1 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Cabras cortacésped de alquiler

1 de febrero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

En San Francisco, existe una alternativa natural al cortacésped y los herbicidas: las cabras.

En concreto, las 50 que forman el rebaño de City Grazing. Los responsables de este negocio de capri-jardinería ofrecen su servicio de alquiler de cabras como una solución amigable y sostenible para el control de malezas en terrenos públicos y privados. “Nuestras cabras están dispuestas a comer sus malas hierbas para prevenir incendios de forma natural”.

Las cabras vuelven a la ciudad. Algo lógico, según NextNature, en un contexto como el actual en el que los gases con efecto invernadero o la erosión del suelo se ha convertido en algo más que una amenaza.

En City Grazing aseguran que sus ‘trabajadoras’ no ofrecen más que ventajas: son capaces de acabar con hierbas difíciles de arrancar a mano; gracias a su equilibrio y habilidad acceden a lugares a los que no llega un cortacésped, como una ladera empinada o un barranco; no necesitan ningún herbicida, la única herramienta de la que se valen es su insaciable apetito; verlas comer resulta entretenido y didáctico para los niños; con ellas no hace falta preocuparse por el transporte de los residuos y, además, se encargan de abonar el terreno.

Cuando no están de servicio, las cabras de City Grazing retozan en un descampado cercano a la vía del tren y a una planta de reciclaje de cemento, según sus criadores. Para el cuidado de sus cabras, cuentan con la colaboración de un grupo de voluntarios que tienen que cumplir una serie de requisitos como tener más de 18 años e invertir, al menos, 10 horas al mes al cuidado de estos animales.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

En San Francisco, existe una alternativa natural al cortacésped y los herbicidas: las cabras.

En concreto, las 50 que forman el rebaño de City Grazing. Los responsables de este negocio de capri-jardinería ofrecen su servicio de alquiler de cabras como una solución amigable y sostenible para el control de malezas en terrenos públicos y privados. “Nuestras cabras están dispuestas a comer sus malas hierbas para prevenir incendios de forma natural”.

Las cabras vuelven a la ciudad. Algo lógico, según NextNature, en un contexto como el actual en el que los gases con efecto invernadero o la erosión del suelo se ha convertido en algo más que una amenaza.

En City Grazing aseguran que sus ‘trabajadoras’ no ofrecen más que ventajas: son capaces de acabar con hierbas difíciles de arrancar a mano; gracias a su equilibrio y habilidad acceden a lugares a los que no llega un cortacésped, como una ladera empinada o un barranco; no necesitan ningún herbicida, la única herramienta de la que se valen es su insaciable apetito; verlas comer resulta entretenido y didáctico para los niños; con ellas no hace falta preocuparse por el transporte de los residuos y, además, se encargan de abonar el terreno.

Cuando no están de servicio, las cabras de City Grazing retozan en un descampado cercano a la vía del tren y a una planta de reciclaje de cemento, según sus criadores. Para el cuidado de sus cabras, cuentan con la colaboración de un grupo de voluntarios que tienen que cumplir una serie de requisitos como tener más de 18 años e invertir, al menos, 10 horas al mes al cuidado de estos animales.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista del Futuro haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘Menú compartido’: la belleza de la vejez como reclamo artístico
Así funciona la mente de una persona creativa
Eso que podrías encontrar en un motel de carretera
Giulia Hartz: ansiedad milénica sobre fondo pastel
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 8
  • Esto se suele hacer bastante en el campo con los rebaños de ovejas, que dejan los campos limpios para el cultivo de una temporada a otra, desde hace muchísimos años.

  • Comentarios cerrados.

    f