BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
Publicado: 09 de agosto 2016 09:00  /   BRANDED CONTENT
 

Un camión-ducha para facilitar el aseo a personas sin hogar

Publicado: 09 de agosto 2016 09:00  /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.

«¿Si podemos poner una cocina en un camión, por qué no una ducha?». Esa es la pregunta que se hizo Jake Austin, fundador de Shower to the people. Era diciembre de 2014. Toda esa gente que vendía por las calles productos de higiene como jabón y champú en realidad no disponía de un lugar adecuado para utilizarlos: una ducha. Porque no tenían un hogar. La moda de los food-trucks fue lo que llevó a Austin a pensar en camiones para solucionar esta paradoja.

interior 2

En poco más de un mes, Jake Austin ya tenía un camión y había reunido 5.000 dólares, gracias a las donaciones de quienes apostaron por su idea de ofrecer una ducha a aquellos que se iba encontrando mientras circulaba por las calles de San Luis (Misuri, Medio Este de los Estados Unidos).

Hoy, el camión de Shower to the people recorre las calles de la ciudad semanalmente ofreciendo una ducha a quienes lo necesiten y no tengan casa. Además, los miembros y voluntarios de la organización ofrecen otros servicios similares relacionados con la higiene, como el préstamo de productos necesarios para ducharse o cuidar los dientes.

El camión no para en puntos al azar. Según explican desde su página web, «programa visitas para llegar a aquellos lugares en los que se reúnen las personas sin techo de San Luis, como refugios, bancos de alimentos o distribuidores de ropa».

El camión, que dispone de dos duchas, se conecta a las tomas de agua pública más cercanas. En Shower to the People nada es improvisado: el tiempo también está controlado y limitado a 8 minutos. «En el tiempo que estamos en cada lugar, alcanzamos las 14 o 16 duchas a la hora; en un día de 8 horas, proporcionamos hasta 50 duchas», afirman.

La organización ha logrado el permiso del ayuntamiento de la ciudad para conectar sus propias cañerías a las bocas de incendios. «San Luis tiene lo que se conoce como sistema de alcantarillado combinado, que procesa tanto aguas pluviales como aguas grises en un único sistema, lo que permite la eliminación de aguas grises a través de las alcantarillas», aclaran.

jake-austin-interior 1

El camión sólo es, como ellos mismos afirman, el buque insignia de Shower to the People. Con su iniciativa Raise the Bar, que funciona como un proyecto complementario al camión-ducha, están empleando a personas que no han tenido casa hasta ahora para que elaboren jabones artesanales.

Con los beneficios consiguen sacar adelante ambos proyectos, al mismo tiempo que ayudan a sus vecinos a salir de la mendicidad. «Los jabones que no vendemos -explican- los ponemos en el camión-ducha a disposición de nuestros vecinos y amigos de las calles».


Este artículo te lo trae Ron Ritual. Si quieres conocer más historias con impacto positivo haz clic aquí.

 

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Sueños haciendo clic aquí.

«¿Si podemos poner una cocina en un camión, por qué no una ducha?». Esa es la pregunta que se hizo Jake Austin, fundador de Shower to the people. Era diciembre de 2014. Toda esa gente que vendía por las calles productos de higiene como jabón y champú en realidad no disponía de un lugar adecuado para utilizarlos: una ducha. Porque no tenían un hogar. La moda de los food-trucks fue lo que llevó a Austin a pensar en camiones para solucionar esta paradoja.

interior 2

En poco más de un mes, Jake Austin ya tenía un camión y había reunido 5.000 dólares, gracias a las donaciones de quienes apostaron por su idea de ofrecer una ducha a aquellos que se iba encontrando mientras circulaba por las calles de San Luis (Misuri, Medio Este de los Estados Unidos).

Hoy, el camión de Shower to the people recorre las calles de la ciudad semanalmente ofreciendo una ducha a quienes lo necesiten y no tengan casa. Además, los miembros y voluntarios de la organización ofrecen otros servicios similares relacionados con la higiene, como el préstamo de productos necesarios para ducharse o cuidar los dientes.

El camión no para en puntos al azar. Según explican desde su página web, «programa visitas para llegar a aquellos lugares en los que se reúnen las personas sin techo de San Luis, como refugios, bancos de alimentos o distribuidores de ropa».

El camión, que dispone de dos duchas, se conecta a las tomas de agua pública más cercanas. En Shower to the People nada es improvisado: el tiempo también está controlado y limitado a 8 minutos. «En el tiempo que estamos en cada lugar, alcanzamos las 14 o 16 duchas a la hora; en un día de 8 horas, proporcionamos hasta 50 duchas», afirman.

La organización ha logrado el permiso del ayuntamiento de la ciudad para conectar sus propias cañerías a las bocas de incendios. «San Luis tiene lo que se conoce como sistema de alcantarillado combinado, que procesa tanto aguas pluviales como aguas grises en un único sistema, lo que permite la eliminación de aguas grises a través de las alcantarillas», aclaran.

jake-austin-interior 1

El camión sólo es, como ellos mismos afirman, el buque insignia de Shower to the People. Con su iniciativa Raise the Bar, que funciona como un proyecto complementario al camión-ducha, están empleando a personas que no han tenido casa hasta ahora para que elaboren jabones artesanales.

Con los beneficios consiguen sacar adelante ambos proyectos, al mismo tiempo que ayudan a sus vecinos a salir de la mendicidad. «Los jabones que no vendemos -explican- los ponemos en el camión-ducha a disposición de nuestros vecinos y amigos de las calles».


Este artículo te lo trae Ron Ritual. Si quieres conocer más historias con impacto positivo haz clic aquí.

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
La abuela de Silicon Valley
Tienes un montón de objetos de diseño en tu casa y no lo sabes
Los collages de Ana Himes
Los haikus visuales de Richard McGuire para The New Yorker
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp