fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
9 de julio 2013    /   BRANDED CONTENT
 

Blu Room comienza a andar

9 de julio 2013    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En un contexto de financiación menguante, mercado en recesión y cierre del grifo público a los proyectos artísticos, una iniciativa como la del Blu Room supone una gran noticia. Este espacio de mecenazgo artístico ya ha empezado a dar sus primeros pasos en el corazón de Madrid, y parece que van en la dirección correcta.
Escondido entre una madeja de retorcidas callejuelas, un espacio blanco y diáfano hierve con un bullicio mayor al acostumbrado. Normalmente Blu Room solo da cobijo a sus artistas pero hoy ha abierto sus puertas para dar a conocer al público sus dos primeros proyectos. “Este lugar está para ayudaros” arranca Diego Hurtado de Mendoza, director artístico del centro. Se lo dice a los artífices de Herida de Gato y La Llamada, los primeros becados de este espacio de mecenazgo, pero se lo dice también a las decenas de artistas multidisciplinares que se han acercado a conocer y a darse a conocer.
Antes de ser una de las firmas habituales de la Madrid Fashion Week, Juan Duyos intentaba colocar sus vestidos por pequeñas tiendas de Madrid. El almacén era la bañera de su madre y las modelos eran sus amigas.
“Era muy divertido” recuerda desde el Blu Room “pero agotador” apostilla, “me habría gustado encontrar un lugar como este en mis inicios”. Duyos habla para todos pero centra su mirada en dos jóvenes que escuchan atentos desde las primeras filas. Son María Rosenfeldt y Jacobo Salvador. Son pareja, son jóvenes, y juntos forman ‘Herida de Gato’.
13727048171372685838Unknownedited
Ellos también saben lo que es convencer a amigos y conocidos para que se enfunden sus diseños, también han cosido y remachado a destajo en la cocina de su casa. Pero hablan de ello en pasado. Han venido al Blu Room a preparar su colección primavera verano 2014 y la producción de su próximo desfile. Y están eufóricos.

Javi conoce a Javi

“Muchas veces como director estás perdido” confiesa Borja Cobeaga, director de Pagafantas. “Hay directores controladores como Kubrick y otros que graban y editan el propio ensayo, como Clint Eastwood”. Cobeaga no viene a hablar de la situación del cine español, ni de la subida del IVA cultural.
Cobeaga se ha acercado hoy al Blu Rom para contar su experiencia y compartirla con dos jóvenes directores, los Javis. Javier Ambrossi estudió periodismo, pero no le apasionó, se decantó entonces por la actuación pero tampoco pareció convencerle “He tenido experiencias buenas y experiencias malas como actor… pero más malas”, resume con una sonrisa.
5814
Cuando conoció a Javier Calvo ambos estaban un poco perdidos. Calvo acababa de terminar de grabar la serie Física o Química, que le llevó cuatro años agotadores de trabajo. “Tenía la agenda repleta, de repente se acabó la serie y tenía la agenda bastante más libre”, reconoce. Así que juntaron sus ahorros “los míos de camarero y los suyos de Física o Química”, puntualiza Ambrossi, y se embarcaron en un proyecto teatral tras otro.
El último les ha llevado al Blu Room y con ellos ha venido su trupe: Macarena García, Llum Barrera, Andrea Ros y Belén Cuesta. La obra se titula ‘La llamada’ y explota el género musical en un escenario tan complicado como un convento. A pesar de las premisas, el resultado pretende ser muy distinto a Sonrisas y Lágrimas. Para madurarlo tienen seis meses en el interior de Blu Room.
IMG_0419
 

En un contexto de financiación menguante, mercado en recesión y cierre del grifo público a los proyectos artísticos, una iniciativa como la del Blu Room supone una gran noticia. Este espacio de mecenazgo artístico ya ha empezado a dar sus primeros pasos en el corazón de Madrid, y parece que van en la dirección correcta.
Escondido entre una madeja de retorcidas callejuelas, un espacio blanco y diáfano hierve con un bullicio mayor al acostumbrado. Normalmente Blu Room solo da cobijo a sus artistas pero hoy ha abierto sus puertas para dar a conocer al público sus dos primeros proyectos. “Este lugar está para ayudaros” arranca Diego Hurtado de Mendoza, director artístico del centro. Se lo dice a los artífices de Herida de Gato y La Llamada, los primeros becados de este espacio de mecenazgo, pero se lo dice también a las decenas de artistas multidisciplinares que se han acercado a conocer y a darse a conocer.
Antes de ser una de las firmas habituales de la Madrid Fashion Week, Juan Duyos intentaba colocar sus vestidos por pequeñas tiendas de Madrid. El almacén era la bañera de su madre y las modelos eran sus amigas.
“Era muy divertido” recuerda desde el Blu Room “pero agotador” apostilla, “me habría gustado encontrar un lugar como este en mis inicios”. Duyos habla para todos pero centra su mirada en dos jóvenes que escuchan atentos desde las primeras filas. Son María Rosenfeldt y Jacobo Salvador. Son pareja, son jóvenes, y juntos forman ‘Herida de Gato’.
13727048171372685838Unknownedited
Ellos también saben lo que es convencer a amigos y conocidos para que se enfunden sus diseños, también han cosido y remachado a destajo en la cocina de su casa. Pero hablan de ello en pasado. Han venido al Blu Room a preparar su colección primavera verano 2014 y la producción de su próximo desfile. Y están eufóricos.

Javi conoce a Javi

“Muchas veces como director estás perdido” confiesa Borja Cobeaga, director de Pagafantas. “Hay directores controladores como Kubrick y otros que graban y editan el propio ensayo, como Clint Eastwood”. Cobeaga no viene a hablar de la situación del cine español, ni de la subida del IVA cultural.
Cobeaga se ha acercado hoy al Blu Rom para contar su experiencia y compartirla con dos jóvenes directores, los Javis. Javier Ambrossi estudió periodismo, pero no le apasionó, se decantó entonces por la actuación pero tampoco pareció convencerle “He tenido experiencias buenas y experiencias malas como actor… pero más malas”, resume con una sonrisa.
5814
Cuando conoció a Javier Calvo ambos estaban un poco perdidos. Calvo acababa de terminar de grabar la serie Física o Química, que le llevó cuatro años agotadores de trabajo. “Tenía la agenda repleta, de repente se acabó la serie y tenía la agenda bastante más libre”, reconoce. Así que juntaron sus ahorros “los míos de camarero y los suyos de Física o Química”, puntualiza Ambrossi, y se embarcaron en un proyecto teatral tras otro.
El último les ha llevado al Blu Room y con ellos ha venido su trupe: Macarena García, Llum Barrera, Andrea Ros y Belén Cuesta. La obra se titula ‘La llamada’ y explota el género musical en un escenario tan complicado como un convento. A pesar de las premisas, el resultado pretende ser muy distinto a Sonrisas y Lágrimas. Para madurarlo tienen seis meses en el interior de Blu Room.
IMG_0419
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cien Pies: un proyecto para recuperar el hábito de ir al colegio andando
El iPhone 7
Millonarios contra la crisis (primera parte)
La burbuja, para que la entiendan hasta políticos y banqueros
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *