fbpx
4 de julio 2014    /   CINE/TV
por
 

Los abrazos en Breaking Bad

4 de julio 2014    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El último encuentro entre Walter White y Skyler es una lección de dramaturgia: ningún abrazo. La diferencia entre Breaking Bad y las series vulgares de sonrisas y abrazos fáciles.
(Abajo, un puñado de espóilers).

En las malas series, dos personajes discuten agriamente, se dicen cosas espantosas, difíciles de perdonar, y la violencia verbal crece hasta que se arrojan objetos o uno abandona la habitación. Dos o tres escenas después, ambos personajes se piden perdón: «Dije cosas que no debí haber dicho» y se abrazan. Todos contentos… hasta la próxima discusión, el próximo capítulo.
Los abrazos tienen su porqué y no deberían convertirse en un recurso fácil para acabar una escena.
Breaking bad es tacaña con los abrazos. Como a menudo son las personas unas con otras en la vida real. Abrazar no es fácil cuando hay por medio cicatrices emocionales. Por eso, el último encuentro entre Walter y Skyler es una lección de contención.
BB 5x16 - Distancia
El espacio físico que hay entre Walter White y Skyler es una metáfora de la distancia emocional. Ya no pueden volver a quererse como antes; no pueden, de buenas a primeras, desprenderse de sus sentimientos ni de los recuerdos. Y están los hijos. Tres o cuatro metros de separación, es un resumen del estado de las cosas entre ambos.
Skyler podría haber avisado a los policías que vigilan la casa, pero quiere escuchar a Walter, la sombra del hombre que la enamoró. Un favor a un marido moribundo.
Walter solo reclama una despedida digna y con cierto reparo se acerca a su esposa y le entrega un billete de lotería.
BB 5x16 - Cerca y distanciados
Walter explica que los números son coordenadas GPS donde Hank y su compañero están enterrados. «Con eso negociarás con el fiscal», dice Walter. Con esto, parece que Walter busca el perdón de Skyler al exonerarla de los cargos criminales (colaboración, blanqueamiento de capitales…)
Pero, ojo, Walter no muestra intención de sentarse y Skyler, aturdida por el dolor, no le ofrece asiento. A continuación, Walter pretende explicar por qué hizo lo que hizo:

WALTER
Todo lo que he hecho, tienes que entenderlo…

SKYLER
Si tengo que volver a oír una vez más que has hecho esto
por la familia…

Y Walter concluye la frase en otro plano que es descorazonador:
BB 5x16 - La columna
La gruesa viga de madera que separa visualmente a ambos personajes REMARCA EL SENTIDO DE LAS PALABRAS de Walter:

WALTER
Lo he hecho por mí. Me gustaba. Era bueno haciéndolo.
Y me sentía vivo.

Por primera vez, Walter es sincero en este asunto con Skyler, pero así sentencia su relación. (Y lo que dice es cierto porque hizo confidente de ello a Jesse Pickman, su escudero). Si el espectador albergaba el deseo de un acercamiento, Walter lo aborta. Skyler cambia las lágrimas por el desconcierto. ¿Qué ha significado nuestro matrimonio, entonces?, parece que dicen los ojos de ella.
BB 5x16 - Despedida
La siguiente escena funciona como epílogo. Entre Walter y Skyler está todo dicho. No hay más palabras entre ellos. Walter acaricia a su pequeña con Skyler a dos metros de separación. Para un guionista mediocre, la última oportunidad para el abrazo que en Breaking Bad no llega.
Walter solo puede sentir por Skyler un cariño desapasionado y no reclama su abrazo. Skyler está decepcionada y rota, y no tiene fuerzas ni deseos para entregar un poco de amor. Por todo esto, Walter abandona la habitación sin mirar a Skyler a la cara. Si los abrazos fueran habituales no habría repartidores de abrazos gratis. Breaking Bad está hecha a imitación de la vida.

El último encuentro entre Walter White y Skyler es una lección de dramaturgia: ningún abrazo. La diferencia entre Breaking Bad y las series vulgares de sonrisas y abrazos fáciles.
(Abajo, un puñado de espóilers).

En las malas series, dos personajes discuten agriamente, se dicen cosas espantosas, difíciles de perdonar, y la violencia verbal crece hasta que se arrojan objetos o uno abandona la habitación. Dos o tres escenas después, ambos personajes se piden perdón: «Dije cosas que no debí haber dicho» y se abrazan. Todos contentos… hasta la próxima discusión, el próximo capítulo.
Los abrazos tienen su porqué y no deberían convertirse en un recurso fácil para acabar una escena.
Breaking bad es tacaña con los abrazos. Como a menudo son las personas unas con otras en la vida real. Abrazar no es fácil cuando hay por medio cicatrices emocionales. Por eso, el último encuentro entre Walter y Skyler es una lección de contención.
BB 5x16 - Distancia
El espacio físico que hay entre Walter White y Skyler es una metáfora de la distancia emocional. Ya no pueden volver a quererse como antes; no pueden, de buenas a primeras, desprenderse de sus sentimientos ni de los recuerdos. Y están los hijos. Tres o cuatro metros de separación, es un resumen del estado de las cosas entre ambos.
Skyler podría haber avisado a los policías que vigilan la casa, pero quiere escuchar a Walter, la sombra del hombre que la enamoró. Un favor a un marido moribundo.
Walter solo reclama una despedida digna y con cierto reparo se acerca a su esposa y le entrega un billete de lotería.
BB 5x16 - Cerca y distanciados
Walter explica que los números son coordenadas GPS donde Hank y su compañero están enterrados. «Con eso negociarás con el fiscal», dice Walter. Con esto, parece que Walter busca el perdón de Skyler al exonerarla de los cargos criminales (colaboración, blanqueamiento de capitales…)
Pero, ojo, Walter no muestra intención de sentarse y Skyler, aturdida por el dolor, no le ofrece asiento. A continuación, Walter pretende explicar por qué hizo lo que hizo:

WALTER
Todo lo que he hecho, tienes que entenderlo…

SKYLER
Si tengo que volver a oír una vez más que has hecho esto
por la familia…

Y Walter concluye la frase en otro plano que es descorazonador:
BB 5x16 - La columna
La gruesa viga de madera que separa visualmente a ambos personajes REMARCA EL SENTIDO DE LAS PALABRAS de Walter:

WALTER
Lo he hecho por mí. Me gustaba. Era bueno haciéndolo.
Y me sentía vivo.

Por primera vez, Walter es sincero en este asunto con Skyler, pero así sentencia su relación. (Y lo que dice es cierto porque hizo confidente de ello a Jesse Pickman, su escudero). Si el espectador albergaba el deseo de un acercamiento, Walter lo aborta. Skyler cambia las lágrimas por el desconcierto. ¿Qué ha significado nuestro matrimonio, entonces?, parece que dicen los ojos de ella.
BB 5x16 - Despedida
La siguiente escena funciona como epílogo. Entre Walter y Skyler está todo dicho. No hay más palabras entre ellos. Walter acaricia a su pequeña con Skyler a dos metros de separación. Para un guionista mediocre, la última oportunidad para el abrazo que en Breaking Bad no llega.
Walter solo puede sentir por Skyler un cariño desapasionado y no reclama su abrazo. Skyler está decepcionada y rota, y no tiene fuerzas ni deseos para entregar un poco de amor. Por todo esto, Walter abandona la habitación sin mirar a Skyler a la cara. Si los abrazos fueran habituales no habría repartidores de abrazos gratis. Breaking Bad está hecha a imitación de la vida.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Palomitas activistas para indignados mainstream
La cámara subjetiva subjetiva en Breaking Bad
Are you Ready for TV?
¿Qué son los agujeros de guion?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Hola Javier. ¿Como lograr buenos dialogos en un guion o novela? me parece genial si puedes hacer un articulo sobre el tema. Saludos.

  • Hola, me ha encantado este articulo, a pesar de que solo llegue a ver dos temporadas de la serie el ver que una persona ponga en este contexto un «pedasito» de tan buena serie, hace que me provoque verla de nuevo.
    PD: soy de esas personas que no tienen problema alguno con los spoilers. Un saludo

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies