29 de junio 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Barbas esponjosas y efímeras

29 de junio 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
barbas

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Placer haciendo clic aquí.

Mindo Cikanavicius no lleva barba. «Una barba es demasiado complicada, necesitas cuidarla, recortarla para que quede bien. Afeitarse es fácil».

barbas

Cuando era un veinteañero sí la lució. Entonces suponía una novedad y no un incordio matutino.

La devoción por el vello facial ha demostrado ser recurrente. Ahora nos encontramos en un nuevo renacer de esta moda que no sabemos cuándo terminará, pero Cikanavicius está «bastante seguro» de que lo hará en algún momento. «Todo es cíclico, la moda también», recuerda.

Inspirado precisamente por la fugacidad de este fervor colectivo, el fotógrafo ha ideado su colección Bubbleissimo. En ella se ven hombres de distintas edades y razas luciendo barbas hechas con espuma. Más efímeras, imposible. La metáfora subyacente es clara: «Escogí las burbujas porque son temporales, como una tendencia: explotan cuando alcanzan su fin».

barbas

Las fotos tienen un punto inevitable de comicidad y guasa. «Retratos heróicos de hombres con barbas de espuma debería ser algo bastante humorístico». Pero encierran una reflexión más profunda más allá de esa primera impresión: «Este proyecto examina a los hombres modernos, su obsesión por acicalarse el vello facial y cómo este personifica la masculinidad».

Algunos dicen que la barba es «el maquillaje de los hombres» o un aliado para los menos agraciados. Cikanavicius no lo tiene tan claro. «A veces la barba puede hacer que un chico se vea mucho mejor, y a veces que se vea mucho peor. Puede ser de ambas formas».

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo9Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo5

De momento, no es difícil ver bigotes y barbas en las series, las películas y los soportes publicitarios. Las agencias y los fotógrafos reciben encargos de barbas por doquier. «Si la barba está de moda, es lógico que se vean en publicidad cuando los anuncios van dirigidos a un target determinado», considera Cikanavicius.

La parte práctica de la sesión de fotos no fue sencilla, según explica el autor. «Lo más difícil fue darle forma a las barbas y hacer que permanecieran al menos durante un minuto para poder hacer las foto». Por suerte, contó con la ayuda de una estilista especial de FX que le ayudó a dar forma a las barbas. «Tuve que disparar super rápido», recuerda.

En la colección pueden verse barbas pobladas, perillas, largos bigotes, patillas prominentes… Ninguno de los modelos sonríe. Todos lucen su falso vello facial con orgullo y altivez. Algunas de las personas que se interesan por el proyecto o lucen las fotos en su casa tienen barbas; otras no. «El objetivo era hacer un proyecto de entretenimiento para todos».

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo12

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo6

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo10

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo7

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo2

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo11

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo4

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Placer haciendo clic aquí.

Mindo Cikanavicius no lleva barba. «Una barba es demasiado complicada, necesitas cuidarla, recortarla para que quede bien. Afeitarse es fácil».

barbas

Cuando era un veinteañero sí la lució. Entonces suponía una novedad y no un incordio matutino.

La devoción por el vello facial ha demostrado ser recurrente. Ahora nos encontramos en un nuevo renacer de esta moda que no sabemos cuándo terminará, pero Cikanavicius está «bastante seguro» de que lo hará en algún momento. «Todo es cíclico, la moda también», recuerda.

Inspirado precisamente por la fugacidad de este fervor colectivo, el fotógrafo ha ideado su colección Bubbleissimo. En ella se ven hombres de distintas edades y razas luciendo barbas hechas con espuma. Más efímeras, imposible. La metáfora subyacente es clara: «Escogí las burbujas porque son temporales, como una tendencia: explotan cuando alcanzan su fin».

barbas

Las fotos tienen un punto inevitable de comicidad y guasa. «Retratos heróicos de hombres con barbas de espuma debería ser algo bastante humorístico». Pero encierran una reflexión más profunda más allá de esa primera impresión: «Este proyecto examina a los hombres modernos, su obsesión por acicalarse el vello facial y cómo este personifica la masculinidad».

Algunos dicen que la barba es «el maquillaje de los hombres» o un aliado para los menos agraciados. Cikanavicius no lo tiene tan claro. «A veces la barba puede hacer que un chico se vea mucho mejor, y a veces que se vea mucho peor. Puede ser de ambas formas».

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo9Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo5

De momento, no es difícil ver bigotes y barbas en las series, las películas y los soportes publicitarios. Las agencias y los fotógrafos reciben encargos de barbas por doquier. «Si la barba está de moda, es lógico que se vean en publicidad cuando los anuncios van dirigidos a un target determinado», considera Cikanavicius.

La parte práctica de la sesión de fotos no fue sencilla, según explica el autor. «Lo más difícil fue darle forma a las barbas y hacer que permanecieran al menos durante un minuto para poder hacer las foto». Por suerte, contó con la ayuda de una estilista especial de FX que le ayudó a dar forma a las barbas. «Tuve que disparar super rápido», recuerda.

En la colección pueden verse barbas pobladas, perillas, largos bigotes, patillas prominentes… Ninguno de los modelos sonríe. Todos lucen su falso vello facial con orgullo y altivez. Algunas de las personas que se interesan por el proyecto o lucen las fotos en su casa tienen barbas; otras no. «El objetivo era hacer un proyecto de entretenimiento para todos».

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo12

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo6

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo10

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo7

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo2

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo11

Mindo_Cikanavicius_Bubbleissimo4

Compártelo twitter facebook whatsapp
"El tiempo pone a cada uno en su lugar y si haces SEO, un poco más arriba"
Núria Estremera: la fotógrafa que muestra la belleza del vello de las nalgas y las estrías
Tienes derecho a ser un desastre
Chicas guapas comiendo en directo: un pasatiempo en auge en Corea
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp