12 de mayo 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

En el Ojo Ajeno: La basura del Big Data

12 de mayo 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Desde hace un tiempo me dedico profesionalmente a rebuscar en la basura. Igual que hacen en CSI, aunque de una forma menos literal. Ellos rebuscan con guantes de látex en los cubos de los callejones porque investigan a sospechosos. Y son capaces de encontrar las claves de un asesinato a partir del recibo de compra de un revólver o de un dedo lleno de gusanos… De ahí encuentran un rastro y acaban con la confesión de alguien que parecía inocente 10 minutos antes.

Qué importante es saber buscar y analizar


Nosotros nos dedicamos a rebuscar con tecnología en fuentes abiertas que, siguiendo con la broma, serían como todos los cubos de basura de todos los callejones del mundo. Todos esos repositorios de información que son las redes sociales, blogs, foros, webs…y hasta el deep internet, que es la madre de todos los vertederos de información no indexada en buscadores.
En CSI una agente de aspecto inteligente y sensual vacía un cubo de la basura maloliente sobre una mesa de laboratorio y dice: «A veces las respuestas están donde nadie las buscaría, delante de tus narices». Y qué razón tiene. Qué importante es saber buscar y analizar.
Muchos clientes se sorprenden cuando les contamos las posibilidades reales de encontrar información útil en la basura del Big Data, si se sabe buscar bien y con criterio. Muchos piensan y se conforman con tener un par de gráficos sobre lo que se dice de ellos en internet. Que es lo mismo que agrupar la basura en cubos de distintos colores. Pero aparte de reciclar, ¿de qué sirve eso?
Tener a unos tipos como nosotros, que husmeamos en los callejones de todo el mundo, especialistas en encontrar agujas en pajares o leer los signos… les puede ayudar a descubrir quiénes son los buenos y los malos para sus compañías. A tener un agente (un analista) en la puerta de sus empresas para alertar de cualquier imprevisto. A hacer seguimiento de temáticas concretas, precisas y/o técnicas, mapas de influencia, controlar a sospechosos (competidores), escuchar conversaciones clave (legalmente), leer entre líneas, unir cabos y no conformarse con los primeros indicios claros y evidentes… como haría un buen agente. Porque uno puede tener toneladas de basura delante, pero si no sabe lo que busca…
El mundo del análisis y explotación de información a partir del Big Data tiene mucho de actualidad. Ya está bautizado y empieza a ser urgente para muchas empresas. Como antes lo fue el Business Intelligence, el CRM o la gestión del conocimiento en el mundo empresarial.

Uno puede tener toneladas de basura delante, pero si no sabe lo que busca…


Nosotros, por ejemplo, que tenemos vocación de CSI más que de basureros, somos capaces de contarle a una gran empresa de transporte público, una por una, si en sus más de 400 rutas se están produciendo retrasos, quejas o incidencias. Y poner en un mapa todos los incidentes que se producen cada mes. Somos capaces de recomendarle a una empresa que deje de hacer press clipping y se centre en los 3 o 4 influencers, a los que ni conoce, y que son los que realmente están moldeando la opinión sobre su marca en internet…
Podemos saber dónde nació un rumor, quién lo aireó y si debe preocuparse. O hacer un mapping geopolítico sobre cómo se posicionan los distintos medios o personas de interés respecto a un proyecto. O comprobar el background personal y profesional de alguien. O instalar un sistema de alertas tempranas para detectar cualquier cuestión que afecte a su reputación online… Y, en definitiva, tener una foto tan real, nítida y precisa como necesiten. Porque somos como sabuesos; si no, solo seríamos los que agrupamos desperdicios por colores.
Es mucho lo que nos diferencia del CSI. Nosotros no tenemos siempre una luz de atardecer que nos ilumina a contraluz. No hablamos con un gesto interesante, no estamos en Miami o Las Vegas (aún) ni conducimos un Hummer, pero nosotros también le ponemos metodología, rigor, horas y empeño. Y también encontramos respuestas en la basura.

Imagen de portada: YuanDen / Shutterstock
 

Desde hace un tiempo me dedico profesionalmente a rebuscar en la basura. Igual que hacen en CSI, aunque de una forma menos literal. Ellos rebuscan con guantes de látex en los cubos de los callejones porque investigan a sospechosos. Y son capaces de encontrar las claves de un asesinato a partir del recibo de compra de un revólver o de un dedo lleno de gusanos… De ahí encuentran un rastro y acaban con la confesión de alguien que parecía inocente 10 minutos antes.

Qué importante es saber buscar y analizar


Nosotros nos dedicamos a rebuscar con tecnología en fuentes abiertas que, siguiendo con la broma, serían como todos los cubos de basura de todos los callejones del mundo. Todos esos repositorios de información que son las redes sociales, blogs, foros, webs…y hasta el deep internet, que es la madre de todos los vertederos de información no indexada en buscadores.
En CSI una agente de aspecto inteligente y sensual vacía un cubo de la basura maloliente sobre una mesa de laboratorio y dice: «A veces las respuestas están donde nadie las buscaría, delante de tus narices». Y qué razón tiene. Qué importante es saber buscar y analizar.
Muchos clientes se sorprenden cuando les contamos las posibilidades reales de encontrar información útil en la basura del Big Data, si se sabe buscar bien y con criterio. Muchos piensan y se conforman con tener un par de gráficos sobre lo que se dice de ellos en internet. Que es lo mismo que agrupar la basura en cubos de distintos colores. Pero aparte de reciclar, ¿de qué sirve eso?
Tener a unos tipos como nosotros, que husmeamos en los callejones de todo el mundo, especialistas en encontrar agujas en pajares o leer los signos… les puede ayudar a descubrir quiénes son los buenos y los malos para sus compañías. A tener un agente (un analista) en la puerta de sus empresas para alertar de cualquier imprevisto. A hacer seguimiento de temáticas concretas, precisas y/o técnicas, mapas de influencia, controlar a sospechosos (competidores), escuchar conversaciones clave (legalmente), leer entre líneas, unir cabos y no conformarse con los primeros indicios claros y evidentes… como haría un buen agente. Porque uno puede tener toneladas de basura delante, pero si no sabe lo que busca…
El mundo del análisis y explotación de información a partir del Big Data tiene mucho de actualidad. Ya está bautizado y empieza a ser urgente para muchas empresas. Como antes lo fue el Business Intelligence, el CRM o la gestión del conocimiento en el mundo empresarial.

Uno puede tener toneladas de basura delante, pero si no sabe lo que busca…


Nosotros, por ejemplo, que tenemos vocación de CSI más que de basureros, somos capaces de contarle a una gran empresa de transporte público, una por una, si en sus más de 400 rutas se están produciendo retrasos, quejas o incidencias. Y poner en un mapa todos los incidentes que se producen cada mes. Somos capaces de recomendarle a una empresa que deje de hacer press clipping y se centre en los 3 o 4 influencers, a los que ni conoce, y que son los que realmente están moldeando la opinión sobre su marca en internet…
Podemos saber dónde nació un rumor, quién lo aireó y si debe preocuparse. O hacer un mapping geopolítico sobre cómo se posicionan los distintos medios o personas de interés respecto a un proyecto. O comprobar el background personal y profesional de alguien. O instalar un sistema de alertas tempranas para detectar cualquier cuestión que afecte a su reputación online… Y, en definitiva, tener una foto tan real, nítida y precisa como necesiten. Porque somos como sabuesos; si no, solo seríamos los que agrupamos desperdicios por colores.
Es mucho lo que nos diferencia del CSI. Nosotros no tenemos siempre una luz de atardecer que nos ilumina a contraluz. No hablamos con un gesto interesante, no estamos en Miami o Las Vegas (aún) ni conducimos un Hummer, pero nosotros también le ponemos metodología, rigor, horas y empeño. Y también encontramos respuestas en la basura.

Imagen de portada: YuanDen / Shutterstock
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
IDEO recurre al crowd sourcing para combatir la obesidad infantil en EEUU
La macabra destrucción del Pato Donald
Así es un número desnudo
Virgenes, princesas Disney y porno: Naro Pinosa juega con los límites de la censura en tiempos de Instagram
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *