Publicado: 22 de junio 2011 01:50  /   CREATIVIDAD
por
 

Boeing reubica el botón de asistencia en el nuevo 737

Publicado: 22 de junio 2011 01:50  /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.


“¿Pulso éste o éste? ¿Cuál de los dos será? Están tan juntos…. Supongo que el de luz de lectura será este de aquí. Sí, seguro. Voy a encenderla. ¡Ay, no! ¡M….a! He vuelto a dar al botón de asistencia… Otra vez a pedir disculpas a la azafata…”
Las consecuencias de la cercana ubicación de los botones de luz y de asistencia en el interior de los aviones comerciales se pueden resumir en dos: paseos innecesarios por parte de los auxiliares de vuelos y rubor en los pasajeros que lo pulsaron cuando lo único que querían era leer.
No es de extrañar que, tal y como recoge Reuters la nada intuitiva posición de estos botones ocupe un lugar de honor entre los peores diseños de la historia y que, incluso, se haya hecho con un puesto en Baddesigns
Ha tenido que pasar algún tiempo y varias de estas embarazosas situaciones (embarazosas para los pasajeros, porque seguro que los auxiliares de vuelo las califican de otra forma) para que Boeing se plantease cambiar la ubicación del botón del asistencia.
En los nuevos 737, el botón de asistencia se ha colocado lejos del de lectura. Un cambio aparentemente sencillo que, sin embargo, es el resultado de una profunda investigación. Su principal conclusión, según declaró Blake Emery, director de diferenciación de Boeing, es que muchas personas evitaban encender la luz para evitar confundirse con el botón de aviso.
Aunque no es la única mejora en el diseño (entre otras novedades, los nuevos 737 disponen de un acabado más lujoso, iluminación LED y nuevos contenedores de equipajes que ofrecen más espacio para las personas con más altura), la nueva ubicación del botón es una de las mejoras que el propio director general de Boeing, Beverly Wyse, destacó durante la presentación del avión en el Salón Aeronáutico de París.
 
 
 
 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.


“¿Pulso éste o éste? ¿Cuál de los dos será? Están tan juntos…. Supongo que el de luz de lectura será este de aquí. Sí, seguro. Voy a encenderla. ¡Ay, no! ¡M….a! He vuelto a dar al botón de asistencia… Otra vez a pedir disculpas a la azafata…”
Las consecuencias de la cercana ubicación de los botones de luz y de asistencia en el interior de los aviones comerciales se pueden resumir en dos: paseos innecesarios por parte de los auxiliares de vuelos y rubor en los pasajeros que lo pulsaron cuando lo único que querían era leer.
No es de extrañar que, tal y como recoge Reuters la nada intuitiva posición de estos botones ocupe un lugar de honor entre los peores diseños de la historia y que, incluso, se haya hecho con un puesto en Baddesigns
Ha tenido que pasar algún tiempo y varias de estas embarazosas situaciones (embarazosas para los pasajeros, porque seguro que los auxiliares de vuelo las califican de otra forma) para que Boeing se plantease cambiar la ubicación del botón del asistencia.
En los nuevos 737, el botón de asistencia se ha colocado lejos del de lectura. Un cambio aparentemente sencillo que, sin embargo, es el resultado de una profunda investigación. Su principal conclusión, según declaró Blake Emery, director de diferenciación de Boeing, es que muchas personas evitaban encender la luz para evitar confundirse con el botón de aviso.
Aunque no es la única mejora en el diseño (entre otras novedades, los nuevos 737 disponen de un acabado más lujoso, iluminación LED y nuevos contenedores de equipajes que ofrecen más espacio para las personas con más altura), la nueva ubicación del botón es una de las mejoras que el propio director general de Boeing, Beverly Wyse, destacó durante la presentación del avión en el Salón Aeronáutico de París.
 
 
 
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Poolga Collection: 15 fondos de 15 ilustradores
‘Minimás’: frases con puntería de dardo
Cinco motivos para admirar a Houdini aunque no te guste el escapismo
Las mujeres de la Biblia no eran ni tan santas ni tan vírgenes, según Chester Brown
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp