13 de abril 2015    /   CREATIVIDAD
por
 

Dime cómo llevas las All Star y te diré quién eres

13 de abril 2015    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Ocurre algo curioso con las Chuck Taylor All Star de Converse. Han conseguido saltarse los flujos habituales de las modas detectados por estudiosos del tema como Walter Benjamin. Esas normas establecen, entre otras cosas, que las modas son caducas y que nacen el seno de un grupo social para después ser imitadas por otros grupos y finalmente repudiadas por el grupo original por ese motivo.
(Yorokobu+Converse)
Pero las míticas sneakers de Converse han logrado popularizarse hasta convertirse en bandera de todo tipo de personas populares y anónimas (artistas, músicos, deportistas…) sin que para ninguno de ellos suponga un problema que un grupo social totalmente opuesto al suyo luzca su mismo modelo de zapatillas.
Este fenómeno encuentra su explicación en las enormes posibilidades de personalización que ofrecen. Un par de Chuck Taylor All Star es igual a otro solo en la tienda. Después, se convierte en un canal de storytelling que cuenta la historia de su dueño, convirtiéndose de esta forma en aliado imprescindible de los estilos más dispares. «Son los fans los que han hecho de esta zapatilla un icono de expresión propia y personal», comentó Ian Stewart, vicepresidente de Marketing Global de Converse.
Para cada persona, las Chuck Taylor son inseparables de su modo de llevarlas. Algunos las pintan a mano o cambian los cordones; otros lucen con orgullo cada mancha o agujero porque recuerdan las batallas que estos cuentan. «Las modas son una medicina destinada a compensar sobre el plano colectivo los efectos fatales del olvido», decía Benjamin. Los que conservan su par de Converse durante años lo hacen, precisamente, porque estas se han convertido en parte de ellos mismos; porque no quieren olvidar las historias que protagonizaron a su lado.

Converse ha querido homenajear la creatividad de los fans de Chuck Taylor All Star con su campaña multicanal «Made by you». En ella, distintos artistas de todo el mundo contarán por qué sus Chuck Taylor All Star son su mejor autorretrato compartiendo historias reflejadas en sus zapatillas. La campaña presenta retratos de iconos como Patti Smith, Andy Warhol, Futura, Jefferson Hack, Sayo Yoshida, Kate Lanphear o Glenn O’Brien que convertirán las calles de ciudades de todo el mundo en galerías de arte.
Pero Converse sabe que las Chuck Taylor All Star son, sobre todo, espejo de cada una de las personas anónimas que las calzan. Por eso ha abierto un Tumblr donde cualquiera puede subir su versión de las mismas. En su rol de pilar cultural, las Chuck Taylor no se han olvidado del entorno digital: de hecho, reciben más de 13.000 menciones diarias en redes sociales.
La marca también tiene planeado exhibir retratos de gente local y lanzar acciones especiales en tiendas minoristas para resaltar la importancia del abanico de expresiones inherente a cada subcultura y cada región geográfica.
Todo un escaparate de historias para homenajear a las zapatillas más icónicas de todos los tiempos pero, sobre todo, a quienes las llevan puestas.
Made_by_Andrea_Penaranda_33107 Made_by_Bess_33110 Made_by_Joanna_DeLane_33108 Made_by_Julie_Petelle_33109 Made_by_Ken_Asahi_33113 Made_by_Querine_Ottens_33112 Made_by_Sayori_Wada_33111 Made_by_Yasper_Bos_33115

Ocurre algo curioso con las Chuck Taylor All Star de Converse. Han conseguido saltarse los flujos habituales de las modas detectados por estudiosos del tema como Walter Benjamin. Esas normas establecen, entre otras cosas, que las modas son caducas y que nacen el seno de un grupo social para después ser imitadas por otros grupos y finalmente repudiadas por el grupo original por ese motivo.
(Yorokobu+Converse)
Pero las míticas sneakers de Converse han logrado popularizarse hasta convertirse en bandera de todo tipo de personas populares y anónimas (artistas, músicos, deportistas…) sin que para ninguno de ellos suponga un problema que un grupo social totalmente opuesto al suyo luzca su mismo modelo de zapatillas.
Este fenómeno encuentra su explicación en las enormes posibilidades de personalización que ofrecen. Un par de Chuck Taylor All Star es igual a otro solo en la tienda. Después, se convierte en un canal de storytelling que cuenta la historia de su dueño, convirtiéndose de esta forma en aliado imprescindible de los estilos más dispares. «Son los fans los que han hecho de esta zapatilla un icono de expresión propia y personal», comentó Ian Stewart, vicepresidente de Marketing Global de Converse.
Para cada persona, las Chuck Taylor son inseparables de su modo de llevarlas. Algunos las pintan a mano o cambian los cordones; otros lucen con orgullo cada mancha o agujero porque recuerdan las batallas que estos cuentan. «Las modas son una medicina destinada a compensar sobre el plano colectivo los efectos fatales del olvido», decía Benjamin. Los que conservan su par de Converse durante años lo hacen, precisamente, porque estas se han convertido en parte de ellos mismos; porque no quieren olvidar las historias que protagonizaron a su lado.

Converse ha querido homenajear la creatividad de los fans de Chuck Taylor All Star con su campaña multicanal «Made by you». En ella, distintos artistas de todo el mundo contarán por qué sus Chuck Taylor All Star son su mejor autorretrato compartiendo historias reflejadas en sus zapatillas. La campaña presenta retratos de iconos como Patti Smith, Andy Warhol, Futura, Jefferson Hack, Sayo Yoshida, Kate Lanphear o Glenn O’Brien que convertirán las calles de ciudades de todo el mundo en galerías de arte.
Pero Converse sabe que las Chuck Taylor All Star son, sobre todo, espejo de cada una de las personas anónimas que las calzan. Por eso ha abierto un Tumblr donde cualquiera puede subir su versión de las mismas. En su rol de pilar cultural, las Chuck Taylor no se han olvidado del entorno digital: de hecho, reciben más de 13.000 menciones diarias en redes sociales.
La marca también tiene planeado exhibir retratos de gente local y lanzar acciones especiales en tiendas minoristas para resaltar la importancia del abanico de expresiones inherente a cada subcultura y cada región geográfica.
Todo un escaparate de historias para homenajear a las zapatillas más icónicas de todos los tiempos pero, sobre todo, a quienes las llevan puestas.
Made_by_Andrea_Penaranda_33107 Made_by_Bess_33110 Made_by_Joanna_DeLane_33108 Made_by_Julie_Petelle_33109 Made_by_Ken_Asahi_33113 Made_by_Querine_Ottens_33112 Made_by_Sayori_Wada_33111 Made_by_Yasper_Bos_33115

Compártelo twitter facebook whatsapp
Toledo desde los ojos de un ilustrador de Estambul
Las joyas del terremoto de los terremotos
Urvanity Art. El arte está en la calle (y en esta feria)
Malika Favre: las orgánicas curvas de ‘The New Yorker’
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Comentarios cerrados.

Publicidad