BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
17 de julio 2017    /   BRANDED CONTENT
 

El cementerio suizo que recuerda a los difuntos con escenas talladas de su vida

17 de julio 2017    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

En los Alpes suizos yace un cementerio donde, en vez de lápidas, colocan piezas artesanas. Desde cada tumba se eleva una cruz de madera que, a sus lados, muestra una escena de la vida del difunto. Talladas quedan su profesión, su rostro, un hobby o cualquier otro aspecto de la persona enterrada.

cementerio jaun suiza

Hay escenas de un agricultor labrando tierra con sus bueyes, una mujer asomada a un balcón, una máquina de escribir, unos guantes de boxeo, un coche de Fórmula 1, un trofeo de caza, una máquina de coser, un ordenador y un ratón, un panadero horneando bollos, un trombón… En el cementerio de Jaun, en la región de Friburgo, recuerdan así a sus fallecidos.

cementerio jaun suiza

Este camposanto es una especie de retrato en madera de los habitantes que vivieron allí en el siglo XX. En cada tumba está inscrito el nombre y los años de nacimiento y defunción de la persona enterrada. A veces, también incluyen una foto en recuerdo del individuo. Y siempre, flores frescas.

cementerio jaun suiza

Todas las cruces miden lo mismo y su forma es igual, como si el cementerio hubiese sido planeado por un urbanista. Pero lo que ocurrió, en realidad, para que este lugar fuera diseñado con tanto cuidado y precisión fue otra cosa.

Hasta los años 40 del siglo pasado, todas las cruces que acompañaban las tumbas estaban hechas de hierro forjado. Un día murió un anciano y su familia no tenía dinero para comprar una cruz como las demás. Su nieto, Walter Cottier, tomó un trozo de madera y esculpió una escena de su vida con un cortaplumas. Después, lo colocó junto a la tumba, y lo que comenzó siendo la rareza del cementerio se convirtió en la norma.

cementerio jaun suiza

A sus vecinos les gustó la idea y las nuevas lápidas copiaron el estilo hasta formar un cementerio como no hay otro igual en el mundo. El camposanto de Jaun, además de recordar a los ancestros de los habitantes de hoy, se erige como una especie de museo artesanal lleno de estampas de madera que muestran la vida pasada de este pequeño pueblo alpino.

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

En los Alpes suizos yace un cementerio donde, en vez de lápidas, colocan piezas artesanas. Desde cada tumba se eleva una cruz de madera que, a sus lados, muestra una escena de la vida del difunto. Talladas quedan su profesión, su rostro, un hobby o cualquier otro aspecto de la persona enterrada.

cementerio jaun suiza

Hay escenas de un agricultor labrando tierra con sus bueyes, una mujer asomada a un balcón, una máquina de escribir, unos guantes de boxeo, un coche de Fórmula 1, un trofeo de caza, una máquina de coser, un ordenador y un ratón, un panadero horneando bollos, un trombón… En el cementerio de Jaun, en la región de Friburgo, recuerdan así a sus fallecidos.

cementerio jaun suiza

Este camposanto es una especie de retrato en madera de los habitantes que vivieron allí en el siglo XX. En cada tumba está inscrito el nombre y los años de nacimiento y defunción de la persona enterrada. A veces, también incluyen una foto en recuerdo del individuo. Y siempre, flores frescas.

cementerio jaun suiza

Todas las cruces miden lo mismo y su forma es igual, como si el cementerio hubiese sido planeado por un urbanista. Pero lo que ocurrió, en realidad, para que este lugar fuera diseñado con tanto cuidado y precisión fue otra cosa.

Hasta los años 40 del siglo pasado, todas las cruces que acompañaban las tumbas estaban hechas de hierro forjado. Un día murió un anciano y su familia no tenía dinero para comprar una cruz como las demás. Su nieto, Walter Cottier, tomó un trozo de madera y esculpió una escena de su vida con un cortaplumas. Después, lo colocó junto a la tumba, y lo que comenzó siendo la rareza del cementerio se convirtió en la norma.

cementerio jaun suiza

A sus vecinos les gustó la idea y las nuevas lápidas copiaron el estilo hasta formar un cementerio como no hay otro igual en el mundo. El camposanto de Jaun, además de recordar a los ancestros de los habitantes de hoy, se erige como una especie de museo artesanal lleno de estampas de madera que muestran la vida pasada de este pequeño pueblo alpino.

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

cementerio jaun suiza

Compártelo twitter facebook whatsapp
Trump dona su sueldo a un campamento de verano. ¿Llevarías a tus hijos?
El origen de los dichos: Las verdades de Perogrullo
El insultador: una reivindicación del arte del insulto
Zoom Out: ¿Por qué la distancia aporta claridad?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Que tal, que gusto de escribir unas lineas por este medio, yo quisiera una imagen de la tumba de mi Sra Madre Irma Serrano Malca enterrada en el cementerio Saint George ubicado en el hermoso país de Suiza.

    De antemano muchas gracias.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad