2 de marzo 2015    /   CINE/TV
por
 

Cinefranca, el festival desconectado

2 de marzo 2015    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Las cosas que se hacen por puro romanticismo puntúan doble porque el parné no las corrompe. Producciones Sarmiento, a quién conocerán de otras aventuras como Evento Sarmiento, Adviento Sarmiento o EnCrudo decidió crear un festival de cine de espaldas a cualquier tendencia que no fuera lo que les hace felices a ellos. Por suerte, eso que les hace felices tiene el potencial de hacer lo mismo con muchas más personas.
Así fue cómo fundaron Cinefranca, un festival de cine en el que, como explica José Álvarez de Toledo, uno de sus organizadores Álvarez, «se pudieran volver a ver en pantalla grande las pelis de nuestra vida combinadas con novedades o creaciones alternativas».
Eligieron como escenario su propio pueblo berciano no solo porque ellos sean de allí, sino porque «es un pueblo que se presta a estas cosas. Es precioso y tiene el atractivo de las joyas no masificadas, casi de espaldas al turismo. Casi hasta abandonadas… Tiene el encanto y el misterio perfecto para conseguir la desconexión que queremos para disfrutar del festival».
Los organizadores decidieron recuperar la actividad en el teatro del pueblo, que no atraviesa su mejor época, y montar un fin de semana de pelis que diera vidilla a Villafranca.  Allí, no aislados pero casi, los asistentes al festival reciben un trato casi VIP a la vez que se cuida a los ciudadanos del pueblo que se quieren unir a la invasión cinéfila. «Tratamos al público con el mimo con el que uno trata a un invitado en su casa. Nunca más de 130 personas, también para dejar al menos 80 butacas libres en cada película para que participe la gente de Villafranca», dice Álvarez.
El festival no tiene ninguna vocación de convertirse en masivo y sí de seguir siendo una de las propuestas más peculiares del catálogo festivalero patrio. Por eso, se confecciona un cartel temático que da sentido a todo el fin de semana. La edición 2015 analizará «La Amistad» con películas como Con faldas y a lo loco, El Gran Lebowski, El declive del Imperio Americano, Luces de ciudad (con el pianista Ricardo Casas poniendo música en directo a la proyección), Grupo salvaje o E.T. El Extraterrestre.
La única concesión fuera del núcleo temático será el homenaje a José Luis Cuerda, que será el protagonista de la mítica Tertulia con Copa de Balón y Chimenea. Cuenta José Álvarez la vocación freak del festival y cómo empiezan siempre el fin de semana a lo grande. «Hacer un cinefórum a lo Garci nos resultaba algo frío y poco participativo para la gente. Así que lo montamos en el salón con chimenea del bonito hotel La Posada de las Doñas. Se sirven gin-tonics en copas de balón y, frente a la chimenea, se disponen los invitados de turno y tertulianos guiados por un moderador. Todo el mundo participa y a medida que avanza la noche y los gin-tonics, la tertulia gana muchísimo interés. ¡Noches míticas!».
El festival ha hecho sold out en sus ediciones anteriores. No es raro ya que al cine guapo, a la tertulia de gin-tonics y al voluntario aislamiento en el berciano pueblo, se añada una oferta culinaria de la de encomendarse al Señor antes de coger los cubiertos. Las sesiones, las charlas y demás mandanga se intercalan con homenajes lúdico-alimenticios como «el desayuno en el Ambigú del sábado, los cócteles de aperitivo y la comida “botillada” del sábado, la cena y la fiesta temática de por la noche, llamada BSO, ya que aquí la sesión de música es especialmente importante», explica el coorganizador.
Puedes encontrar toda la información acerca del festival en la web de Cinefranca.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Las cosas que se hacen por puro romanticismo puntúan doble porque el parné no las corrompe. Producciones Sarmiento, a quién conocerán de otras aventuras como Evento Sarmiento, Adviento Sarmiento o EnCrudo decidió crear un festival de cine de espaldas a cualquier tendencia que no fuera lo que les hace felices a ellos. Por suerte, eso que les hace felices tiene el potencial de hacer lo mismo con muchas más personas.
Así fue cómo fundaron Cinefranca, un festival de cine en el que, como explica José Álvarez de Toledo, uno de sus organizadores Álvarez, «se pudieran volver a ver en pantalla grande las pelis de nuestra vida combinadas con novedades o creaciones alternativas».
Eligieron como escenario su propio pueblo berciano no solo porque ellos sean de allí, sino porque «es un pueblo que se presta a estas cosas. Es precioso y tiene el atractivo de las joyas no masificadas, casi de espaldas al turismo. Casi hasta abandonadas… Tiene el encanto y el misterio perfecto para conseguir la desconexión que queremos para disfrutar del festival».
Los organizadores decidieron recuperar la actividad en el teatro del pueblo, que no atraviesa su mejor época, y montar un fin de semana de pelis que diera vidilla a Villafranca.  Allí, no aislados pero casi, los asistentes al festival reciben un trato casi VIP a la vez que se cuida a los ciudadanos del pueblo que se quieren unir a la invasión cinéfila. «Tratamos al público con el mimo con el que uno trata a un invitado en su casa. Nunca más de 130 personas, también para dejar al menos 80 butacas libres en cada película para que participe la gente de Villafranca», dice Álvarez.
El festival no tiene ninguna vocación de convertirse en masivo y sí de seguir siendo una de las propuestas más peculiares del catálogo festivalero patrio. Por eso, se confecciona un cartel temático que da sentido a todo el fin de semana. La edición 2015 analizará «La Amistad» con películas como Con faldas y a lo loco, El Gran Lebowski, El declive del Imperio Americano, Luces de ciudad (con el pianista Ricardo Casas poniendo música en directo a la proyección), Grupo salvaje o E.T. El Extraterrestre.
La única concesión fuera del núcleo temático será el homenaje a José Luis Cuerda, que será el protagonista de la mítica Tertulia con Copa de Balón y Chimenea. Cuenta José Álvarez la vocación freak del festival y cómo empiezan siempre el fin de semana a lo grande. «Hacer un cinefórum a lo Garci nos resultaba algo frío y poco participativo para la gente. Así que lo montamos en el salón con chimenea del bonito hotel La Posada de las Doñas. Se sirven gin-tonics en copas de balón y, frente a la chimenea, se disponen los invitados de turno y tertulianos guiados por un moderador. Todo el mundo participa y a medida que avanza la noche y los gin-tonics, la tertulia gana muchísimo interés. ¡Noches míticas!».
El festival ha hecho sold out en sus ediciones anteriores. No es raro ya que al cine guapo, a la tertulia de gin-tonics y al voluntario aislamiento en el berciano pueblo, se añada una oferta culinaria de la de encomendarse al Señor antes de coger los cubiertos. Las sesiones, las charlas y demás mandanga se intercalan con homenajes lúdico-alimenticios como «el desayuno en el Ambigú del sábado, los cócteles de aperitivo y la comida “botillada” del sábado, la cena y la fiesta temática de por la noche, llamada BSO, ya que aquí la sesión de música es especialmente importante», explica el coorganizador.
Puedes encontrar toda la información acerca del festival en la web de Cinefranca.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista de Back to haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
La magia del frame by frame
Guía para no dejarse engañar por un buen tráiler
Cómo escribir historias de amor
‘Sucesor designado’: la serie que necesitan ver ahora los estadounidenses
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp