fbpx
26 de enero 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

«Retrografías» para conmemorar el 80 aniversario de la Guerra Civil

26 de enero 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

En 2016 se cumplen 80 años del inicio de la Guerra Civil. Un acontecimiento que, a pesar del tiempo transcurrido, aún tiene gran trascendencia en la vida política y social española, y continúa suscitando interés en los países de nuestro entorno.

«La Guerra Civil sigue estando muy presente, cada vez más. Por lo visto es la guerra que más consultas tiene ahora en internet. Sobrepasa ya a la Revolución francesa y a la Revolución bolchevique. No en vano ha sido la guerra más internacional de la historia, ¡con participantes de 53 nacionalidades, nada menos!», explica Santi Ochoa, activista multidisciplonar, que acaba de editar un calendario para recordar este acontecimiento.

A Santi Ochoa siempre le ha gustado hacer calendarios. Desde hace más de 20 años realiza para su familia y amigos de la localidad salmantina de Villavieja de Yeltes unas piezas que, como dice, «terminaron siendo una mezcla de arte y antropología».

En ellos recopilaba decenas de instrumentos musicales tradicionales, aperos de labranza o cacharros domésticos. En una ocasión hizo un mapa de metro charro, con pueblos de la zona y en otra, con ayuda de Macu Vicente, uno sobre bordados de la localidad. Esta vez, sin embargo, todos esos objetos han sido sustituidos por imágenes o retroimágenes, como él las llama, de la Guerra Civil en la ciudad de Madrid. Una labor para la cual también ha realizado, si no una investigación antropológica, sí un estudio de campo.

«Las imágenes originales de la Guerra Civil las he sacado, lógicamente, de internet. Luego las imprimo y me planto in situ con el papel en la mano para colocarme exactamente igual que en la foto original», relata. «En la perfección del encaje es donde le veo yo la gracia a estos montajes».

El resultado del trabajo de Ochoa recuerda en ciertos aspectos al de Sebastian Maharg, una comparación con la que él no está muy de acuerdo.

«Empecé a probar con alguna imagen hace cuatro años, cuando comprobé que en España y apenas en EEUUropa no existía nada parecido con el tema bélico. De España solo vi un par de fotos así en Guernica. Las había hecho un vecino. Los montajes de Google Maps se difundieron cuando yo ya tenía bastantes hechos».

El calendario de Santiago no ha salido en los telediarios y no parece que vaya a parecer. Tampoco hay signos de que las autoridades lo usen para conmemorar el ochenta aniversario del conflicto.

«De las autoridades confío una mierda en esta cuestión», dice. «He estado publicando estos días el calendario en Facebook en Europa y EEUU, y solo he visto uno de voluntarios de las Brigadas Internacionales que rememora este 80 aniversario. Aquí, en España, por ahora, ni pío. Aunque, claro, habrá que esperar al mes de julio para comprobarlo».

A pesar de esa moratoria que Ochoa concede hasta julio, no se muestra muy optimista. Cree que la solución no pasa por las instituciones o los partidos políticos sino por los ciudadanos.

«De los partidos políticos, incluido Podemos, no espero nada de nada. Tiempo han tenido de sobra para demostrarlo y ya hemos visto el resultado. No hay olvidar que la causa de tanta desmemoria está en la criminal política de los comunistas y su ‘reconciliación nacional’ carrillista de la Transición. Por eso me subleva verlos ahora, subidos al carro de la Memoria Histórica y del republicanismo.

»Por parte de la Falange (que por cierto en España hay más de 30 partidos con ese nombre inscritos en el Registro de Asociaciones Políticas del Ministerio del Interior), por su bien, no creo que tengan ni motivos ni ganas de recordarlo. Afortunadamente, quien llena ahora la Puerta del Sol es la ciudadanía autoconvocada a sí misma y no las burocracias de los partidos».

Para Ochoa, la única solución a tanta inacción por parte de los poderes públicos pasa por ir conquistando metas poco a poco, como se ha venido haciendo hasta ahora. «Hay que conseguirlo con las exhumaciones de los fusilados en las cunetas, con el reconocimiento de los maestro fusilados, con la búsqueda de los bebés robados… Cosas así, hechas desde abajo y con la simpatía del resto del mundo, que van en aumento mientras el prestigio de los gobiernos españoles se hunde poco a poco».

«Estos montajes de la guerra tienen mucha fuerza todavía en la gente y estaría muy bien que los barrios más castigados por los bombas de los fascistas sublevados, como fueron Moncloa, Malasaña, Centro, Lavapiés, etc., se hicieran calendarios o postales de sus calles en esos años», continúa. «Yo estaría encantado en hacérselos desinteresadamente si los quisieran editar o difundir luego dignamente».

El calendario para imprimir se puede descargar en este link.

En 2016 se cumplen 80 años del inicio de la Guerra Civil. Un acontecimiento que, a pesar del tiempo transcurrido, aún tiene gran trascendencia en la vida política y social española, y continúa suscitando interés en los países de nuestro entorno.

«La Guerra Civil sigue estando muy presente, cada vez más. Por lo visto es la guerra que más consultas tiene ahora en internet. Sobrepasa ya a la Revolución francesa y a la Revolución bolchevique. No en vano ha sido la guerra más internacional de la historia, ¡con participantes de 53 nacionalidades, nada menos!», explica Santi Ochoa, activista multidisciplonar, que acaba de editar un calendario para recordar este acontecimiento.

A Santi Ochoa siempre le ha gustado hacer calendarios. Desde hace más de 20 años realiza para su familia y amigos de la localidad salmantina de Villavieja de Yeltes unas piezas que, como dice, «terminaron siendo una mezcla de arte y antropología».

En ellos recopilaba decenas de instrumentos musicales tradicionales, aperos de labranza o cacharros domésticos. En una ocasión hizo un mapa de metro charro, con pueblos de la zona y en otra, con ayuda de Macu Vicente, uno sobre bordados de la localidad. Esta vez, sin embargo, todos esos objetos han sido sustituidos por imágenes o retroimágenes, como él las llama, de la Guerra Civil en la ciudad de Madrid. Una labor para la cual también ha realizado, si no una investigación antropológica, sí un estudio de campo.

«Las imágenes originales de la Guerra Civil las he sacado, lógicamente, de internet. Luego las imprimo y me planto in situ con el papel en la mano para colocarme exactamente igual que en la foto original», relata. «En la perfección del encaje es donde le veo yo la gracia a estos montajes».

El resultado del trabajo de Ochoa recuerda en ciertos aspectos al de Sebastian Maharg, una comparación con la que él no está muy de acuerdo.

«Empecé a probar con alguna imagen hace cuatro años, cuando comprobé que en España y apenas en EEUUropa no existía nada parecido con el tema bélico. De España solo vi un par de fotos así en Guernica. Las había hecho un vecino. Los montajes de Google Maps se difundieron cuando yo ya tenía bastantes hechos».

El calendario de Santiago no ha salido en los telediarios y no parece que vaya a parecer. Tampoco hay signos de que las autoridades lo usen para conmemorar el ochenta aniversario del conflicto.

«De las autoridades confío una mierda en esta cuestión», dice. «He estado publicando estos días el calendario en Facebook en Europa y EEUU, y solo he visto uno de voluntarios de las Brigadas Internacionales que rememora este 80 aniversario. Aquí, en España, por ahora, ni pío. Aunque, claro, habrá que esperar al mes de julio para comprobarlo».

A pesar de esa moratoria que Ochoa concede hasta julio, no se muestra muy optimista. Cree que la solución no pasa por las instituciones o los partidos políticos sino por los ciudadanos.

«De los partidos políticos, incluido Podemos, no espero nada de nada. Tiempo han tenido de sobra para demostrarlo y ya hemos visto el resultado. No hay olvidar que la causa de tanta desmemoria está en la criminal política de los comunistas y su ‘reconciliación nacional’ carrillista de la Transición. Por eso me subleva verlos ahora, subidos al carro de la Memoria Histórica y del republicanismo.

»Por parte de la Falange (que por cierto en España hay más de 30 partidos con ese nombre inscritos en el Registro de Asociaciones Políticas del Ministerio del Interior), por su bien, no creo que tengan ni motivos ni ganas de recordarlo. Afortunadamente, quien llena ahora la Puerta del Sol es la ciudadanía autoconvocada a sí misma y no las burocracias de los partidos».

Para Ochoa, la única solución a tanta inacción por parte de los poderes públicos pasa por ir conquistando metas poco a poco, como se ha venido haciendo hasta ahora. «Hay que conseguirlo con las exhumaciones de los fusilados en las cunetas, con el reconocimiento de los maestro fusilados, con la búsqueda de los bebés robados… Cosas así, hechas desde abajo y con la simpatía del resto del mundo, que van en aumento mientras el prestigio de los gobiernos españoles se hunde poco a poco».

«Estos montajes de la guerra tienen mucha fuerza todavía en la gente y estaría muy bien que los barrios más castigados por los bombas de los fascistas sublevados, como fueron Moncloa, Malasaña, Centro, Lavapiés, etc., se hicieran calendarios o postales de sus calles en esos años», continúa. «Yo estaría encantado en hacérselos desinteresadamente si los quisieran editar o difundir luego dignamente».

El calendario para imprimir se puede descargar en este link.

Compártelo twitter facebook whatsapp
‘La persona incorrecta’: una historia de Sara Herranz sobre el amor actual
Los aplausos que resuenan en Sogecable
Bere Casillas: el sastre 2.0
Algo más que garabatos de aburrimiento
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *