9 de noviembre 2009    /   BUSINESS
por
 

Central Market: Un supermercado creado en torno a experiencias

9 de noviembre 2009    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

centralmarket2

¿Os imagináis que una empresa de supermercados decidiera abrir una cadena en la que sus grandes superficies se pareciesen al mercado de la boquería en Barcelona o al de San Miguel en Madrid, pero dándole un toque práctico y enfocando el concepto a un público urbano entre 25 y 50 años? Esto es lo que ha hecho la empresa tejana HEB con sus supermercados Central Market.

El concepto es una mezcla entre mercado para urbanitas y mercado tradicional, ya que ofrece todos los servicios que una persona ocupada pero exigente pueda pedir: corner de sushi -donde te preparan lo que quieras al momento para llevar-, barra de ensaladas, comidas preparadas, rincón de la parrilla, tortillería en las que te preparan fabulosas y calientes tortillas mexicanas al momento, e incluso un chef con micrófono que está preparando recetas y dando a probar a todo el mundo que pase.

Todo esto con una identidad de marca informal pero tremendamente gráfica, imitando los carteles que vemos habitualmente en los mercados tradicionales, pero dándoles un toque de estilo. El concepto mezcla el caos de un mercado tradicional con un toque personal que te hace sentir como en casa, a gusto, hecho para disfrutar de la experiencia.

centralmarket3

Deberíamos aprender en Europa que existen otros diferenciadores aparte del precio o de la calidad de los productos. Existe el concepto de «experiencia», aunque sea simplemente para comprar las cosas básicas que necesitamos para pasar la semana. Un 10 para Central Market como generador de buenos momentos y otro 10 por la sopa de tortilla que me regaló el chef que andaba cocinando por allí.

Alberto Lorente es fundador de Tiickr

centralmarket2

¿Os imagináis que una empresa de supermercados decidiera abrir una cadena en la que sus grandes superficies se pareciesen al mercado de la boquería en Barcelona o al de San Miguel en Madrid, pero dándole un toque práctico y enfocando el concepto a un público urbano entre 25 y 50 años? Esto es lo que ha hecho la empresa tejana HEB con sus supermercados Central Market.

El concepto es una mezcla entre mercado para urbanitas y mercado tradicional, ya que ofrece todos los servicios que una persona ocupada pero exigente pueda pedir: corner de sushi -donde te preparan lo que quieras al momento para llevar-, barra de ensaladas, comidas preparadas, rincón de la parrilla, tortillería en las que te preparan fabulosas y calientes tortillas mexicanas al momento, e incluso un chef con micrófono que está preparando recetas y dando a probar a todo el mundo que pase.

Todo esto con una identidad de marca informal pero tremendamente gráfica, imitando los carteles que vemos habitualmente en los mercados tradicionales, pero dándoles un toque de estilo. El concepto mezcla el caos de un mercado tradicional con un toque personal que te hace sentir como en casa, a gusto, hecho para disfrutar de la experiencia.

centralmarket3

Deberíamos aprender en Europa que existen otros diferenciadores aparte del precio o de la calidad de los productos. Existe el concepto de «experiencia», aunque sea simplemente para comprar las cosas básicas que necesitamos para pasar la semana. Un 10 para Central Market como generador de buenos momentos y otro 10 por la sopa de tortilla que me regaló el chef que andaba cocinando por allí.

Alberto Lorente es fundador de Tiickr

Compártelo twitter facebook whatsapp
La sequía que inventó el ‘skateboard’
Hall St.: el mercado libre de habitaciones de hotel
El FBI tira del crowdsourcing para resolver un caso
Diccionario de la Economía Truculenta: La cuádruple hora de las brujas
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies