6 de septiembre 2022    /   WDCVALENCIA2022
por
 

El casco de bici plegable que quiere propulsar el cambio hacia la movilidad sostenible

6 de septiembre 2022    /   WDCVALENCIA2022     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El mes de julio más caluroso de la historia del sur de Europa nos recordó un hecho incontestable: el cambio climático ya está aquí. Todo lo que hagamos a partir de ahora debería tener en cuenta esta realidad. Las exigencias de la transición verde se extienden por todos los ámbitos de la vida (especialmente en las ciudades) y requieren de no dejar una sola de nuestras actividades sin transformar. Mucho más aquellas que precisan energía, responsables en gran medida de la acumulación de gases de efecto invernadero.

Y como en cualquier sistema complejo, en muchas ocasiones la mejor forma de plantear un cambio significativo podría ser a través de modificar sus partes. Este es el planteamiento detrás del casco Closca. Si tenemos que usar unos sistemas de transporte más sostenibles, ¿por qué no empezar transformando uno de sus elementos?

casco closca

DISEÑO CONTRA LOS RETOS

El diseño tiene que estar en la vanguardia de la lucha contra el calentamiento global porque es una disciplina que puede tener un impacto directo sobre las costumbres y modos de vida de las personas. Una decisión pequeña como la de optar por un medio de transporte limpio (como una bicicleta) a la hora de ir al trabajo tomada por muchas personas al mismo tiempo puede resultar en un cambio social significativo.

Tiene sentido que el casco Closca naciese bajo el lema Inspire Change. Para el propio CEO de la compañía, Carlos Ferrando, «el diseño es una gran herramienta de cambio social». En una entrevista con una universidad española, Ferrando destacaba que, en la actualidad, los retos a los que nos enfrentamos como grupo son de tal magnitud que «lo único que podemos hacer es pensar en colectivo» y, sobre todo, a la hora de enfrentarlos, hacerlo «pensando en todos».

CLOSCA HELMET

Lo más llamativo quizás del casco de Closca es que no se parece en nada a los cascos de ciclista a los que estamos acostumbrados. El Closca ofrece una silueta minimalista, casi escandinava, con pocos miramientos para lo innecesario y siempre en colores planos. Es un casco bonito precisamente por su simplicidad.

casco closca

Funcionalmente, ofrece tres beneficios. En primer lugar, por supuesto, protección contra los accidentes durante los trayectos. La búsqueda de un diseño elegante no ha sacrificado la seguridad que busca ofrecer el casco, y fe de ello dan las certificaciones de absorción de impactos con las que cuenta. Está fabricado con poliestireno, policarbonato y fibra de vidrio, y el diseño garantiza que la fuerza de los impactos se disipe por toda la superficie.

El segundo mérito del casco Closca quizá sea el que haga de este diseño una herramienta especialmente adecuada para promover la movilidad sostenible. El casco se pliega sobre sí mismo reduciendo su tamaño en más de un 50%. Podría parecer que esta característica no supone demasiada diferencia respecto a otros cascos, pero incide sobre el que podría ser uno de los mayores obstáculos para la transición energética: la capacidad de promover la penetración de los cambios de hábitos y de consumo en la gente. Porque si quieres que la gente adopte un determinado comportamiento, quizá lo más inteligente sea hacerlo sencillo. La consecuencia de reducir la resistencia que produce adoptar medios de transporte urbano más sostenibles podría ser la de popularizarlos.

Y luego está su diseño. Inspirado por la enorme cinta blanca de hormigón que cubre el volumen principal del museo Guggenheim de Nueva York, ha obtenido premios internacionales como el Red Dot Design Award, el Gold Delta Design y el premio Eurobike. El reconocimiento internacional del diseño es tal que desde hace tiempo se puede encontrar en la tienda del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

casco closca

DISEÑO VALENCIANO CON CONSCIENCIA 

El pasado mes de agosto, el casco Closca fue seleccionado para ocupar el World Design Spotlight de la Capitalidad Mundial del Diseño Valenciana 2022. Porque, además de un diseño reconocido, el del Closca es también un diseño valenciano fruto de la colaboración entre la start-up Closca y la consultora (también valenciana) CuldeSac.

A la hora de buscar la solución a los problemas del futuro (y el presente) a través del diseño, proyectos como el del casco Closca pueden demostrarse como una herramienta especialmente efectiva. La combinación de propósito, diseño y conciencia que propone el casco bien recuerda a aquella frase del arquitecto americano Frank Lloyd Wright: «Una idea es la salvación a través de la imaginación».

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Ahora haciendo clic aquí.

El mes de julio más caluroso de la historia del sur de Europa nos recordó un hecho incontestable: el cambio climático ya está aquí. Todo lo que hagamos a partir de ahora debería tener en cuenta esta realidad. Las exigencias de la transición verde se extienden por todos los ámbitos de la vida (especialmente en las ciudades) y requieren de no dejar una sola de nuestras actividades sin transformar. Mucho más aquellas que precisan energía, responsables en gran medida de la acumulación de gases de efecto invernadero.

Y como en cualquier sistema complejo, en muchas ocasiones la mejor forma de plantear un cambio significativo podría ser a través de modificar sus partes. Este es el planteamiento detrás del casco Closca. Si tenemos que usar unos sistemas de transporte más sostenibles, ¿por qué no empezar transformando uno de sus elementos?

casco closca

DISEÑO CONTRA LOS RETOS

El diseño tiene que estar en la vanguardia de la lucha contra el calentamiento global porque es una disciplina que puede tener un impacto directo sobre las costumbres y modos de vida de las personas. Una decisión pequeña como la de optar por un medio de transporte limpio (como una bicicleta) a la hora de ir al trabajo tomada por muchas personas al mismo tiempo puede resultar en un cambio social significativo.

Tiene sentido que el casco Closca naciese bajo el lema Inspire Change. Para el propio CEO de la compañía, Carlos Ferrando, «el diseño es una gran herramienta de cambio social». En una entrevista con una universidad española, Ferrando destacaba que, en la actualidad, los retos a los que nos enfrentamos como grupo son de tal magnitud que «lo único que podemos hacer es pensar en colectivo» y, sobre todo, a la hora de enfrentarlos, hacerlo «pensando en todos».

CLOSCA HELMET

Lo más llamativo quizás del casco de Closca es que no se parece en nada a los cascos de ciclista a los que estamos acostumbrados. El Closca ofrece una silueta minimalista, casi escandinava, con pocos miramientos para lo innecesario y siempre en colores planos. Es un casco bonito precisamente por su simplicidad.

casco closca

Funcionalmente, ofrece tres beneficios. En primer lugar, por supuesto, protección contra los accidentes durante los trayectos. La búsqueda de un diseño elegante no ha sacrificado la seguridad que busca ofrecer el casco, y fe de ello dan las certificaciones de absorción de impactos con las que cuenta. Está fabricado con poliestireno, policarbonato y fibra de vidrio, y el diseño garantiza que la fuerza de los impactos se disipe por toda la superficie.

El segundo mérito del casco Closca quizá sea el que haga de este diseño una herramienta especialmente adecuada para promover la movilidad sostenible. El casco se pliega sobre sí mismo reduciendo su tamaño en más de un 50%. Podría parecer que esta característica no supone demasiada diferencia respecto a otros cascos, pero incide sobre el que podría ser uno de los mayores obstáculos para la transición energética: la capacidad de promover la penetración de los cambios de hábitos y de consumo en la gente. Porque si quieres que la gente adopte un determinado comportamiento, quizá lo más inteligente sea hacerlo sencillo. La consecuencia de reducir la resistencia que produce adoptar medios de transporte urbano más sostenibles podría ser la de popularizarlos.

Y luego está su diseño. Inspirado por la enorme cinta blanca de hormigón que cubre el volumen principal del museo Guggenheim de Nueva York, ha obtenido premios internacionales como el Red Dot Design Award, el Gold Delta Design y el premio Eurobike. El reconocimiento internacional del diseño es tal que desde hace tiempo se puede encontrar en la tienda del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

casco closca

DISEÑO VALENCIANO CON CONSCIENCIA 

El pasado mes de agosto, el casco Closca fue seleccionado para ocupar el World Design Spotlight de la Capitalidad Mundial del Diseño Valenciana 2022. Porque, además de un diseño reconocido, el del Closca es también un diseño valenciano fruto de la colaboración entre la start-up Closca y la consultora (también valenciana) CuldeSac.

A la hora de buscar la solución a los problemas del futuro (y el presente) a través del diseño, proyectos como el del casco Closca pueden demostrarse como una herramienta especialmente efectiva. La combinación de propósito, diseño y conciencia que propone el casco bien recuerda a aquella frase del arquitecto americano Frank Lloyd Wright: «Una idea es la salvación a través de la imaginación».

Compártelo twitter facebook whatsapp
El iPhone 7
El hombre que reparte folletos en el Rastro
La heterosexualidad es un problema
Bruce Bursford, el hombre más rapido sobre una bicicleta: 334 km/h
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad