14 de diciembre 2009    /   CREATIVIDAD
por
 

Carteles de cine ecologistas

14 de diciembre 2009    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

6a00d8341c51c053ef012876468b7b970c-750wi

Los usos y costumbres del cine mundial han dictado con frecuencia que al hombre siempre le acechan terribles peligros y frustrantes vicisitudes. Desde los orígenes del séptimo arte, abejas asesinas, orcas asesinas, tomates asesinos o musarañas asesinas (¿a quién puñetas se le ocurriría esto?) han encaminado su existencia únicamente al exterminio de la raza humana. Y no les culpo. El caso, y aquí viene la parte triste, es que se trata meramente de ficción y que la realidad es otra totalmente contraria.

Con ese concepto ha jugado la agencia alemana Serviceplan para diseñar una campaña de sensibilización para UNEP (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) con el objetivo de concienciar a la gente del grave daño que se está infligiendo al planeta.

Los directores creativos Alex Schill y Christoph Everke han dado la vuelta a algunos de los más míticos carteles de cine para transmitir el mensaje de que el ser humano es el depredador inmisericorde. El director de arte Alexander Nagel se ha ocupado de adaptar los posters de películas como King Kong o Tiburón para reflejar una realidad que es bastante más aterradora que las películas en las que se inspiran dichas imágenes. Por desgracia, ningún asqueroso bicho jode al hombre, man.

6a00d8341c51c053ef012876468b19970c-750wi

6a00d8341c51c053ef012876468be9970c-750wi

6a00d8341c51c053ef012876468b7b970c-750wi

Los usos y costumbres del cine mundial han dictado con frecuencia que al hombre siempre le acechan terribles peligros y frustrantes vicisitudes. Desde los orígenes del séptimo arte, abejas asesinas, orcas asesinas, tomates asesinos o musarañas asesinas (¿a quién puñetas se le ocurriría esto?) han encaminado su existencia únicamente al exterminio de la raza humana. Y no les culpo. El caso, y aquí viene la parte triste, es que se trata meramente de ficción y que la realidad es otra totalmente contraria.

Con ese concepto ha jugado la agencia alemana Serviceplan para diseñar una campaña de sensibilización para UNEP (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) con el objetivo de concienciar a la gente del grave daño que se está infligiendo al planeta.

Los directores creativos Alex Schill y Christoph Everke han dado la vuelta a algunos de los más míticos carteles de cine para transmitir el mensaje de que el ser humano es el depredador inmisericorde. El director de arte Alexander Nagel se ha ocupado de adaptar los posters de películas como King Kong o Tiburón para reflejar una realidad que es bastante más aterradora que las películas en las que se inspiran dichas imágenes. Por desgracia, ningún asqueroso bicho jode al hombre, man.

6a00d8341c51c053ef012876468b19970c-750wi

6a00d8341c51c053ef012876468be9970c-750wi

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF de la Gran Oportunidad por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Del jardín al lienzo: artistas que diseñaron, cuidaron y pintaron sus paraísos
La mejor carta de renuncia de la historia (No es una carta)
En el Ojo Ajeno: “¿Qué prefieres, una de 40 o dos de 20?”
El mercado de barrio que se convirtió en dibujos
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Hola, si necesitais entradas os puedo recomendar a tengoentradas.com, es una web fiable de compra-venta de entradas española en la que los usuarios compran y venden entradas para cualquier espectáculo, ya sea fútbol, toros, conciertos o cualquier evento.
    Además hace poco han incorporado la búsqueda de entradas en Twitter que va muy bien.
    En definitiva, tengoentradas es fiable, os la recomiendo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies