27 de septiembre 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Bram Vanhaeren: Cómo retratar la energía pura

27 de septiembre 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

A pesar de que la mayor parte de los retratos que publica en redes sociales son encargos, Bram Vanhaeren cuenta que jamás aceptaría un trabajo con el que no se identificara. Sus retratos son, pues, parte de su trabajo, pero también un divertimento con el que muestra su admiración y reconocimiento hacia los personajes que retrata. Deportistas, actores, cineastas, personajes de películas… Gente por la que siente admiración y de la que desea hablar con el idioma que mejor domina: el dibujo.

El proceso es sencillo: toma una foto y comienza a dibujar a mano con el ratón de su ordenador. Primero los blancos y negros (hasta cinco tintas en total). Luego, las formas de colores (rosa y azul principalmente, aunque ahora también se decanta por el naranja) con la ayuda del Photoshop. Tan fácil y simple. Sin embargo, cada retrato esconde mucho de experimentación, de búsqueda de nuevas combinaciones, el deseo de explorar nuevos caminos. «Me encanta captar la energía de estas historias y convertirlas en pura energía», indica. «Supongo que es mi forma de ver la vida».

Bram Vanhaeren

Bram Vanhaeren

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

A pesar de que la mayor parte de los retratos que publica en redes sociales son encargos, Bram Vanhaeren cuenta que jamás aceptaría un trabajo con el que no se identificara. Sus retratos son, pues, parte de su trabajo, pero también un divertimento con el que muestra su admiración y reconocimiento hacia los personajes que retrata. Deportistas, actores, cineastas, personajes de películas… Gente por la que siente admiración y de la que desea hablar con el idioma que mejor domina: el dibujo.

El proceso es sencillo: toma una foto y comienza a dibujar a mano con el ratón de su ordenador. Primero los blancos y negros (hasta cinco tintas en total). Luego, las formas de colores (rosa y azul principalmente, aunque ahora también se decanta por el naranja) con la ayuda del Photoshop. Tan fácil y simple. Sin embargo, cada retrato esconde mucho de experimentación, de búsqueda de nuevas combinaciones, el deseo de explorar nuevos caminos. «Me encanta captar la energía de estas historias y convertirlas en pura energía», indica. «Supongo que es mi forma de ver la vida».

Bram Vanhaeren

Bram Vanhaeren

Compártelo twitter facebook whatsapp
De la geometría babilónica al 3D de Muokkaa
En Matadero Madrid hay una máquina del tiempo
Creando videojuegos con lápiz y papel
Muchos odian a Adam Sandler, Coldplay o Calatrava, pero a ellos no les importa
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad