fbpx
6 de febrero 2013    /   BUSINESS
por
 

¿Por qué es bueno cabrearse?

6 de febrero 2013    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Hulk
Rara vez las cosas son bondad infinita o rematada maldad. Esta ley también se aplica a emociones y sentimientos. El enfado no siempre conduce a la barbarie. Depende de la utilidad que se le dé. Y, a veces, puede resultar un preciado aliado. “Ni el optimismo es tan positivo, ni el enfado tan negativo”, dice Alfonso Alcántara en su artículo 6 beneficios psicológicos de cabrearse en la vida profesional y personal.
El especialista en empresa 2.0, productividad y desarrollo profesional asegura que “la inteligencia emocional es cabrearse con estilo”. En su artículo, explica que “la mayoría de nosotros tratamos nuestro cabreo como si fuese irracional e impresentable. Pero como cualquier emoción, el cabreo también tiene su misión y puede ser utilizado con efectos positivos”.
El texto está basado en un análisis titulado The Upside of Anger: Psychological Benefits of Getting Mad y trata sobre “los beneficios psicológicos de enfadarse”. Son estos seis:
1. “El cabreo es una fuerza motivadora”. Ocurre cuando se transforma el enfado en una energía positiva. El enfado puede ser una palanca para intentar conseguir objetivos. “El cabreo constructivo puede hacer que te sientas fuerte y con un poder que te impulse a conseguir lo que quieres”.
2. “La gente cabreada es más optimista”. El miedo y la falta de ira se asocian más a perfiles pesimistas. Las personas enfadadas y valientes suelen ser más optimistas.
3. “El cabreo puede beneficiar las relaciones”. El enfado es una muestra de que algo no te gusta. Si muestras tu malestar a las personas que lo provocan, pueden modificar su conducta y evitar el choque en el futuro.
4. “El cabreo te da perspectiva de ti mismo”. Este sentimiento puede ayudar a una persona a conocerse mejor.
5. “El cabreo reduce la violencia”. El enfado es un paso previo a la violencia y, muy a menudo, es el momento de resolver problemas. Es la señal de alarma que indica que algo ha de ser resuelto.
6. “El cabreo como estrategia de negociación”. De acuerdo con el artículo, el enfado puede ser “un método legítimo de conseguir lo que quieres”. “En un estudio relativo a negociación, los participantes hicieron más y mayores concesiones (…) a una persona cabreada que a una que estaba feliz. (Van Kleef et al., 2002).
Alfonso Alcántara será uno de los ponentes de Salón MiEmpresa. Aunque en esta ocasión no hablará de la ira. Lo hará sobre la idea de que “una empresa 2.0 no busca clientes, hace que la encuentren”. “No se trata de buscar profesionales en las redes cuando se requieren, sino de conocerlos antes de que sea necesario reclutarlos y de que estos, a su vez, también conozcan a la empresa y se sientan atraídos por incorporarse a ella (employer branding)”, explica el autor. “No estar en la Web Social puede salir muy caro, estar es muy barato”.
El evento, que se celebra por cuarto año consecutivo en Madrid, se dirige a las pymes y a las personas que quieren crear una empresa. El encuentro tiene como finalidad ayudar a crear y consolidar pymes, y, según los organizadores, el programa está diseñado para convertirse en punto de encuentro entre instituciones, asociaciones y redes de apoyo especializadas en respaldar a emprendedores y pymes.
Durante los días 12 y 13 de febrero se reunirán en el Palacio de los Deportes más de 220 ponentes para hablar (en debates, ponencias o talleres) de distintos aspectos relacionados con las empresas: creación, desarrollo, financiación, internacionalización…

Hulk
Rara vez las cosas son bondad infinita o rematada maldad. Esta ley también se aplica a emociones y sentimientos. El enfado no siempre conduce a la barbarie. Depende de la utilidad que se le dé. Y, a veces, puede resultar un preciado aliado. “Ni el optimismo es tan positivo, ni el enfado tan negativo”, dice Alfonso Alcántara en su artículo 6 beneficios psicológicos de cabrearse en la vida profesional y personal.
El especialista en empresa 2.0, productividad y desarrollo profesional asegura que “la inteligencia emocional es cabrearse con estilo”. En su artículo, explica que “la mayoría de nosotros tratamos nuestro cabreo como si fuese irracional e impresentable. Pero como cualquier emoción, el cabreo también tiene su misión y puede ser utilizado con efectos positivos”.
El texto está basado en un análisis titulado The Upside of Anger: Psychological Benefits of Getting Mad y trata sobre “los beneficios psicológicos de enfadarse”. Son estos seis:
1. “El cabreo es una fuerza motivadora”. Ocurre cuando se transforma el enfado en una energía positiva. El enfado puede ser una palanca para intentar conseguir objetivos. “El cabreo constructivo puede hacer que te sientas fuerte y con un poder que te impulse a conseguir lo que quieres”.
2. “La gente cabreada es más optimista”. El miedo y la falta de ira se asocian más a perfiles pesimistas. Las personas enfadadas y valientes suelen ser más optimistas.
3. “El cabreo puede beneficiar las relaciones”. El enfado es una muestra de que algo no te gusta. Si muestras tu malestar a las personas que lo provocan, pueden modificar su conducta y evitar el choque en el futuro.
4. “El cabreo te da perspectiva de ti mismo”. Este sentimiento puede ayudar a una persona a conocerse mejor.
5. “El cabreo reduce la violencia”. El enfado es un paso previo a la violencia y, muy a menudo, es el momento de resolver problemas. Es la señal de alarma que indica que algo ha de ser resuelto.
6. “El cabreo como estrategia de negociación”. De acuerdo con el artículo, el enfado puede ser “un método legítimo de conseguir lo que quieres”. “En un estudio relativo a negociación, los participantes hicieron más y mayores concesiones (…) a una persona cabreada que a una que estaba feliz. (Van Kleef et al., 2002).
Alfonso Alcántara será uno de los ponentes de Salón MiEmpresa. Aunque en esta ocasión no hablará de la ira. Lo hará sobre la idea de que “una empresa 2.0 no busca clientes, hace que la encuentren”. “No se trata de buscar profesionales en las redes cuando se requieren, sino de conocerlos antes de que sea necesario reclutarlos y de que estos, a su vez, también conozcan a la empresa y se sientan atraídos por incorporarse a ella (employer branding)”, explica el autor. “No estar en la Web Social puede salir muy caro, estar es muy barato”.
El evento, que se celebra por cuarto año consecutivo en Madrid, se dirige a las pymes y a las personas que quieren crear una empresa. El encuentro tiene como finalidad ayudar a crear y consolidar pymes, y, según los organizadores, el programa está diseñado para convertirse en punto de encuentro entre instituciones, asociaciones y redes de apoyo especializadas en respaldar a emprendedores y pymes.
Durante los días 12 y 13 de febrero se reunirán en el Palacio de los Deportes más de 220 ponentes para hablar (en debates, ponencias o talleres) de distintos aspectos relacionados con las empresas: creación, desarrollo, financiación, internacionalización…

Compártelo twitter facebook whatsapp
Impresión 3D desde la mente
Innosfera: un nuevo evento colaborativo mensual para hablar sobre innovación
Arquitectura de vanguardia para vender muebles
Pasos de cebra para distraídos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 3
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *