13 de enero 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

Chapas de geolocalización para que los alienígenas devuelvan a los abducidos a la Tierra

13 de enero 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los han visto. Están aquí. Son alienígenas. Y perversos. Están raptando a ciudadanos de la Tierra. Los capturan, los extraen del sistema solar y les “hacen cosas horrendas”. Miles de norteamericanos aseguran haber sido abducidos por ovnis. Ellos han vuelto. Pero otros siguen extraviados en algún lugar remoto de la galaxia. No pudieron regresar porque los marcianos ni hablan inglés ni español ni ninguna lengua terrestre.

“No podemos evitar que nos lleven con ellos, pero sí que nos dejen en Marte”, dice Miguel Olivares, director creativo de La Despensa. Esta agencia asegura ser muy consciente del problema de comunicación que se produce entre los alienígenas y los humanos, y la diferencia entre nuestros sistemas de geolocalización y los suyos.

La única forma de que los alienígenas conozcan las coordenadas geográficas donde han de devolver a cada humano es viendo su localización en un lenguaje que puedan comprender. Y esto es lo que ha hecho La Despensa. La agencia ha creado unas chapas, llamadas A.D.E.C. (Alien, Déjame En Casa) que puede llevar cualquier individuo en su ropa o en alguno de sus accesorios para que el marciano sepa que vive “en el tercer planeta que está después de ese astro que calienta tanto”, explica Olivares.

“Todos pensamos que nuestros problemas en la Tierra son importantes, pero nadie se plantea que hay otros seres fuera y que pueden venir y llevarte”, señala el director creativo.

Lo peor, para Olivares, no es la abducción. Lo verdaderamente trágico es que, según dice, los últimos individuos que han sido devueltos al globo terráqueo han regresado con “el pelo cortado a tazón”.

“Después de abusar de uno completamente y de cortarle el pelo a tazón, con la chapa, al menos, queda el consuelo de que lo dejan en la Tierra”, asegura.

La chapa se vende en exclusiva en La increíble teletienda de La Despensa. “Siempre que surge una necesidad hay que crear un producto”, indica. “Hay que estar preparado”.

Abducidos

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los han visto. Están aquí. Son alienígenas. Y perversos. Están raptando a ciudadanos de la Tierra. Los capturan, los extraen del sistema solar y les “hacen cosas horrendas”. Miles de norteamericanos aseguran haber sido abducidos por ovnis. Ellos han vuelto. Pero otros siguen extraviados en algún lugar remoto de la galaxia. No pudieron regresar porque los marcianos ni hablan inglés ni español ni ninguna lengua terrestre.

“No podemos evitar que nos lleven con ellos, pero sí que nos dejen en Marte”, dice Miguel Olivares, director creativo de La Despensa. Esta agencia asegura ser muy consciente del problema de comunicación que se produce entre los alienígenas y los humanos, y la diferencia entre nuestros sistemas de geolocalización y los suyos.

La única forma de que los alienígenas conozcan las coordenadas geográficas donde han de devolver a cada humano es viendo su localización en un lenguaje que puedan comprender. Y esto es lo que ha hecho La Despensa. La agencia ha creado unas chapas, llamadas A.D.E.C. (Alien, Déjame En Casa) que puede llevar cualquier individuo en su ropa o en alguno de sus accesorios para que el marciano sepa que vive “en el tercer planeta que está después de ese astro que calienta tanto”, explica Olivares.

“Todos pensamos que nuestros problemas en la Tierra son importantes, pero nadie se plantea que hay otros seres fuera y que pueden venir y llevarte”, señala el director creativo.

Lo peor, para Olivares, no es la abducción. Lo verdaderamente trágico es que, según dice, los últimos individuos que han sido devueltos al globo terráqueo han regresado con “el pelo cortado a tazón”.

“Después de abusar de uno completamente y de cortarle el pelo a tazón, con la chapa, al menos, queda el consuelo de que lo dejan en la Tierra”, asegura.

La chapa se vende en exclusiva en La increíble teletienda de La Despensa. “Siempre que surge una necesidad hay que crear un producto”, indica. “Hay que estar preparado”.

Abducidos

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los 5 posts más vistos de la semana
El eclecticismo de Mercedes deBellard, en pantalla gigante
Ejercicios de ilustración y ortografía según Juan Berrio
El viaje ilustrado que no podía ser contado con palabras
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 7
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies