Publicado: 09 de julio 2024 09:46  | Actualizado: 19 de julio 2024 09:08    /   CREATIVIDAD
por
 

#Tips de creatividad por Borja Martínez (Lo Siento Studio): «Los diseñadores serán metadiseñadores»

Publicado: 09 de julio 2024 09:46  | Actualizado: 19 de julio 2024 09:08    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
Lo Siento Studio

Borja Martínez (Barcelona, 1974) se considera un músico frustrado que apostó por el diseño. Tanto como para fundar su propio estudio,  Lo Siento Studio, donde desde 2007, y junto a su equipo llevan combinando la volumetría con la artesanía gráfica. Y soñando con recibir un D&AD (Design & Art Direction), al que considera como el premio más importante de la industria del diseño. 

Y llegó el día, en concreto el pasado 18 de junio, en el que tuvo que hacer hueco en la estantería en la que que él y el su equipo lucen los más de treinta Laus y otros galardones, para colocar el anhelado D&DA.

Tras celebrarlo, Borja sacó tiempo para recopilar las que, a su manera de ver, son algunas claves de su proceso creativo. Lo tenía fresco porque solo unos días antes, el fundador de Lo Siento Studio había impartido una conferencia en el FESesDESIGN en la que mostró  a los presentes «la aproximación material y física» de varios de los proyectos realizados últimamente en su estudio.

Levántate y fracasa

«El fracaso siempre ayuda, si te levantas de nuevo y lo vuelves a intentar. Aprendemos del error. Yo fracasé antes de dedicarme a esto, quería ser músico, lo tenia muy claro, pero no tuve suerte. Ya con 27 años me lo jugué todo al diseño. Me espabilé para descubrir algo que me apasionara y me costó bastante. Bajo presión acabé encontrando la salida que buscaba».

El impulso de la presión

«En mi caso, la presión impulsa mi creatividad. Es parte de mi modus operandi; sin presión no consigo casi nada, ni ser todo lo productivo que quisiera. Eso a veces no es bueno cuando lo trasladas a un equipo no habituado a ello. Acostumbro a apurar bastante, y es ahí cuando suelen pasar cosas que afectan positivamente a los resultados».

¡Que viva la artesanía!

«Siempre trataos de buscar de nuevas herramientas que nos ayuden a trabajar mejor en los procesos artesanos. Investigamos sobre la aparición de nuevos soportes técnicos, ya sean impresoras 3D o artilugios de ebanistería, para poder mejorar lo que ya se hacía muy bien hace 50 años. Lo nuestro es la Artesanía 2.0. Apostamos por la inteligencia artesanal antes que por la inteligencia artificial».

¿Y qué pasa con la IA?

«La IA complementa, como soporte informativo, como asistente. Ayuda a acelerar algunos de los procesos iniciales a la hora de conceptualizar. Es útil como recurso, no como solución única. Nosotros contamos con ella en algunos casos, pero más como herramienta de consulta generativa gráfica, no como un robot que nos dé soluciones extravagantes».

La era de los metadiseñadores

«El diseño y la forma de crear están cambiando mucho y muy rápido. Hay que pararse un momento y pensar, aunque al sistema no le interese que pensemos. Debemos pararnos para pensar: ¿qué quieres aportar como diseñador para no ser una peón más?

Los diseñadores deberán ser metadiseñadores y entender las necesidades que esta nueva realidad les ofrece, donde los robots (algoritmos) comienzan a tomar protagonismo en nuestro proceso de creación. A mi me gustaría que se ralentizaran los procesos y que dieran más espacio al pensamiento personal y creativo del ser, y no tanto a la posibilidad de dejarse condicionar por el efectismo de las nuevas tecnologías, que cada vez tienen más control e influyen demasiado en nuestra forma de conceptualizar y diseñar.

Quizá deberíamos estimular más nuestros sentidos, nuestra pasión y las ganas por seguir haciendo cosas mas genuinas y auténticas, lo que no es fácil. Los animo a que encuentren la pasión por lo que hacen, que disfruten, que lo pasen bien…».

¿Y eso del techno-craft?

«Comenzamos trabajando a mano y a máquina (ordenador). El punto de partida siempre ha sido analógico, pero cada vez más hemos intentado incorporar nuevas herramientas y maquinas que nos permiten perfeccionar, optimizar y construir nuevas soluciones gráficas que a su vez nos ayuden a narrar diferentes formas de diseñar. Tecno-craft es un término inventado por Gabrielle Schiavon, cofundador y director creativo del estudio de diseño Lagranja. Un día, al entrar al estudio y comprobar que estábamos haciendo un alfabeto con masa de pizza mediante una máquina de corte, nos dijo: “¡Vosotros hacéis techno-craft!” Todos sonreímos».

Borja Martínez (Barcelona, 1974) se considera un músico frustrado que apostó por el diseño. Tanto como para fundar su propio estudio,  Lo Siento Studio, donde desde 2007, y junto a su equipo llevan combinando la volumetría con la artesanía gráfica. Y soñando con recibir un D&AD (Design & Art Direction), al que considera como el premio más importante de la industria del diseño. 

Y llegó el día, en concreto el pasado 18 de junio, en el que tuvo que hacer hueco en la estantería en la que que él y el su equipo lucen los más de treinta Laus y otros galardones, para colocar el anhelado D&DA.

Tras celebrarlo, Borja sacó tiempo para recopilar las que, a su manera de ver, son algunas claves de su proceso creativo. Lo tenía fresco porque solo unos días antes, el fundador de Lo Siento Studio había impartido una conferencia en el FESesDESIGN en la que mostró  a los presentes «la aproximación material y física» de varios de los proyectos realizados últimamente en su estudio.

Levántate y fracasa

«El fracaso siempre ayuda, si te levantas de nuevo y lo vuelves a intentar. Aprendemos del error. Yo fracasé antes de dedicarme a esto, quería ser músico, lo tenia muy claro, pero no tuve suerte. Ya con 27 años me lo jugué todo al diseño. Me espabilé para descubrir algo que me apasionara y me costó bastante. Bajo presión acabé encontrando la salida que buscaba».

El impulso de la presión

«En mi caso, la presión impulsa mi creatividad. Es parte de mi modus operandi; sin presión no consigo casi nada, ni ser todo lo productivo que quisiera. Eso a veces no es bueno cuando lo trasladas a un equipo no habituado a ello. Acostumbro a apurar bastante, y es ahí cuando suelen pasar cosas que afectan positivamente a los resultados».

¡Que viva la artesanía!

«Siempre trataos de buscar de nuevas herramientas que nos ayuden a trabajar mejor en los procesos artesanos. Investigamos sobre la aparición de nuevos soportes técnicos, ya sean impresoras 3D o artilugios de ebanistería, para poder mejorar lo que ya se hacía muy bien hace 50 años. Lo nuestro es la Artesanía 2.0. Apostamos por la inteligencia artesanal antes que por la inteligencia artificial».

¿Y qué pasa con la IA?

«La IA complementa, como soporte informativo, como asistente. Ayuda a acelerar algunos de los procesos iniciales a la hora de conceptualizar. Es útil como recurso, no como solución única. Nosotros contamos con ella en algunos casos, pero más como herramienta de consulta generativa gráfica, no como un robot que nos dé soluciones extravagantes».

La era de los metadiseñadores

«El diseño y la forma de crear están cambiando mucho y muy rápido. Hay que pararse un momento y pensar, aunque al sistema no le interese que pensemos. Debemos pararnos para pensar: ¿qué quieres aportar como diseñador para no ser una peón más?

Los diseñadores deberán ser metadiseñadores y entender las necesidades que esta nueva realidad les ofrece, donde los robots (algoritmos) comienzan a tomar protagonismo en nuestro proceso de creación. A mi me gustaría que se ralentizaran los procesos y que dieran más espacio al pensamiento personal y creativo del ser, y no tanto a la posibilidad de dejarse condicionar por el efectismo de las nuevas tecnologías, que cada vez tienen más control e influyen demasiado en nuestra forma de conceptualizar y diseñar.

Quizá deberíamos estimular más nuestros sentidos, nuestra pasión y las ganas por seguir haciendo cosas mas genuinas y auténticas, lo que no es fácil. Los animo a que encuentren la pasión por lo que hacen, que disfruten, que lo pasen bien…».

¿Y eso del techno-craft?

«Comenzamos trabajando a mano y a máquina (ordenador). El punto de partida siempre ha sido analógico, pero cada vez más hemos intentado incorporar nuevas herramientas y maquinas que nos permiten perfeccionar, optimizar y construir nuevas soluciones gráficas que a su vez nos ayuden a narrar diferentes formas de diseñar. Tecno-craft es un término inventado por Gabrielle Schiavon, cofundador y director creativo del estudio de diseño Lagranja. Un día, al entrar al estudio y comprobar que estábamos haciendo un alfabeto con masa de pizza mediante una máquina de corte, nos dijo: “¡Vosotros hacéis techno-craft!” Todos sonreímos».

Compártelo twitter facebook whatsapp
Arte urbano al cubo (y a lo que se tercie)
LO QUE DICEN LOS ARGENTINOS (y nadie más lo diría)
La leyenda de la botella que hizo vacío
El regalito del viernes: Arriesgar para ganar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *