29 de octubre 2013    /   CINE/TV
por
 

Una historia de bicis en Ámsterdam

29 de octubre 2013    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Una importante parte de la guerra para la normalización del uso de la bicicleta pasa por la evangelización, por contarle al mundo que la burbuja de las dos ruedas se genera porque las ventajas son tan obvias que no se necesita de artificios que la inflen. Como vimos la semana pasada en una pieza relativa a Groninga, Streetfilms se ocupa precisamente de eso, de crear películas que se dedican a la divulgación del transporte sostenible. Ámsterdam es otra de las ciudades que ha desplazado el coche a un rol secundario y lo muestran en este vídeo.

Una importante parte de la guerra para la normalización del uso de la bicicleta pasa por la evangelización, por contarle al mundo que la burbuja de las dos ruedas se genera porque las ventajas son tan obvias que no se necesita de artificios que la inflen. Como vimos la semana pasada en una pieza relativa a Groninga, Streetfilms se ocupa precisamente de eso, de crear películas que se dedican a la divulgación del transporte sostenible. Ámsterdam es otra de las ciudades que ha desplazado el coche a un rol secundario y lo muestran en este vídeo.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF de la Gran Oportunidad por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Series: ‘Catastrophe’ o manual (sin tapujos) para parejas
Mapa de la televisión: del Reino de HBO al Continente de la Desolación
Los 'gafapasta' del OFFF On Tour Madrid
Necrofilia para principiantes
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies