BRANDED CONTENT
Arte.tv

BRANDED CONTENT
Arte.tv
Publicado: 14 de agosto 2023 09:17  /   BRANDED CONTENT
 

La inevitable emancipación de Luise de Kummerfeldt

Publicado: 14 de agosto 2023 09:17  /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
Casa Kummerfelt

En la Alemania de finales del siglo XIX, Luise de Kummerfeldt, hija del barón de Kummerfeldt, vive sumida en una completa reclusión en la mansión familiar. Las estrictas reglas que la vida aristocrática impone sobre Luise chocan constantemente con sus sueños de convertirse en escritora.

Tras la muerte repentina de su padre, su hermano, Veit de Kummerfled, hereda el título de barón y la condición de cabeza de familia. Veit, recién llegado de la academia militar, intentará doblegar a Luise para que se amolde a su visión del mundo. Pero la joven tiene otros planes, y entre ellos se incluye la inevitable emancipación de Luise de Kummerfeldt

Casa Kummerfelt

«Todos los seres de este mundo evolucionan en formas superiores. Solo yo, y mi especie no lo hacemos. Soy la chica, la mujer joven. Sonríe, quédate quieta, estate calladita. Estate calladita, especialmente. Pero yo quiero gritar».

Con estas palabras, Luise de Kummerfeldt, la protagonista de Casa Kummerfelt, describe el atolladero en el que se encontraban las mujeres en la Europa previa a la Primera Guerra Mundial. En la ficción, disponible al completo en ARTE.tv, Luise —como la figura histórica en la que está libremente basada, la poetisa alemana Annette von Droste-Hülshoff— se planta ante un mundo que le niega su propia individualidad. El entorno de Kummerfeldt, rancio, misógino y anclado en el pasado, impone el yugo de un patriarcado asfixiante basado en un precepto milenario: el lugar de la mujer está dos pasos por detrás del hombre.

Como escritora y poetisa en la Alemania del siglo XIX, Annette von Droste-Hülshoff también se enfrentó a unos estereotipos de género que pretendieron encorsetar su existencia. Nacida de manera prematura, su infancia estuvo marcada por las limitaciones de un cuerpo débil y de unos problemas de vista que desembocarían en una miopía galopante.

Las ambiciones literarias de Annette surgieron pronto, al calor de un hogar paterno frecuentado por los círculos intelectuales de la época en los que se encontraban los célebres hermanos Grimm. Su padre, demostrando una incurable falta de olfato, a pesar de ser un hombre de amplia cultura, nunca se interesó por las composiciones de su hija. 

Casa Kummerfelt
Annette von Droste-Hülshoff

De forma similar a la de Luise, los parientes de Annette von Droste-Hülshoff también creían que la etiqueta aristocrática les otorgaba el derecho a gobernar la vida personal de la escritora. Así, tras la muerte de su padre, y siendo Annette von Droste-Hülshoff una mujer soltera, su familia decidió empaquetarla junto a su madre con destino a Rüschaus, donde pasaría la mayor parte de su vida adulta.

La inspiración real de Luise de Kummerfeldt, como el personaje, también se plantó ante las limitaciones sociales y culturales que le imponían y llegó a destacar en un campo dominado por hombres, cosechando un reconocimiento importante que ha llegado hasta la Alemania actual.

En la serie, de forma análoga a muchos de los textos de Von Droste-Hülshoff, Luise se enfrenta a las cosas de una manera que entra en conflicto directo con los roles que le quieren imponer. Porque su entorno, ensimismado con la tradición, es incapaz de imaginar ningún futuro para la joven aristócrata más allá del matrimonio.

Casa Kummerfelt

Dirigida por el alemán Mark Lorei, Casa Kummerfeldt está producida por Goldstoff Filme, un estudio de la región occidental del Münster especializado en ficción histórica, que Lorei encabeza junto a la productora Lotte Ruf. La producción, profundamente anclada en la región originaria de Droste-Hülshoff, el Münster, apuesta por incluir localizaciones como el castillo Hülshoff, propiedad real de la familia de Droste-Hülshoff, el castillo medieval de Vischering o la imponente Mansión Welbergen.

La serie se acerca a un tema— la emancipación femenina, un objeto de estudio indiscutiblemente moderno— en un período histórico anterior. Por eso, los códigos de la serie, desde el rock alemán de la banda sonora, a la estética punk del imaginario visual de Casa Kummerfeldt, modernizan una historia que, enfocada de otro modo, podría haber resultado repetitiva. Especialmente, en el momento dulce que viven las ficciones históricas en las plataformas de streaming

La inevitable emancipación de Luise de Kummerfeldt se cuenta a lo largo de los seis episodios de Casa Kummerfeldt, disponibles, de forma gratuita, en ARTE.tv, la plataforma en la que podrás encontrar las mejores producciones audiovisuales europeas.

En la Alemania de finales del siglo XIX, Luise de Kummerfeldt, hija del barón de Kummerfeldt, vive sumida en una completa reclusión en la mansión familiar. Las estrictas reglas que la vida aristocrática impone sobre Luise chocan constantemente con sus sueños de convertirse en escritora.

Tras la muerte repentina de su padre, su hermano, Veit de Kummerfled, hereda el título de barón y la condición de cabeza de familia. Veit, recién llegado de la academia militar, intentará doblegar a Luise para que se amolde a su visión del mundo. Pero la joven tiene otros planes, y entre ellos se incluye la inevitable emancipación de Luise de Kummerfeldt

Casa Kummerfelt

«Todos los seres de este mundo evolucionan en formas superiores. Solo yo, y mi especie no lo hacemos. Soy la chica, la mujer joven. Sonríe, quédate quieta, estate calladita. Estate calladita, especialmente. Pero yo quiero gritar».

Con estas palabras, Luise de Kummerfeldt, la protagonista de Casa Kummerfelt, describe el atolladero en el que se encontraban las mujeres en la Europa previa a la Primera Guerra Mundial. En la ficción, disponible al completo en ARTE.tv, Luise —como la figura histórica en la que está libremente basada, la poetisa alemana Annette von Droste-Hülshoff— se planta ante un mundo que le niega su propia individualidad. El entorno de Kummerfeldt, rancio, misógino y anclado en el pasado, impone el yugo de un patriarcado asfixiante basado en un precepto milenario: el lugar de la mujer está dos pasos por detrás del hombre.

Como escritora y poetisa en la Alemania del siglo XIX, Annette von Droste-Hülshoff también se enfrentó a unos estereotipos de género que pretendieron encorsetar su existencia. Nacida de manera prematura, su infancia estuvo marcada por las limitaciones de un cuerpo débil y de unos problemas de vista que desembocarían en una miopía galopante.

Las ambiciones literarias de Annette surgieron pronto, al calor de un hogar paterno frecuentado por los círculos intelectuales de la época en los que se encontraban los célebres hermanos Grimm. Su padre, demostrando una incurable falta de olfato, a pesar de ser un hombre de amplia cultura, nunca se interesó por las composiciones de su hija. 

Casa Kummerfelt
Annette von Droste-Hülshoff

De forma similar a la de Luise, los parientes de Annette von Droste-Hülshoff también creían que la etiqueta aristocrática les otorgaba el derecho a gobernar la vida personal de la escritora. Así, tras la muerte de su padre, y siendo Annette von Droste-Hülshoff una mujer soltera, su familia decidió empaquetarla junto a su madre con destino a Rüschaus, donde pasaría la mayor parte de su vida adulta.

La inspiración real de Luise de Kummerfeldt, como el personaje, también se plantó ante las limitaciones sociales y culturales que le imponían y llegó a destacar en un campo dominado por hombres, cosechando un reconocimiento importante que ha llegado hasta la Alemania actual.

En la serie, de forma análoga a muchos de los textos de Von Droste-Hülshoff, Luise se enfrenta a las cosas de una manera que entra en conflicto directo con los roles que le quieren imponer. Porque su entorno, ensimismado con la tradición, es incapaz de imaginar ningún futuro para la joven aristócrata más allá del matrimonio.

Casa Kummerfelt

Dirigida por el alemán Mark Lorei, Casa Kummerfeldt está producida por Goldstoff Filme, un estudio de la región occidental del Münster especializado en ficción histórica, que Lorei encabeza junto a la productora Lotte Ruf. La producción, profundamente anclada en la región originaria de Droste-Hülshoff, el Münster, apuesta por incluir localizaciones como el castillo Hülshoff, propiedad real de la familia de Droste-Hülshoff, el castillo medieval de Vischering o la imponente Mansión Welbergen.

La serie se acerca a un tema— la emancipación femenina, un objeto de estudio indiscutiblemente moderno— en un período histórico anterior. Por eso, los códigos de la serie, desde el rock alemán de la banda sonora, a la estética punk del imaginario visual de Casa Kummerfeldt, modernizan una historia que, enfocada de otro modo, podría haber resultado repetitiva. Especialmente, en el momento dulce que viven las ficciones históricas en las plataformas de streaming

La inevitable emancipación de Luise de Kummerfeldt se cuenta a lo largo de los seis episodios de Casa Kummerfeldt, disponibles, de forma gratuita, en ARTE.tv, la plataforma en la que podrás encontrar las mejores producciones audiovisuales europeas.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La educación religiosa no ‘genera’ niños más altruistas
Malditos animales monos
La desmitificación del nativo digital
ConKerr Cancer: almohadas de colores para hacer felices a los niños en el hospital
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp