro propio mercado y otros lugares pero queremos hacerlo con mucha calma y hacer las cosas muy bien”, explica Niño.

Hace unos meses recibieron algunas ofertas de tiendas online estadounidenses interesadas en vender sus productos pero los creadores de Beckett Simonon no sucumbieron ante la tentación. “Hubiera significado volver al modelo tradicional cuando nuestra razón de ser es ir en contra de él. Nos habría obligado a subir nuestros precios cuando lo que queremos hacer es remover una industria que es demasiado lineal. Sabemos que tendremos enemigos por el camino, pero es un precio que estamos dispuestos a pagar para conseguirlo”, concluye Hurtado.

6zap

7zap

Gracias a IF Trend Reports por la pista

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lo que la gente real no dice sobre la publicidad
Es hora de renovar los iconos
Sacándole punta a las cosas
Acero japonés y diseño británico para forjar un cuchillo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 24
  • Me gustaria contactar co ustedes, ya que soy un enamorado de las empresas emprendedoras y que eliminen intermediarios como ustedes saludps y adelante

  • Es muy interesante, conocer y ver como van a ir cambiando las formas , maneras de hacer yo hace poco he conseguido comprar unas gafas Artesanales de Madera a través de Instagram a un precio de 60 euros puestas en casa en España, comprando directamente al diseñador y Fabricante, gafas de un acabado espectacular ya que al contrario de otras gafas estas se producen igual que un violín, con herramientas de luthier, he tenido gafas de madera pero ninguna con estos exquisitos acabados y este magnifico precio 60 euros. Donde? https://www.instagram.com/francismoleon/
    Luego he visto que ademas este diseñador hacer colecciones de Calzado y Bolsos, también he comprado, todo un descubrimiento todo Artesano y todo Made inSpain a un precio en el que el lujo, lo bien hecho es asequible. contacto: info@francis-moleon.com

  • No sé si es bonito o feo. La verdad que no he encontrado nada por ese precio. Me refiero a los zapatos Beckett Simonon. Lo mas barato, unas playeras de 125$ (precio original 250$). De ahí hasta 165$. No hay ninguna variedad (solo 5 modelos de zapatos de caballero, ni siquiera están los de las fotos del reportaje) salvo que tengan el catálogo de productos muy escondido. Creo que por ese precio y por menos se pueden encontrar zapatos de calidad similar en muchas zapaterías de nuestras calles.

  • Enhorabuena,a quién no le gustaría colaborar con vosotros a expandirse por todo el mundo? habreis
    recibido multitud de ofertas,claro, yo estoy en España, como sabeis es un país de zapatos,podría encajar aquí esta idea de negocio, Un saludo y enhorabuena.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies