BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
Publicado: 26 de julio 2016 12:02  /   BRANDED CONTENT
 

Captar los sonidos de la naturaleza antes de que se apaguen para siempre

Publicado: 26 de julio 2016 12:02  /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp

Cuando el siglo XXI llegue a su fin, también lo hará la mitad de las especies del mundo. Sin ir tan lejos en el tiempo: de los 30 millones de especies animales y vegetales que pueblan la Tierra, mil se encuentran en peligro de extinción y 17.000 se hallan al borde del precipicio. Eso supone que, sólo en los próximos cuatro años, el 33% podría haber desaparecido. Esta es la alarmante estimación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin ir tan lejos en el tiempo: unas tres especies se extinguen cada hora. Viviendas, carreteras, caza y tráfico ilegal son los principales motivos. O lo que es lo mismo: el ser humano.

David Monacchi se define, ante todo, como ser humano y luego como artista. Una silenciosa tarde de diciembre de 1999, cuando trabajaba como compositor electroacústico, se preguntó cómo su trabajo podría «comunicar y alentar» la conciencia por la extinción de las especies. Mientras se hacía esta pregunta, pensó que los trópicos serían los puntos ideales en los que podría recoger los sonidos más antiguos del mundo y en mayor variedad. Hasta allí viajaría con todo su equipo.

interior 1

Aquel proyecto, que comenzaría dos años después, pronto tuvo nombre: Fragments of extinction. «No tardé en saber que ese sería el trabajo de mi vida», dice. Se volcó tanto en esta labor que reconoce que fue muy difícil aceptar que había ido perdiendo el interés por crear música como solía hacer antes de viajar al Amazonas.

interior 2

«El planeta en el que nací cambiará radicalmente a lo largo de mi vida y el declive de la biosfera entera es ahora mismo inexorable. El hombre es responsable de los cambios masivos que están ocurriendo y que afectarán a la mayoría de criaturas en todos los biomedios de la Tierra. Este ‘ecocidio’ está dañando progresivamente el magnificencia de los sonidos corales de la naturaleza, ‘eco-sinfonías’ que ni siquiera hemos escuchado y mucho menos grabado», escribió en su capítulo incluido en ‘Environmental Sound Artists’, de Oxford University Press.

Desde su web, cualquiera puede relajarse escuchando los sonidos de la naturaleza que recogió en el Amazonas, África y Borneo. Pero Fragments of extinction es un proyecto interdisciplinar que, además, va más allá de la web. En su labor por aunar tecnología y naturaleza, Monacchi asegura que «las instalaciones y el Teatro Eco-acústico[que patentó en 2013] son los principales resultados de Fragments of extinction».

mapa interior 3

Teatro eco-acustico

Según la Evaluación del Ecosistema del Milenio, la extinción actual se sitúa entre 100 y 1.000 veces por encima de cómo sería de manera natural. Por suerte, una cantidad menos cuantificable de personas lucha a diario por preservar la naturaleza a su manera. Bernie Krause es una de las figuras más llamativas en este sentido, puesto que ha dedicado su vida a recoger el sonido de la naturaleza para tenerlo guardado el día que sea imposible escucharlo in situ. David Monacchi se ha dedicado a lo mismo desde hace quince años, aunque augura que será un trabajo de por vida.

Ambos descubren a diario que el mundo ha empezado a guardar silencio. Por eso, han unido sus fuerzas y, según cuenta Monacchi a Yorokobu, actualmente están escribiendo a cuatro manos un capítulo para un libro. “Hemos sido amigos desde hace mucho tiempo”, explica.

Algún día, los lugares que frecuenta Monacchi guardarán silencio. Gracias a su trabajo, quedará su sonido y podremos contar a nuestros nietos, sin ningún orgullo, lo que hicimos al mundo cuando todavía tenía cosas que decir. Justo antes de que tuviera lugar lo que Monacchi describe como “la mayor catástrofe silenciosa de nuestro tiempo” y “el mismísimo colapso de la vida” en los que él preferiría ser un simple invitado y espectador.


Este artículo te lo trae Ron Ritual. Si quieres conocer más historias con impacto positivo haz clic aquí.


Cuando el siglo XXI llegue a su fin, también lo hará la mitad de las especies del mundo. Sin ir tan lejos en el tiempo: de los 30 millones de especies animales y vegetales que pueblan la Tierra, mil se encuentran en peligro de extinción y 17.000 se hallan al borde del precipicio. Eso supone que, sólo en los próximos cuatro años, el 33% podría haber desaparecido. Esta es la alarmante estimación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin ir tan lejos en el tiempo: unas tres especies se extinguen cada hora. Viviendas, carreteras, caza y tráfico ilegal son los principales motivos. O lo que es lo mismo: el ser humano.

David Monacchi se define, ante todo, como ser humano y luego como artista. Una silenciosa tarde de diciembre de 1999, cuando trabajaba como compositor electroacústico, se preguntó cómo su trabajo podría «comunicar y alentar» la conciencia por la extinción de las especies. Mientras se hacía esta pregunta, pensó que los trópicos serían los puntos ideales en los que podría recoger los sonidos más antiguos del mundo y en mayor variedad. Hasta allí viajaría con todo su equipo.

interior 1

Aquel proyecto, que comenzaría dos años después, pronto tuvo nombre: Fragments of extinction. «No tardé en saber que ese sería el trabajo de mi vida», dice. Se volcó tanto en esta labor que reconoce que fue muy difícil aceptar que había ido perdiendo el interés por crear música como solía hacer antes de viajar al Amazonas.

interior 2

«El planeta en el que nací cambiará radicalmente a lo largo de mi vida y el declive de la biosfera entera es ahora mismo inexorable. El hombre es responsable de los cambios masivos que están ocurriendo y que afectarán a la mayoría de criaturas en todos los biomedios de la Tierra. Este ‘ecocidio’ está dañando progresivamente el magnificencia de los sonidos corales de la naturaleza, ‘eco-sinfonías’ que ni siquiera hemos escuchado y mucho menos grabado», escribió en su capítulo incluido en ‘Environmental Sound Artists’, de Oxford University Press.

Desde su web, cualquiera puede relajarse escuchando los sonidos de la naturaleza que recogió en el Amazonas, África y Borneo. Pero Fragments of extinction es un proyecto interdisciplinar que, además, va más allá de la web. En su labor por aunar tecnología y naturaleza, Monacchi asegura que «las instalaciones y el Teatro Eco-acústico[que patentó en 2013] son los principales resultados de Fragments of extinction».

mapa interior 3

Teatro eco-acustico

Según la Evaluación del Ecosistema del Milenio, la extinción actual se sitúa entre 100 y 1.000 veces por encima de cómo sería de manera natural. Por suerte, una cantidad menos cuantificable de personas lucha a diario por preservar la naturaleza a su manera. Bernie Krause es una de las figuras más llamativas en este sentido, puesto que ha dedicado su vida a recoger el sonido de la naturaleza para tenerlo guardado el día que sea imposible escucharlo in situ. David Monacchi se ha dedicado a lo mismo desde hace quince años, aunque augura que será un trabajo de por vida.

Ambos descubren a diario que el mundo ha empezado a guardar silencio. Por eso, han unido sus fuerzas y, según cuenta Monacchi a Yorokobu, actualmente están escribiendo a cuatro manos un capítulo para un libro. “Hemos sido amigos desde hace mucho tiempo”, explica.

Algún día, los lugares que frecuenta Monacchi guardarán silencio. Gracias a su trabajo, quedará su sonido y podremos contar a nuestros nietos, sin ningún orgullo, lo que hicimos al mundo cuando todavía tenía cosas que decir. Justo antes de que tuviera lugar lo que Monacchi describe como “la mayor catástrofe silenciosa de nuestro tiempo” y “el mismísimo colapso de la vida” en los que él preferiría ser un simple invitado y espectador.


Este artículo te lo trae Ron Ritual. Si quieres conocer más historias con impacto positivo haz clic aquí.


Compártelo twitter facebook whatsapp
Krusty, el payaso, y la nueva publicidad
¿Dónde deben comenzar las historias?
InfluenZia: una agencia especializada en bloggers y líderes en redes sociales
En el ojo ajeno: El final de la historia no es lo importante
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • buenas tardes, quisiera realizar unas grabaciones de sonidos de la naturaleza pero dado que es mi primera vez no tengo el equipamiento necesario. Quisiera saber si existe alguna aplicación de celular como para hacer una toma decente y sin ruido.
    Por otro lado, existe algun grabador barato como para iniciarme en el tema?

    desde ya muchas gracias y saludos.

  • Comentarios cerrados.