fbpx
7 de marzo 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

¡Cabreaos!: viñetas sobre los que "se ríen por encima de nuestras posibilidades"

7 de marzo 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

cabreaos
El humor es el mejor escudo contra la impotencia, el hartazgo, la rabia y toda la legión. Es una válvula de escape y otra forma de mirar lo que ocurre alrededor. Malagón pasa a los mercados, los bancos, la sanidad, los indignados, la clase política y los recortes por un filtro que los convierte en viñetas llenas de acidez, crítica, originalidad y reflexión.
Pero, además, el humorista gráfico se ha propuesto algo más. Encender en sus lectores ese cabreo que levanta del sofá y dice: ‘Ya está bien’. El enfado que, según su nuevo libro ¡Cabreaos!, “puede ser el motor del cambio”. El que llama a abandonar “nuestro acomodado enfado frente a la televisión” para pasar “al siguiente estado de ánimo, un creciente y cada vez más generalizado cabreo ante la realidad que, debido a algunos, tenemos muchos”.
Esa palanca con la que José Rubio Malagón quiere movilizar a la población es su obra ¡Cabreaos! El título sigue la estela del famoso ¡Indignaos!, el libro del recientemente fallecido Stéphane Hesse que animaba a los jóvenes a adoptar una actitud comprometida y luchar contra una situación de decadencia que pretenden perpetuar bajo un manto oscuro llamado ‘crisis’.
Malagón explica en la introducción de ¡Cabreaos! Se ríen por encima de nuestras posibilidades que “tanto los mercados como la clase dirigente han hecho oídos sordos a estas peticiones de cambio”. “Es más, sus acciones, dos años después, han sido más devastadoras y han ido claramente en contra de los ciudadanos y a favor de sus propios intereses”, continúa.
Y todo esto le ha llevado a él, y a muchos, a estar “cabreado”
☠ “Por los recortes, que reducen nuestra calidad de vida hasta convertir en un privilegio el poder trabajar por un mísero salario”
☠ “Ante el fin de la sanidad pública universal y de calidad”
☠ “Porque cada vez hay más miseria entre la población y más miserables que se quieren aprovechar de ello”
☠ “Ante los mercados, inmersos en un festín donde nosotros, las personas, dentro de un sistema capitalista que constantemente nos maltrata, somos el plato principal”
☠ “Ante la casta política, cada vez más corroída por la corrupción. Una casta que lucha más por no perder sus prebendas que por mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos”
Forges puso el termómetro a ¡Cabreaos! y sentenció en el prólogo del libro que el ingenio de Malagón “no quema, pero sí calienta, y mucho, en los helados páramos del neoliberalismo”.
c2
c3
c1
c4
c5

l1
l2
l3
l4

cabreaos
El humor es el mejor escudo contra la impotencia, el hartazgo, la rabia y toda la legión. Es una válvula de escape y otra forma de mirar lo que ocurre alrededor. Malagón pasa a los mercados, los bancos, la sanidad, los indignados, la clase política y los recortes por un filtro que los convierte en viñetas llenas de acidez, crítica, originalidad y reflexión.
Pero, además, el humorista gráfico se ha propuesto algo más. Encender en sus lectores ese cabreo que levanta del sofá y dice: ‘Ya está bien’. El enfado que, según su nuevo libro ¡Cabreaos!, “puede ser el motor del cambio”. El que llama a abandonar “nuestro acomodado enfado frente a la televisión” para pasar “al siguiente estado de ánimo, un creciente y cada vez más generalizado cabreo ante la realidad que, debido a algunos, tenemos muchos”.
Esa palanca con la que José Rubio Malagón quiere movilizar a la población es su obra ¡Cabreaos! El título sigue la estela del famoso ¡Indignaos!, el libro del recientemente fallecido Stéphane Hesse que animaba a los jóvenes a adoptar una actitud comprometida y luchar contra una situación de decadencia que pretenden perpetuar bajo un manto oscuro llamado ‘crisis’.
Malagón explica en la introducción de ¡Cabreaos! Se ríen por encima de nuestras posibilidades que “tanto los mercados como la clase dirigente han hecho oídos sordos a estas peticiones de cambio”. “Es más, sus acciones, dos años después, han sido más devastadoras y han ido claramente en contra de los ciudadanos y a favor de sus propios intereses”, continúa.
Y todo esto le ha llevado a él, y a muchos, a estar “cabreado”
☠ “Por los recortes, que reducen nuestra calidad de vida hasta convertir en un privilegio el poder trabajar por un mísero salario”
☠ “Ante el fin de la sanidad pública universal y de calidad”
☠ “Porque cada vez hay más miseria entre la población y más miserables que se quieren aprovechar de ello”
☠ “Ante los mercados, inmersos en un festín donde nosotros, las personas, dentro de un sistema capitalista que constantemente nos maltrata, somos el plato principal”
☠ “Ante la casta política, cada vez más corroída por la corrupción. Una casta que lucha más por no perder sus prebendas que por mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos”
Forges puso el termómetro a ¡Cabreaos! y sentenció en el prólogo del libro que el ingenio de Malagón “no quema, pero sí calienta, y mucho, en los helados páramos del neoliberalismo”.
c2
c3
c1
c4
c5

l1
l2
l3
l4

Compártelo twitter facebook whatsapp
La nueva misión de Batman en un mundo corrupto
El Yorokobu de abril es así
La historia del pulpo que dio nombre a una bebida
Lo más visto de la semana en 6 posts
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *