fbpx
29 de octubre 2009    /   DIGITAL
por
 

La teoría de la revolución en la comunicación del fundador de Facebook Chris Hughes

29 de octubre 2009    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

3333

Dicen que es ‘el poeta’ de los tres fundadores de Facebook. Pero no es sólo cuestión de lírica. Chris Hughes ayudó a llevar a Barak Obama a la Casa Blanca y construyó una de las plataformas que más están revolucionando la comunicación por su profunda capacidad de observar, escuchar y conocer qué quieren las personas. Pero, además, por algo aún mucho más extraordinario: su aplastante sentido común.

A lo largo de la historia, y con una diferencia de varios siglos por medio, se han ido produciendo una serie de revoluciones en la comunicación. Hoy estamos inmersos en una de las mayores transformaciones de la comunicación y el salto se está produciendo por “la forma en la que se distribuye la información”. Esta es la teoría que Chris Hughes ha expuesto hoy en el Europe@n Ecommerce Conference, organizado por AECEM, en el Circo Price de Madrid.

“Internet está distribuyendo la información más rápido que nunca. La revolución se está produciendo en las pantallas”, indicó. Y para explicar esta transición a un nuevo modelo habló de los dos grandes proyectos que lo han convertido en uno de los consultores más cotizados del momento: Facebook y la comunidad online My.BarackObama.com.

Hughes describió Facebook como “un lugar donde la gente va a decir quién es y conectar con las personas que le importan”, y atribuyó el éxito de la plataforma a tres razones.

  1. “Los individuos tienen el control de la información que comparten”
  2. “Nos enfocamos en la utilidad. Desde el principio intentamos hacer la vida de la gente más fácil”
  3. “Creemos en el poder de la multitud”

Y todo esto ha hecho que hoy:

  1. Facebook cuente con 300 millones de usuarios únicos
  2. El 50% de los usuarios entren cada día
  3. 65 millones de personas accedan desde sus terminales móviles

Hughes destacó, además, que Facebook ha abierto nuevas posibilidades de colaboración entre las personas. “La revolución se está produciendo porque la información queda grabada y se distribuye a los contactos que uno desea. Todo el mundo está creando información y la puede distribuir libremente”.

El fundador de Facebook lanzó una pregunta: “¿cómo está afectando esta transformación a la sociedad?” y ésta fue su respuesta: “proporciona una mayor transparencia”. “Ya no hay barreras para acceder a información de calidad. La revolución se produce porque se puede elegir y se puede crear”.

Y una cuestión más. “¿Cómo pueden sacar provecho de esto las organizaciones?”. La respuesta está en la estrategia de comunicación de Obama en las elecciones a la presidencia de EEUU. “La campaña se centró en que la gente participara. Teníamos que darle el poder a los ciudadanos y hacerles ver que su ayuda era clave para conseguir la victoria”, explicó Hughes.

“En estos momentos la tecnología permite que las personas colaboren fácilmente en una causa. Nos enfocamos en todos los individuos en lugar de pretender conseguir votos. Nos esforzamos en que la gente entendiera la campaña para que la pudiera contar a sus amigos y creamos una plataforma que hacía posible que se compartieran los contenidos fácilmente”, relató.

“Ayudamos a la gente a que hablase de los temas que más le importan. Creamos un canal en YouTube donde los usuarios colgaban vídeos hablando de los temas que le preocupan: el cambio climático, la sanidad…”.

La filosofía sobre la que se construyó la campaña se fundamenta en una cuestión tan sencilla como valiente: “Cada persona importa y cada persona tiene voz”. “Escuchamos. Estábamos absolutamente centrados en escuchar lo que la gente decía y no sólo quedó en la Red. Organizamos 200.000 eventos por todo el país”.

La revolución sólo acaba de empezar y nadie sabe a dónde llevará. Lo único seguro es que, por el camino, “hay que hacer las cosas lo más fácil posible” y que las señales apuntan a una escena en la que “se compartirá más información y se hará cada vez de forma más rápida”. “Los amigos, las instituciones y los medios de comunicación serán las tres vías por las que se informen los ciudadanos” y “la importancia de la colaboración seguirá en aumento”. Según Hughes, “cuando varias personas trabajan juntas surgen cosas increíbles”.

¿El destino final de esta revolución? “Nadie tiene una respuesta” pero lo que sí se sabe es cuál es el camino: “Una constante actitud de experimentación”.

3333

Dicen que es ‘el poeta’ de los tres fundadores de Facebook. Pero no es sólo cuestión de lírica. Chris Hughes ayudó a llevar a Barak Obama a la Casa Blanca y construyó una de las plataformas que más están revolucionando la comunicación por su profunda capacidad de observar, escuchar y conocer qué quieren las personas. Pero, además, por algo aún mucho más extraordinario: su aplastante sentido común.

A lo largo de la historia, y con una diferencia de varios siglos por medio, se han ido produciendo una serie de revoluciones en la comunicación. Hoy estamos inmersos en una de las mayores transformaciones de la comunicación y el salto se está produciendo por “la forma en la que se distribuye la información”. Esta es la teoría que Chris Hughes ha expuesto hoy en el Europe@n Ecommerce Conference, organizado por AECEM, en el Circo Price de Madrid.

“Internet está distribuyendo la información más rápido que nunca. La revolución se está produciendo en las pantallas”, indicó. Y para explicar esta transición a un nuevo modelo habló de los dos grandes proyectos que lo han convertido en uno de los consultores más cotizados del momento: Facebook y la comunidad online My.BarackObama.com.

Hughes describió Facebook como “un lugar donde la gente va a decir quién es y conectar con las personas que le importan”, y atribuyó el éxito de la plataforma a tres razones.

  1. “Los individuos tienen el control de la información que comparten”
  2. “Nos enfocamos en la utilidad. Desde el principio intentamos hacer la vida de la gente más fácil”
  3. “Creemos en el poder de la multitud”

Y todo esto ha hecho que hoy:

  1. Facebook cuente con 300 millones de usuarios únicos
  2. El 50% de los usuarios entren cada día
  3. 65 millones de personas accedan desde sus terminales móviles

Hughes destacó, además, que Facebook ha abierto nuevas posibilidades de colaboración entre las personas. “La revolución se está produciendo porque la información queda grabada y se distribuye a los contactos que uno desea. Todo el mundo está creando información y la puede distribuir libremente”.

El fundador de Facebook lanzó una pregunta: “¿cómo está afectando esta transformación a la sociedad?” y ésta fue su respuesta: “proporciona una mayor transparencia”. “Ya no hay barreras para acceder a información de calidad. La revolución se produce porque se puede elegir y se puede crear”.

Y una cuestión más. “¿Cómo pueden sacar provecho de esto las organizaciones?”. La respuesta está en la estrategia de comunicación de Obama en las elecciones a la presidencia de EEUU. “La campaña se centró en que la gente participara. Teníamos que darle el poder a los ciudadanos y hacerles ver que su ayuda era clave para conseguir la victoria”, explicó Hughes.

“En estos momentos la tecnología permite que las personas colaboren fácilmente en una causa. Nos enfocamos en todos los individuos en lugar de pretender conseguir votos. Nos esforzamos en que la gente entendiera la campaña para que la pudiera contar a sus amigos y creamos una plataforma que hacía posible que se compartieran los contenidos fácilmente”, relató.

“Ayudamos a la gente a que hablase de los temas que más le importan. Creamos un canal en YouTube donde los usuarios colgaban vídeos hablando de los temas que le preocupan: el cambio climático, la sanidad…”.

La filosofía sobre la que se construyó la campaña se fundamenta en una cuestión tan sencilla como valiente: “Cada persona importa y cada persona tiene voz”. “Escuchamos. Estábamos absolutamente centrados en escuchar lo que la gente decía y no sólo quedó en la Red. Organizamos 200.000 eventos por todo el país”.

La revolución sólo acaba de empezar y nadie sabe a dónde llevará. Lo único seguro es que, por el camino, “hay que hacer las cosas lo más fácil posible” y que las señales apuntan a una escena en la que “se compartirá más información y se hará cada vez de forma más rápida”. “Los amigos, las instituciones y los medios de comunicación serán las tres vías por las que se informen los ciudadanos” y “la importancia de la colaboración seguirá en aumento”. Según Hughes, “cuando varias personas trabajan juntas surgen cosas increíbles”.

¿El destino final de esta revolución? “Nadie tiene una respuesta” pero lo que sí se sabe es cuál es el camino: “Una constante actitud de experimentación”.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¡Cuidado con Internet! ¡Te puede volver idiota!
Las tablets invaden las camas
¿Y si el futuro de nuestra comida está en nuestras manos?
ElTenedor.es: Reservas de restaurantes en tiempo real
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *