fbpx
1 de septiembre 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Blind Cap: un gorro para ayudar a los nadadores ciegos

1 de septiembre 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El nadador ciego necesita que su entrenador le avise del momento en que debe girar en la piscina. Un fallo a la hora de ejecutar el movimiento puede resultar fatal. «A la velocidad a la que van, imagínate cómo sería golpearse contra la pared. Siempre es peligroso, pero en mariposa, por ejemplo, que llevas la cara por delante, puede resultar muy grave», explica el entrenador José Luis Vaquero Benito, desde el Club La Santa de Lanzarote, donde está concentrado con el equipo español antes de emprender viaje a Río de Janeiro para competir en los Juegos Paralímpicos.

Las soluciones que se manejan en la actualidad para resolver ese problema no parecen las más propias de una competición de alto nivel. «Normalmente tocamos al nadador con un palo que lleva en su extremo un corcho o una esponja. Nosotros concretamente utilizamos una caña de pescar», explica Vaquero Benito, quien señala, además, que los nadadores van tan concentrados en la competición que no basta con un ligero toque para alertarlos. «En ocasiones hay que darles un buen golpe en el brazo o la cabeza para que sepan que tienen que girar».

Resulta llamativo que en pleno siglo XXI se sigan utilizando técnicas tan rudimentarias. Por esa razón, Samsung España ha decidido desarrollar Blind Cap, el primer gorro de natación dotado de un sistema de vibración que avisa al deportista del momento exacto para realizar el viraje, sin necesidad de recurrir a una señal de contacto tan agresiva como la actual.

Ahora, desde un móvil Gear S2 o un Galaxy S7, el entrenador puede enviar señales al nadador mediante tecnología bluetooth y el deportista las recibe en un dispositivo vibrador situado en la parte anterior de su cabeza. Además, Blind cap guarda los datos de los entrenamientos para registrar la evolución del nadador y optimizar sus jornadas de trabajo.

Por el momento, Blind cap está en fase de desarrollo y en este proceso es esencial la opinión de los nadadores, la de sus entrenadores y la de las autoridades olímpicas que, en último término, son las que deben homologar el dispositivo para que pueda ser utilizado en competiciones oficiales.

«No todos los dispositivos están homologados. Por ejemplo, en los entrenamientos acostumbro a utilizar unos plásticos cortados que se lastran al fondo de la piscina. Cuando el nadador roza con ellos, sabe que le toca girar», explica Vaquero Benito. «Es igual de tosco que el palo o la caña, pero mientras que estos métodos sí están aceptados, yo nunca me he preocupado por pedir que se homologue el creado por mí».

Además de ese invento, el autor de Nuevas tecnologías aplicadas a los deportes para ciegos y deficientes visuales intentó poner en marcha en los años 90 un sistema que avisase a los nadadores mediante sonidos. «La idea era que llevasen un aparato en el oído que, al pasar por una determinada zona de la piscina, les avisase de que tenían que hacer el giro. El problema fue que, en esa época, la tecnología no estaba tan desarrollada como ahora».

Desde los 90 hasta la actualidad, se han incorporado varios avances tecnológicos al mundo del deporte de elite. «Está el Ojo de Halcón, por ejemplo, y nosotros todavía con un palo», se lamenta Vaquero Benito. «Por eso me gusta mucho lo que ha hecho Samsung España. Es una gran iniciativa aunque, como les comenté cuando estuvimos probándolo en Madrid, habrá que pulir algunas cosas para que pueda ser incorporado a la competición según el reglamento actual».

Más allá de su posible uso en la alta competición, Bind Cap es una gran ayuda para todos aquellos deportistas ciegos que deseen practicar la natación, gracias a su sencillez y facilidad de uso, que no precisa de expertos en la materia sino, únicamente, de un móvil Samsung y un acompañante con un smartwatch.

El nadador ciego necesita que su entrenador le avise del momento en que debe girar en la piscina. Un fallo a la hora de ejecutar el movimiento puede resultar fatal. «A la velocidad a la que van, imagínate cómo sería golpearse contra la pared. Siempre es peligroso, pero en mariposa, por ejemplo, que llevas la cara por delante, puede resultar muy grave», explica el entrenador José Luis Vaquero Benito, desde el Club La Santa de Lanzarote, donde está concentrado con el equipo español antes de emprender viaje a Río de Janeiro para competir en los Juegos Paralímpicos.

Las soluciones que se manejan en la actualidad para resolver ese problema no parecen las más propias de una competición de alto nivel. «Normalmente tocamos al nadador con un palo que lleva en su extremo un corcho o una esponja. Nosotros concretamente utilizamos una caña de pescar», explica Vaquero Benito, quien señala, además, que los nadadores van tan concentrados en la competición que no basta con un ligero toque para alertarlos. «En ocasiones hay que darles un buen golpe en el brazo o la cabeza para que sepan que tienen que girar».

Resulta llamativo que en pleno siglo XXI se sigan utilizando técnicas tan rudimentarias. Por esa razón, Samsung España ha decidido desarrollar Blind Cap, el primer gorro de natación dotado de un sistema de vibración que avisa al deportista del momento exacto para realizar el viraje, sin necesidad de recurrir a una señal de contacto tan agresiva como la actual.

Ahora, desde un móvil Gear S2 o un Galaxy S7, el entrenador puede enviar señales al nadador mediante tecnología bluetooth y el deportista las recibe en un dispositivo vibrador situado en la parte anterior de su cabeza. Además, Blind cap guarda los datos de los entrenamientos para registrar la evolución del nadador y optimizar sus jornadas de trabajo.

Por el momento, Blind cap está en fase de desarrollo y en este proceso es esencial la opinión de los nadadores, la de sus entrenadores y la de las autoridades olímpicas que, en último término, son las que deben homologar el dispositivo para que pueda ser utilizado en competiciones oficiales.

«No todos los dispositivos están homologados. Por ejemplo, en los entrenamientos acostumbro a utilizar unos plásticos cortados que se lastran al fondo de la piscina. Cuando el nadador roza con ellos, sabe que le toca girar», explica Vaquero Benito. «Es igual de tosco que el palo o la caña, pero mientras que estos métodos sí están aceptados, yo nunca me he preocupado por pedir que se homologue el creado por mí».

Además de ese invento, el autor de Nuevas tecnologías aplicadas a los deportes para ciegos y deficientes visuales intentó poner en marcha en los años 90 un sistema que avisase a los nadadores mediante sonidos. «La idea era que llevasen un aparato en el oído que, al pasar por una determinada zona de la piscina, les avisase de que tenían que hacer el giro. El problema fue que, en esa época, la tecnología no estaba tan desarrollada como ahora».

Desde los 90 hasta la actualidad, se han incorporado varios avances tecnológicos al mundo del deporte de elite. «Está el Ojo de Halcón, por ejemplo, y nosotros todavía con un palo», se lamenta Vaquero Benito. «Por eso me gusta mucho lo que ha hecho Samsung España. Es una gran iniciativa aunque, como les comenté cuando estuvimos probándolo en Madrid, habrá que pulir algunas cosas para que pueda ser incorporado a la competición según el reglamento actual».

Más allá de su posible uso en la alta competición, Bind Cap es una gran ayuda para todos aquellos deportistas ciegos que deseen practicar la natación, gracias a su sencillez y facilidad de uso, que no precisa de expertos en la materia sino, únicamente, de un móvil Samsung y un acompañante con un smartwatch.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Para los diseñadores UX, tú eres lo más importante
La manta con manos para paliar el dolor por la pérdida de un ser querido
Cajas de fruta convertidas en posavasos convertidos en tarjetas de visita
El antipapa que alejó la ciencia de Dios para acercarla al arte
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 0
  • Genial y como siempre por iniciativa española. Está gente tan imaginativa merecen ganar los millones que se llevan muchos jugadores de fútbol injustificadamente.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *