fbpx
30 de mayo 2014    /   DIGITAL
por
 

Carta abierta a los señores de WhatsApp

30 de mayo 2014    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Estimados Jan Koum y compañía:
Después de que la todopoderosa Facebook comprase su startup por una auténtica millonada, entendemos que disponen ustedes de los recursos suficientes para acometer diez cambios imprescindibles que sus 500 millones de usuarios agradecerán enormemente, y que enseguida pasaremos a enumerar.
El suyo es prácticamente el único chat de pago y, sin embargo, es el menos innovador de todos, siempre a rebufo de sus competidores. Circunstancia que hemos disculpado durante años, conscientes de la carga de trabajo a la que su reducido equipo de programadores tenía que hacer frente. Ahora que forman parte de una multinacional cotizada, la ausencia de mejoras relevantes es inexcusable.
Por esta causa, exigimos la inclusión, a la mayor brevedad posible, de una serie de funciones que son ya reivindicación histórica de la comunidad. A saber:

Una versión web

A diferencia de lo que sucede con servicios como Line o Google Hangout, por citar solo un par de ejemplos, no existe un software oficial para usar WhatsApp desde un ordenador (ni Mac ni PC). Es cierto que circulan por ahí algunos trucos, pero resultan engorrosos para el usuario medio, sin grandes conocimientos de informática.
Podrían sustituir Facebook Messenger por WhatsApp o integrar de algún modo las conversaciones del chat verde en la página de la red social, pero eso probablemente no contentaría a nadie. Más bien todo lo contrario. Bastaría con que desarrollasen una add-on para los navegadores más populares (un complemento de Firefox, una extensión de Chrome…) o un programa que funcione, al menos, en Windows, Mac OS X y Linux, los sistemas operativos más utilizados.

Un diseño a la altura

Se han producido escasas variaciones en la interfaz de WhatsApp desde sus comienzos en el año 2009. Recientemente la versión para Android fue adaptada a los principios del diseño Holo, pero poco más. Se echa de menos alguna modificación sustancial acorde con los nuevos tiempos.
No es tan difícil. Solo tendrían que fijarse en los bocetos que cierto diseñador independiente hizo públicos hace unos meses. Konrad Ziemlewski, de la firma Entropii, básicamente lo clavó con su rediseño del chat por excelencia basado en la estética de iOS 7. No solo es mucho más atractivo, sino también más funcional. Señores de WhatsApp y Facebook, hagan el favor de abrir los ojos.
whatsapp_rediseno

Un baúl de los recuerdos

Hoy en día, las cartas de amor son cosa de hipsters y/o románticos empedernidos. Las conversaciones entre enamorados, los intercambios en los que se fragua una bonita relación, ahora se producen a través de WhatsApp. Algunos argumentarán que se ha perdido esa magia tan propia del papel, pero sería fácil llevarles la contraria. Depende de ustedes.
Su servicio necesita dar urgentemente con la forma de preservar los recuerdos bellos y almacenar los mensajes memorables. Si no están inspirados, fíjense en la idea de Memoirs, una web que recopila las conversaciones entre dos usuarios, las imprime, y las convierte en un regalo incomparable para un ser querido. Sencillamente adorable.

Aplicaciones de terceros

Esto es tal vez lo más urgente de todo. Deben ustedes convertir su servicio en una auténtica plataforma, con una interfaz de programación (una API) que la comunidad de desarrolladores pueda utilizar para programar nuevas aplicaciones.
Es algo que Facebook tiene desde hace muchos años – aunque no siempre ha sido una de sus prioridades – y que multiplicaría exponencialmente las posibilidades de WhatsApp. De hecho, si dieran este paso, todas las demás mejoras de esta lista les saldrían gratis. Otros programadores se encargarían de llevarlas a cabo sin coste adicional para su compañía. Un negocio redondo.

Soporte para varios dispositivos

Es una necesidad que conocen de primera mano los que han pasado un tiempo en el extranjero. Cuando su estancia en otro país va a ser prolongada, mucha gente adquiere una tarjeta SIM de alguna operadora local para no llevarse disgustos por culpa del dichoso roaming. Es una práctica de lo más habitual y que WhatsApp dificulta enormemente.
Los que toman esta decisión tienen que cargar con dos móviles, uno para el chat y otro para las llamadas, porque su servicio no permite utilizar el mismo número de teléfono para identificarse en dos dispositivos diferentes. Sucede lo mismo si el usuario tiene un smartphone y una tablet: tendrá que decantarse por usar el chat en uno de los dos, o complicar la vida a sus contactos con dos números distintos. Absurdo, poco práctico e innecesario.

Más emoticonos

Una tienda de stickers a lo Line o una selección de GIF animados que complemente la palabra escrita, siempre tan deficitaria. Señores de WhatsApp, fíjense en el éxito repentino de la española WhatsApp Plus, una aplicación que plagia punto por punto la de ustedes, que obliga a desinstalar la de ustedes, y que está haciéndose un hueco gracias a una variedad de emoticonos y memes de la que ustedes carecen. Hagan el favor de abrir su mente y dejen de ceder terreno por desidia.
whatsapp_plus

Un estado visible (o invisible)

Hay funciones de WhatsApp que pierden casi toda su utilidad por culpa de una interfaz calamitosa. Es el caso de las listas de difusión – ¿alguien las utiliza? – y, sobre todo, del estado. En realidad es una buena idea: una frase ingeniosa que el usuario puede modificar de acuerdo con sus circunstancias personales y que aporta un plus de personalidad a su perfil. Cumple su cometido, pero tiene un problema de base: pasa casi completamente desapercibida.
Hagan que el estado aparezca bajo el nombre de usuario en todas las conversaciones o elimínenlo, pero estas medias tintas no están favoreciendo a nadie.

Videollamadas y otros «homenajes»

Señores de WhatsApp, ya que no enarbolan la bandera de la innovación y prefieren ir a lo seguro, aprovechando los aciertos de sus competidores, al menos copien rápido. Sí, sí, copien, no pasa nada. Hoy en día todo es un remix de cosas que existían antes. El problema es que ustedes son lentos de reflejos. Incorporaron el walkie-talkie de WeChat cuando el resto estaban ya ofreciendo llamadas VoIP, van a introducir llamadas VoIP cuando el resto están incorporando videollamadas… Los usuarios lo quieren todo y lo quieren ya. Si no, acabarán buscando alternativas.

Mensajes efímeros

Estaría bien que en WhatsApp hubiera alguna forma de mantener conversaciones algo más confidenciales. A ser posible, que no se almacenen en los servidores de la compañía (por si a la NSA le diera por echar un ojo), que se transmitan cifradas y que se borren pasado un cierto tiempo, como sucede en Telegram.
Díganle a sus jefes de Facebook que pierden el tiempo tratando de comprar Snapchat o de desarrollar un clon de la app fantasmagórica (ya lo intentaron con Poke y fue un auténtico fiasco). Lo que tienen que hacer es respetar la privacidad de los usuarios de WhatsApp, y eso pasa por ofrecerles un sistema de mensajes al margen de miradas indiscretas.

Un nuevo contrato

Llevan usted dos años sin cambiar los términos y condiciones del servicio. Ahora su empresa es propiedad de Facebook, la gente está preocupada por el uso que van a hacer ustedes de sus datos y, sin embargo, no se han molestado en aclararlo en su política de privacidad. Lo mínimo que se les puede exigir es cierta transparencia. No caigan en la tentación de hacernos firmar de tapadillo un contrato a la medida de sus jefes, como ya han hecho otras empresas propiedad de Facebook.
Estimados Jan Koum y compañía, siéntanse libres de aplicar cualquiera de estas recomendaciones sin retribución alguna. Si necesitan más detalles o alguna aclaración sobre estos puntos, no duden en contactarnos. Nuestro único objetivo es ayudarles a diseñar el WhatsApp del futuro. Un WhatsApp que la gente no utilice porque no hay otro remedio, porque es allí donde están sus amigos. Un WhatsApp del que todos nos sintamos orgullosos.
Gracias por la atención. Reciban un cordial saludo.

Estimados Jan Koum y compañía:
Después de que la todopoderosa Facebook comprase su startup por una auténtica millonada, entendemos que disponen ustedes de los recursos suficientes para acometer diez cambios imprescindibles que sus 500 millones de usuarios agradecerán enormemente, y que enseguida pasaremos a enumerar.
El suyo es prácticamente el único chat de pago y, sin embargo, es el menos innovador de todos, siempre a rebufo de sus competidores. Circunstancia que hemos disculpado durante años, conscientes de la carga de trabajo a la que su reducido equipo de programadores tenía que hacer frente. Ahora que forman parte de una multinacional cotizada, la ausencia de mejoras relevantes es inexcusable.
Por esta causa, exigimos la inclusión, a la mayor brevedad posible, de una serie de funciones que son ya reivindicación histórica de la comunidad. A saber:

Una versión web

A diferencia de lo que sucede con servicios como Line o Google Hangout, por citar solo un par de ejemplos, no existe un software oficial para usar WhatsApp desde un ordenador (ni Mac ni PC). Es cierto que circulan por ahí algunos trucos, pero resultan engorrosos para el usuario medio, sin grandes conocimientos de informática.
Podrían sustituir Facebook Messenger por WhatsApp o integrar de algún modo las conversaciones del chat verde en la página de la red social, pero eso probablemente no contentaría a nadie. Más bien todo lo contrario. Bastaría con que desarrollasen una add-on para los navegadores más populares (un complemento de Firefox, una extensión de Chrome…) o un programa que funcione, al menos, en Windows, Mac OS X y Linux, los sistemas operativos más utilizados.

Un diseño a la altura

Se han producido escasas variaciones en la interfaz de WhatsApp desde sus comienzos en el año 2009. Recientemente la versión para Android fue adaptada a los principios del diseño Holo, pero poco más. Se echa de menos alguna modificación sustancial acorde con los nuevos tiempos.
No es tan difícil. Solo tendrían que fijarse en los bocetos que cierto diseñador independiente hizo públicos hace unos meses. Konrad Ziemlewski, de la firma Entropii, básicamente lo clavó con su rediseño del chat por excelencia basado en la estética de iOS 7. No solo es mucho más atractivo, sino también más funcional. Señores de WhatsApp y Facebook, hagan el favor de abrir los ojos.
whatsapp_rediseno

Un baúl de los recuerdos

Hoy en día, las cartas de amor son cosa de hipsters y/o románticos empedernidos. Las conversaciones entre enamorados, los intercambios en los que se fragua una bonita relación, ahora se producen a través de WhatsApp. Algunos argumentarán que se ha perdido esa magia tan propia del papel, pero sería fácil llevarles la contraria. Depende de ustedes.
Su servicio necesita dar urgentemente con la forma de preservar los recuerdos bellos y almacenar los mensajes memorables. Si no están inspirados, fíjense en la idea de Memoirs, una web que recopila las conversaciones entre dos usuarios, las imprime, y las convierte en un regalo incomparable para un ser querido. Sencillamente adorable.

Aplicaciones de terceros

Esto es tal vez lo más urgente de todo. Deben ustedes convertir su servicio en una auténtica plataforma, con una interfaz de programación (una API) que la comunidad de desarrolladores pueda utilizar para programar nuevas aplicaciones.
Es algo que Facebook tiene desde hace muchos años – aunque no siempre ha sido una de sus prioridades – y que multiplicaría exponencialmente las posibilidades de WhatsApp. De hecho, si dieran este paso, todas las demás mejoras de esta lista les saldrían gratis. Otros programadores se encargarían de llevarlas a cabo sin coste adicional para su compañía. Un negocio redondo.

Soporte para varios dispositivos

Es una necesidad que conocen de primera mano los que han pasado un tiempo en el extranjero. Cuando su estancia en otro país va a ser prolongada, mucha gente adquiere una tarjeta SIM de alguna operadora local para no llevarse disgustos por culpa del dichoso roaming. Es una práctica de lo más habitual y que WhatsApp dificulta enormemente.
Los que toman esta decisión tienen que cargar con dos móviles, uno para el chat y otro para las llamadas, porque su servicio no permite utilizar el mismo número de teléfono para identificarse en dos dispositivos diferentes. Sucede lo mismo si el usuario tiene un smartphone y una tablet: tendrá que decantarse por usar el chat en uno de los dos, o complicar la vida a sus contactos con dos números distintos. Absurdo, poco práctico e innecesario.

Más emoticonos

Una tienda de stickers a lo Line o una selección de GIF animados que complemente la palabra escrita, siempre tan deficitaria. Señores de WhatsApp, fíjense en el éxito repentino de la española WhatsApp Plus, una aplicación que plagia punto por punto la de ustedes, que obliga a desinstalar la de ustedes, y que está haciéndose un hueco gracias a una variedad de emoticonos y memes de la que ustedes carecen. Hagan el favor de abrir su mente y dejen de ceder terreno por desidia.
whatsapp_plus

Un estado visible (o invisible)

Hay funciones de WhatsApp que pierden casi toda su utilidad por culpa de una interfaz calamitosa. Es el caso de las listas de difusión – ¿alguien las utiliza? – y, sobre todo, del estado. En realidad es una buena idea: una frase ingeniosa que el usuario puede modificar de acuerdo con sus circunstancias personales y que aporta un plus de personalidad a su perfil. Cumple su cometido, pero tiene un problema de base: pasa casi completamente desapercibida.
Hagan que el estado aparezca bajo el nombre de usuario en todas las conversaciones o elimínenlo, pero estas medias tintas no están favoreciendo a nadie.

Videollamadas y otros «homenajes»

Señores de WhatsApp, ya que no enarbolan la bandera de la innovación y prefieren ir a lo seguro, aprovechando los aciertos de sus competidores, al menos copien rápido. Sí, sí, copien, no pasa nada. Hoy en día todo es un remix de cosas que existían antes. El problema es que ustedes son lentos de reflejos. Incorporaron el walkie-talkie de WeChat cuando el resto estaban ya ofreciendo llamadas VoIP, van a introducir llamadas VoIP cuando el resto están incorporando videollamadas… Los usuarios lo quieren todo y lo quieren ya. Si no, acabarán buscando alternativas.

Mensajes efímeros

Estaría bien que en WhatsApp hubiera alguna forma de mantener conversaciones algo más confidenciales. A ser posible, que no se almacenen en los servidores de la compañía (por si a la NSA le diera por echar un ojo), que se transmitan cifradas y que se borren pasado un cierto tiempo, como sucede en Telegram.
Díganle a sus jefes de Facebook que pierden el tiempo tratando de comprar Snapchat o de desarrollar un clon de la app fantasmagórica (ya lo intentaron con Poke y fue un auténtico fiasco). Lo que tienen que hacer es respetar la privacidad de los usuarios de WhatsApp, y eso pasa por ofrecerles un sistema de mensajes al margen de miradas indiscretas.

Un nuevo contrato

Llevan usted dos años sin cambiar los términos y condiciones del servicio. Ahora su empresa es propiedad de Facebook, la gente está preocupada por el uso que van a hacer ustedes de sus datos y, sin embargo, no se han molestado en aclararlo en su política de privacidad. Lo mínimo que se les puede exigir es cierta transparencia. No caigan en la tentación de hacernos firmar de tapadillo un contrato a la medida de sus jefes, como ya han hecho otras empresas propiedad de Facebook.
Estimados Jan Koum y compañía, siéntanse libres de aplicar cualquiera de estas recomendaciones sin retribución alguna. Si necesitan más detalles o alguna aclaración sobre estos puntos, no duden en contactarnos. Nuestro único objetivo es ayudarles a diseñar el WhatsApp del futuro. Un WhatsApp que la gente no utilice porque no hay otro remedio, porque es allí donde están sus amigos. Un WhatsApp del que todos nos sintamos orgullosos.
Gracias por la atención. Reciban un cordial saludo.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Uniqlo Wake Up, la app que te despierta con una pieza para piano con cielo parcialmente nublado
«Internet no tiene futuro» y otras predicciones sensacionales
El infravalorado arte de las páginas de inicio
El auténtico Jason Voorhees vs Freddy Krueger
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 28
  • Lo que no es normal es que haya tantísimos programas de mensajería, y que ninguno puedo hablar con el de al lado. WhatsApp, Telegram, Line, Viber, WeChat, Hangouts, Facebook chat, y a saber cuántos más. ¿No sería mejor que todos se pusieran de acuerdo en usar un mismo protocolo y buscar su negocio en torno a él? Sé que este no es un blog de divulgación tecnológica, pero si me permitís la propuesta, investigad sobre XMPP/Jabber, que es libre y estándar.

    • WhatsApp, Hangouts, Facebook Chat y el chat de Tuenti usan XMPP como protocolo, aunque de un modo más o menos creativo (teniendo en cuenta el estándar). De hecho durante mucho tiempo los usuarios de Hangouts (cuando se llamaba Google Talk) podían hablar con otros sin problemas.

    • Puf, siempre he deseado una versión de whatsapp para escritorio o para web online, también incluiría la posibilidad de llamadas como Line e incluso pequeños minijuegos. Whatsapp tiene mucho potencial para hacer con nosotros lo que ‘quiera’ o al menos intentarlo. Y no tardará mucho en hacerlo.

  • Siempre apoyando a XMPP.
    Para los usuarios de este blog, les recomiendo este tema:
    elotrolado(punto)net/hilo_1000-redes-de-comunicacion-incompatibles-juntos-podemos-cambiarlo_1887004
    comunicatelibremente(puntno)wordpress(punto)com/jabberxmpp/
    No es necesario ser experto en computadores para entender esto.

  • Solo pediría algo básico, que funcione, es decir, muchas veces los mensajes tardan bastante en entrar cuando no lo hacen al día siguiente por lo que eso de mensajería instantánea queda un poco en entredicho y para ser de pago deja bastante que desear en el funcionamiento con respeto a las gratuitas.

  • Quizás en lugar de criticar a whatsapp en una «carta abierta» (que siempre queda bien), deberías leer y entender un poco más lo que esta gente ha conseguido. Por tu artículo parece que cuatro monos con macbook pueden hacer un chat (único de pago, muy buena esa!) para 500.000.000 de personas. Pues te voy a decir algo, no conocerás a nadie que se haya enfrentado a ese desafío, porque solo ellos lo han conseguido.
    Si quieres un chat completamente diferente, mas complejo, con mas emoticonos, con versión web, te recomiendo que uses el chat de facebook. Yo desde luego busco un servicio sencillo, intuitivo y sin sobrecargas visuales.
    Saludos,

  • Es obvio que el autor con esas ideas nunca hubiera conseguido crear algo como whatsup, como la mayoría de los mortales.
    Por ejemplo pensar en una api que permita a terceros freirnos a mensajes no creo que sea la mejor de las ideas.
    Una de las principales causas por la cual la aplicación ha llegado a tantas personas es por su diseño de interfaz sencillo e intuitivo. Se han gastado mucha pasta en eso como para hablar a la ligera.

  • No tienes ni idea de lo que hablas sobre el diseño, la api y la inclusión de nuevas funcionalidades 🙂
    El diseño que has propuesto es terrible, tanto en UX como en funcionalidad, de lo peor que he visto, al estudio ese le debería dar vergüenza presentar eso, se han pasado por el forro al menos 7 principios fundamentales del diseño.
    Hacer una API requiere un equipo de varios cientos de personas en el caso de Whatsapp, y mantenerla con el tiempo es un terror que solo se compensa si el tema sale muy bien. Podría ser una buena idea, pero le costaría a Whatsapp varios años e incrementar su plantilla de una manera bastante tocha.
    En cuanto a lo de las funcionalidades… cada cosa que propones son meses de desarrollo «sacar un videochat» que funcione bien en todas las plataformas y con el trafico de Whatsapp podría costar eso, varias decenas de millones solo en infrastructura.
    ¡Las cosas no son tan sencillas!

  • No entiendo esa manía de pedirle a Whatsapp todo lo que ya tienen otros. Como si estuvieramos obligados a utilizarla. Esto ya empieza a parecerse al rollo del bipartidismo. Señores, dejense de masoquismo, que hay otras opciones! Yo uso exclusivamente Line desde hace un año, y el que quiera hablar conmigo ya sabe donde estoy. Mi aplicación es gratuita, facil de usar, no se cae nunca y tiene todas las funcionalidades que necesito y muchas otras que van incorporando. El problema es que ustedes se niegan a abirse a otras cosas y siguen empeñándose en volver una y otra vez a lo mismo. Dejad de pedir innovaciones a quien no tiene el mas mínimo interés por escucharos, e innovar vosotros mismos en vuestras comunicaciones. Este síndrome de la gata Flora con el warrap es algo que se me escapa….

  • Yo echo de menos que se puedan buscar los grupos al igual que puedes buscar las conversaciones individuales. La única forma de encontrar un grupo es hacer «scroll» hasta dar con él.
    Además, no estaría mal que se distinguieran visualmente las conversaciones individuales de los grupos (por ejemplo, con diferente color).

  • No me gusta el tono en el que está escrita la carta. He dejado de leerla después de las primeras frases.
    Usted no es NADIE para EXIGIR nada. Si la aplicación no le gusta, no la utilice. Si la aplicación no cumplía con lo que prometía, pida un reembolso.
    Si se cree capacitado para hacer una aplicación mejor que whatsapp, corra, corra a hacerse multimillonario, y abandone las legiones de quejicas interneteros.

  • David G. Ortiz , creo que no sabes enfocar el articulo, deja de pedir, si realmente quieres que WhatsApp cambie solo existe una solución, dejar de usarla, pedir que la gente se cambie de cliente, si no se usa la aplicación la empresa buscara la causa y entonces si que ejecutara e implementara nuevas funcionalidades

    • La app del momento con mas posibilidades de mejora que se me ocurra, esa es whatsapp, y no quiero desmerecer a esta aplicación que tanto me facilita la vida tanto en el trabajo como fuera de él. Pero si que me falta algo, y no solo hablo de iconos bonitos o personalizables, tambien hablo de que pudiera compatibilzar con otras plataformas y poder usar whatsapp en mi tablet o mi ordenador de sobremesa.

  • Whatsap no esta pensado para expertos. Está pensado para la gente que no tiene ni idea, que somos la inmenssssísima mayoría. Por eso nos encanta, con lo justo vivimos bien. Sr. Ortiz.

  • Sí, cambiemos el diseño hoy y mañana también. Facebook tiene a los mejores diseñadores trabajando en los cambios como Nicholas Felton en la timeline, bastante mejor que el que hizo ese «mockup». Para mi whatsapp va bien, no necesito una app que haga de todo, si me gustaría que Siri pudiera hacer de «secretaria» y que contestara por mi o me dijera donde se berberán las cervezas finalmente los del grupo de los 300+ mensajes.

  • Hay quien diría que más que servirnos, nosotros servimos a estas tecnologías, cada vez más presentes en nuestra vida. Creo que son muy buenas para comunicarnos cuando hace falta con quien hace falta, pero no para estar atontados todo el día leyendo unas letras.
    Saludos

  • El WhatsApp en el dia de hoy esta en sus inicios pues para el futuro las aplicaciones de comunicaciones van a ser totalmente diferentes en cuanto a su rapidez comodidad de recepccion y respuesta apunta a ser tan personales que van hacer parte de las personas en su dia cotidiana en su vivienda y al monento de necesitar un servicio.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *