fbpx
8 de abril 2015    /   DIGITAL
por
 

¿En qué hora viven tus compis de trabajo?

8 de abril 2015    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Ejemplo de conversación de oficina en el siglo XX:
    – (9:00 de la mañana) JEFE: En una hora les quiero a todos en mi despacho, hay reunión.
    – (0,005 segundos después) EMPLEADOS: ¡Claro, jefe!, ¡En una hora, jefe!, ¡Por supuesto, jefe!
Ejemplo de conversación de oficina en el siglo XXI:
DÍA UNO
(Madrid, 10: 30 a.m.)
    -FERNANDO a LUIS: ¿Qué tal Luis?, ¿quedaste con el proveedor hoy?
 (México DF, 7 horas más tarde)
    – LUIS a FERNANDO: Sí, Fernando. Me dijo que todo está listo. Mañana me acerca el producto. Acuérdate de  que los sauditas tenían que hacer la transferencia hoy mismo, que no nos pille el fin de semana.
 DÍA DOS
(Madrid, 9:00 a.m)
    – FERNANDO a LUIS: Ya no vi tu mensaje ayer, ¡se me había olvidado recordárselo a los sauditas! ¡Les escribo ahora mismo! ¿Estamos a tiempo? A quien sí le dije algo es a Sara, que por cierto estará en Tokio los próximos dos meses. Le pedí que tuviera el texto que hay que enseñar al cliente listo para hoy, aunque ya no me respondió, era de noche allí.
 (Tokio, 5 minutos más tarde)
    – SARA a FERNANDO: Perdona, Fernando, te lo envío en un rato; espero que aún te dé tiempo a verlo. ¿Qué se sabe de las fotos de las cascadas islandesas, las tiene ya Carlos?
(Riad, 1 hora después)
    – TRADUCTOR DE LOS SAUDITAS a FERNANDO: Recibido, hacemos la transferencia, pero hay un error en el número de cuenta mexicano, ¿me lo pueden volver a enviar?
 (Madrid, 10 minutos más tarde)
    – FERNANDO a LUIS: ¡Urgente! Contesta en cuanto te despiertes. El número de cuenta que me pasaste tiene un error.
 (Madrid, dos minutos después)
    – FERNANDO a SARA: Por favor, que esté cuanto antes el texto, tenía que estar desde ayer. Carlos aún no envió las fotos, le di un día más, pero ya no sé ni qué puta hora es en Islandia ni a qué hora envía.
(Madrid, 10 minutos más)
    -FERNANDO a CARLOS: Carlos, ¿qué mierda de hora es en Islandia? ¿Llegaste ya a las cascadas para hacer las fotos? ¿Cuándo las puedes enviar?
(México DF, 7 horas después)
    – LUIS a FERNANDO: ¡Veo esto ahora! ¿Que aún no está la transferencia? No me digas, macho, ¡Tenía que haberse depositado ayer! ¡Hoy ya es viernes! El número de cuenta está bien, que lo comprueben. Es el que te di ayer.
(Tokio, a las 5 horas)
    – MARÍA a FERNANDO: Aquí va. No te veo conectado así que supongo que ya te tuviste que ir de la oficina. ¿Qué se sabe de las fotos?
DÍA TRES (Riad, 8:00 a.m.)
    – TRADUCTOR DE LOS SAUDITAS a FERNANDO: Lo siento, Fernando, para cuando llegó tu respuesta, el banco ya había cerrado. Ahora es fin de semana, así que el lunes la hacemos.
 DÍA CUATRO (Reikiavik, 18:00 p.m.)
   – CARLOS a FERNANDO: Fernando, ¿las fotos para cuándo las querías como límite? ….
…En los tiempos laborales actuales, podríamos seguir con esta reunión ficticia hasta el suicidio de Fernando, el internamiento psiquiátrico de Luis, la desecación de las cascadas islandesas o hasta que los sauditas vayan a dejarles el dinero a los mexicanos en mano. ¿Te resulta esto familiar en tu ambiente de trabajo?
Circa una aplicación gratuita (disponible para iOS) que pretende dar una solución al problema de la descoordinación horaria en la oficina. El desfase de meridianos es un obstáculo cada vez más común en el modelo de pequeñas y medianas empresas, que se han expandido al ritmo de la mejora de las telecomunicaciones en los últimos lustros.
«¿A quién puedo y a quién no puedo localizar ahora?», «¿Cuál es el mejor momento del día para convocar una reunión digital?». Esas son, básicamente, las preguntas que esta app creada por Carbon12 y Labs108 ponen al servicio de esas decisiones cada vez más difíciles de tomar. Según escribe el periodista Mark Wilson en Fast Company, «se trata de una aplicación que hace que sea fácil colaborar en todo el mundo».
A sus creadores se les ocurrió inventar algo así tras la experiencia agónica de Carbon12 trabajando colaborativamente con sus socios en India, Ucrania y Singapur al mismo tiempo. «Se convierte en necesaria una herramienta que ayude a mantener el control del tiempo a través de múltiples ubicaciones y zonas horarias», explican en su página. «Con esta lo que se conseguirá es dar con los mejores momentos para conectar y crear rápidamente invitaciones a reuniones con horarios que funcione para todos».

Circa App – Find times that work for everyone! from carbon12 on Vimeo.
Visualmente, Circa lo que presenta en la pantalla de los iPhone y Apple Watch es una interfaz en la que aparecen una serie de círculos concéntricos que representan las 24 horas del día. En el anillo externo se representa la ubicación horaria del usuario, y hacia el interior del círculo se van mostrando en pequeños segmentos de distintos colores la hora del día que es en los lugares que uno elija, acotado a las horas de oficina en ese lugar del mundo. Cuando las barras de color se alinean, es el momento de convocar la reunión.
Con un simple movimiento de dedo se puede mover el dial de la pantalla para ver la disponibilidad de los interesados, y con la misma sencillez el programa indicará cuál es el rato colectivamente óptimo para poner a todos de acuerdo en el tiempo. El propio dispositivo se encargará de incorporar ese llamamiento en el calendario nativo del teléfono. En el caso de los usuarios de Apple Watch, la app simplifica las funciones y permite incluso reportar si llegas tarde al meeting.
Wilson, que destaca esta aplicación junto a otra de un estilo similar llamada Onetime, opina que hacía falta algo así porque hoy en día se hace «un esfuerzo Hercúleo saber cuándo todo el mundo está disponible para una reunión, un problema que negocios de todos los tamaños tienen ahora que los tiempos de las telecomunicaciones han pasado a ser tan comunes como antes las reuniones de Martini».
Captura de pantalla 2015-04-06 a la(s) 20.18.03
Captura de pantalla 2015-04-06 a la(s) 20.18.23
Captura de pantalla 2015-04-06 a la(s) 20.18.39
 

Ejemplo de conversación de oficina en el siglo XX:
    – (9:00 de la mañana) JEFE: En una hora les quiero a todos en mi despacho, hay reunión.
    – (0,005 segundos después) EMPLEADOS: ¡Claro, jefe!, ¡En una hora, jefe!, ¡Por supuesto, jefe!
Ejemplo de conversación de oficina en el siglo XXI:
DÍA UNO
(Madrid, 10: 30 a.m.)
    -FERNANDO a LUIS: ¿Qué tal Luis?, ¿quedaste con el proveedor hoy?
 (México DF, 7 horas más tarde)
    – LUIS a FERNANDO: Sí, Fernando. Me dijo que todo está listo. Mañana me acerca el producto. Acuérdate de  que los sauditas tenían que hacer la transferencia hoy mismo, que no nos pille el fin de semana.
 DÍA DOS
(Madrid, 9:00 a.m)
    – FERNANDO a LUIS: Ya no vi tu mensaje ayer, ¡se me había olvidado recordárselo a los sauditas! ¡Les escribo ahora mismo! ¿Estamos a tiempo? A quien sí le dije algo es a Sara, que por cierto estará en Tokio los próximos dos meses. Le pedí que tuviera el texto que hay que enseñar al cliente listo para hoy, aunque ya no me respondió, era de noche allí.
 (Tokio, 5 minutos más tarde)
    – SARA a FERNANDO: Perdona, Fernando, te lo envío en un rato; espero que aún te dé tiempo a verlo. ¿Qué se sabe de las fotos de las cascadas islandesas, las tiene ya Carlos?
(Riad, 1 hora después)
    – TRADUCTOR DE LOS SAUDITAS a FERNANDO: Recibido, hacemos la transferencia, pero hay un error en el número de cuenta mexicano, ¿me lo pueden volver a enviar?
 (Madrid, 10 minutos más tarde)
    – FERNANDO a LUIS: ¡Urgente! Contesta en cuanto te despiertes. El número de cuenta que me pasaste tiene un error.
 (Madrid, dos minutos después)
    – FERNANDO a SARA: Por favor, que esté cuanto antes el texto, tenía que estar desde ayer. Carlos aún no envió las fotos, le di un día más, pero ya no sé ni qué puta hora es en Islandia ni a qué hora envía.
(Madrid, 10 minutos más)
    -FERNANDO a CARLOS: Carlos, ¿qué mierda de hora es en Islandia? ¿Llegaste ya a las cascadas para hacer las fotos? ¿Cuándo las puedes enviar?
(México DF, 7 horas después)
    – LUIS a FERNANDO: ¡Veo esto ahora! ¿Que aún no está la transferencia? No me digas, macho, ¡Tenía que haberse depositado ayer! ¡Hoy ya es viernes! El número de cuenta está bien, que lo comprueben. Es el que te di ayer.
(Tokio, a las 5 horas)
    – MARÍA a FERNANDO: Aquí va. No te veo conectado así que supongo que ya te tuviste que ir de la oficina. ¿Qué se sabe de las fotos?
DÍA TRES (Riad, 8:00 a.m.)
    – TRADUCTOR DE LOS SAUDITAS a FERNANDO: Lo siento, Fernando, para cuando llegó tu respuesta, el banco ya había cerrado. Ahora es fin de semana, así que el lunes la hacemos.
 DÍA CUATRO (Reikiavik, 18:00 p.m.)
   – CARLOS a FERNANDO: Fernando, ¿las fotos para cuándo las querías como límite? ….
…En los tiempos laborales actuales, podríamos seguir con esta reunión ficticia hasta el suicidio de Fernando, el internamiento psiquiátrico de Luis, la desecación de las cascadas islandesas o hasta que los sauditas vayan a dejarles el dinero a los mexicanos en mano. ¿Te resulta esto familiar en tu ambiente de trabajo?
Circa una aplicación gratuita (disponible para iOS) que pretende dar una solución al problema de la descoordinación horaria en la oficina. El desfase de meridianos es un obstáculo cada vez más común en el modelo de pequeñas y medianas empresas, que se han expandido al ritmo de la mejora de las telecomunicaciones en los últimos lustros.
«¿A quién puedo y a quién no puedo localizar ahora?», «¿Cuál es el mejor momento del día para convocar una reunión digital?». Esas son, básicamente, las preguntas que esta app creada por Carbon12 y Labs108 ponen al servicio de esas decisiones cada vez más difíciles de tomar. Según escribe el periodista Mark Wilson en Fast Company, «se trata de una aplicación que hace que sea fácil colaborar en todo el mundo».
A sus creadores se les ocurrió inventar algo así tras la experiencia agónica de Carbon12 trabajando colaborativamente con sus socios en India, Ucrania y Singapur al mismo tiempo. «Se convierte en necesaria una herramienta que ayude a mantener el control del tiempo a través de múltiples ubicaciones y zonas horarias», explican en su página. «Con esta lo que se conseguirá es dar con los mejores momentos para conectar y crear rápidamente invitaciones a reuniones con horarios que funcione para todos».

Circa App – Find times that work for everyone! from carbon12 on Vimeo.
Visualmente, Circa lo que presenta en la pantalla de los iPhone y Apple Watch es una interfaz en la que aparecen una serie de círculos concéntricos que representan las 24 horas del día. En el anillo externo se representa la ubicación horaria del usuario, y hacia el interior del círculo se van mostrando en pequeños segmentos de distintos colores la hora del día que es en los lugares que uno elija, acotado a las horas de oficina en ese lugar del mundo. Cuando las barras de color se alinean, es el momento de convocar la reunión.
Con un simple movimiento de dedo se puede mover el dial de la pantalla para ver la disponibilidad de los interesados, y con la misma sencillez el programa indicará cuál es el rato colectivamente óptimo para poner a todos de acuerdo en el tiempo. El propio dispositivo se encargará de incorporar ese llamamiento en el calendario nativo del teléfono. En el caso de los usuarios de Apple Watch, la app simplifica las funciones y permite incluso reportar si llegas tarde al meeting.
Wilson, que destaca esta aplicación junto a otra de un estilo similar llamada Onetime, opina que hacía falta algo así porque hoy en día se hace «un esfuerzo Hercúleo saber cuándo todo el mundo está disponible para una reunión, un problema que negocios de todos los tamaños tienen ahora que los tiempos de las telecomunicaciones han pasado a ser tan comunes como antes las reuniones de Martini».
Captura de pantalla 2015-04-06 a la(s) 20.18.03
Captura de pantalla 2015-04-06 a la(s) 20.18.23
Captura de pantalla 2015-04-06 a la(s) 20.18.39
 

Compártelo twitter facebook whatsapp
El videojuego también se lee
Las líneas en blanco y negro de Nagashima
Si quieres conocer mejor tu empresa, mira en la nevera de la oficina
Nicholas Negroponte: “Deberíamos pedir a los niños que nos ayudaran a pensar”
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *