14 de abril 2015    /   BUSINESS
por
 

Ciudad perra

14 de abril 2015    /   BUSINESS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

En Ciudad de México existen tres millones de perros según los últimos datos ofrecidos por la Secretaría de Salud local. Aunque entre 22 millones de habitantes bípedos esa cantidad de canes se disimula, estamos hablando una cifra equivalente a casi la totalidad de población humana en una ciudad como Berlín, en Roma, o dos tercios de la de Madrid.
Los datos de la Secretaría indican además que más de un millón de ellos (30%) son perros callejeros. Los espacios en la capital mexicana pensados para que los tusos disfruten son una seria necesidad de la que carece.
Un grupo de estudiantes de arquitectura locales han pensado en un proyecto que podría empezar a parchear el problema. La iniciativa se llama Perrísimos. «Buscamos la apropiación y recuperación de espacios públicos de nuestra ciudad. Generar comunidad a través de espacios que respondan a la transformación de las necesidades de nuestra sociedad», dice Ariadna Rosas, portavoz del proyecto. «Además amamos a los animales y creemos que la ciudad debe ser un espacio para todos, incluyéndolos a ellos».
La idea de los estudiantes consiste en la intervención temporal de parques, plazas, bajo-puentes y otros lugares de la ciudad donde «generar espacios incluyentes y seguros diseñados para perros», define Rosas. Para ello, el equipo busca fondos crowdfunding con los que fabricar el mobiliario urbano que ellos mismo han diseñado. En él combinan elementos para que los perros realicen actividades con otros pensados para que les acompañen sus dueños y otros ciudadanos. «Aquí los perros podrán convivir libremente con sus dueños y otros dog-lovers», explican.
3595ba0dc3dcc69a74e0d09644d93034957fde7a
Dice la portavoz que la necesidad que tuvieron por resolver esta problemática surgió de «un análisis social sobre cómo la comunidad hace propio un espacio a través de la actividad social». «Queremos apropiarnos de nuestra ciudad con un espacio que funcione para todos», reivindican. Con esta idea crearemos un espacio activo para la comunidad donde se pueda tener seguridad y libertad para una sana convivencia con los animales».
Perrísimos además busca generar conciencia sobre los perros abandonados. Actualmente México ocupa el primer lugar en América Latina en población canina en esta situación. Entre las intenciones de la iniciativa está la de «donar paseos» a perros sin dueño de las asociaciones invitadas a participar. «Esos espacios generados servirán también como incubadora de ideas e información sobre su cuidado y puntos de adopción».
El día 2 de Mayo quieren realizar un piloto del proyecto en un parque de su comunidad. Pretenden demostrar que sus estructuras, móviles y temporales, son una solución para convertir recónditos lugares de la ciudad en «espacios seguros de convivencia» entre perros y humanos.
«La Ciudad de México presenta una carencia de espacios públicos diseñados específicamente para compartir libremente con los perros», dice Rosas. «Buscamos espacios más allá de nuestro hogar donde podamos compartir con ellos».

perrisimo

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

En Ciudad de México existen tres millones de perros según los últimos datos ofrecidos por la Secretaría de Salud local. Aunque entre 22 millones de habitantes bípedos esa cantidad de canes se disimula, estamos hablando una cifra equivalente a casi la totalidad de población humana en una ciudad como Berlín, en Roma, o dos tercios de la de Madrid.
Los datos de la Secretaría indican además que más de un millón de ellos (30%) son perros callejeros. Los espacios en la capital mexicana pensados para que los tusos disfruten son una seria necesidad de la que carece.
Un grupo de estudiantes de arquitectura locales han pensado en un proyecto que podría empezar a parchear el problema. La iniciativa se llama Perrísimos. «Buscamos la apropiación y recuperación de espacios públicos de nuestra ciudad. Generar comunidad a través de espacios que respondan a la transformación de las necesidades de nuestra sociedad», dice Ariadna Rosas, portavoz del proyecto. «Además amamos a los animales y creemos que la ciudad debe ser un espacio para todos, incluyéndolos a ellos».
La idea de los estudiantes consiste en la intervención temporal de parques, plazas, bajo-puentes y otros lugares de la ciudad donde «generar espacios incluyentes y seguros diseñados para perros», define Rosas. Para ello, el equipo busca fondos crowdfunding con los que fabricar el mobiliario urbano que ellos mismo han diseñado. En él combinan elementos para que los perros realicen actividades con otros pensados para que les acompañen sus dueños y otros ciudadanos. «Aquí los perros podrán convivir libremente con sus dueños y otros dog-lovers», explican.
3595ba0dc3dcc69a74e0d09644d93034957fde7a
Dice la portavoz que la necesidad que tuvieron por resolver esta problemática surgió de «un análisis social sobre cómo la comunidad hace propio un espacio a través de la actividad social». «Queremos apropiarnos de nuestra ciudad con un espacio que funcione para todos», reivindican. Con esta idea crearemos un espacio activo para la comunidad donde se pueda tener seguridad y libertad para una sana convivencia con los animales».
Perrísimos además busca generar conciencia sobre los perros abandonados. Actualmente México ocupa el primer lugar en América Latina en población canina en esta situación. Entre las intenciones de la iniciativa está la de «donar paseos» a perros sin dueño de las asociaciones invitadas a participar. «Esos espacios generados servirán también como incubadora de ideas e información sobre su cuidado y puntos de adopción».
El día 2 de Mayo quieren realizar un piloto del proyecto en un parque de su comunidad. Pretenden demostrar que sus estructuras, móviles y temporales, son una solución para convertir recónditos lugares de la ciudad en «espacios seguros de convivencia» entre perros y humanos.
«La Ciudad de México presenta una carencia de espacios públicos diseñados específicamente para compartir libremente con los perros», dice Rosas. «Buscamos espacios más allá de nuestro hogar donde podamos compartir con ellos».

perrisimo

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cuando las grandes ciudades decidieron recuperar sus ríos
¿Tienen femenino los rangos del ejército?
Ciudad eléctrica, ciudad aérea: ¿es posible una ciudad futurista?
Hoodbikes: Una marca barcelonesa que reivindica la bici como estilo de vida
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Me parece una idea maravillosa, yo tengo tres perritos pequeños y en mi ciudad apenas hay espacio para poder disfrutar de un paseo con ellos o de una sesión de juegos. Creo que ya es el momento de que les demos más importancia a nuestras mascotas.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad