15 de noviembre 2011    /   DIGITAL
por
 

CNN iReport: A vueltas con el periodismo ciudadano

15 de noviembre 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

No es que el debate sea más viejo que el Antiguo Testamento, pero el gremio periodístico, muy dado a autoanalizarse en una continua creación y disolución de crisis del género, lleva hablando del tema no menos de un lustro. ¿Es el periodismo ciudadano lo que salvará al mundo o llenará las colas del INEM de pobres escritores y los bolsillos de los magnates de sucio parné generado por basura en forma de texto? Por si fuéramos pocos, CNN sale con su remodelación de iReport, la parte más social de su servicio de noticias en la web, que se llena del contenido generado por usuarios no profesionales. Agoreros a la izquierda, salvadores a la derecha. Comiencen el combate.

Quizá sea por la falta de asimilación del papel de las redes sociales en el escenario de la comunicación actual o sencillamente por su mera existencia, que da voz a cualquiera que pueda acceder a una conexión a Internet. El caso es que ni generadores ni consumidores de información consiguen ponerse de acuerdo en si esto de que todo hijo de vecino pueda aportar sus puntos de vista es, en esencia, positivo o negativo.

No termina de quedar claro si el extinto Soitu fue esa maravillosa aventura de descubrimiento de un nuevo paradigma de la información 2.0 o una manera de que un medio acaparara contenido poniendo importantes dificultades de cobro a quien participaba en él. El caso es que ahí quedó la cosa para los inversores y trabajadores de dicho medio y la vida siguió transcurriendo, de manera más o menos plácida, con varios intentos por parte de algunos periódicos por apuntarse el tanto de la democratización en la producción de noticias.

El resultado hasta ahora, siempre referido a este país, es un hermoso y esférico cero en cuanto a resultados reseñables. Que cualquiera pueda intentar hacer una bonita puerta de estilo provenzal sin ser carpintero no quiere decir que vaya a ser capaz de conseguirlo. De la misma forma, recoger, sin filtro previo, material destacable procedente de miles de usuarios se convierte en una tarea que sólo se puede calificar como ardua.

Y así llegamos al millón de usuarios registrados que tiene ya CNN iReport. El gigante informativo tenía ya montado el tenderete de manera que los usuarios pudieran aportar su morcilla al gran cocido de noticias. Ha sido hoy cuando han querido cambiarle el vestido a la niña y le han puesto los volantes más sociales.

CNN ha querido convertir iReport en una red social. ¿Centrada en las noticias? ¡No! Al menos así lo cuenta Lila King, directora de participación de CNN.com.»Hemos querido convertir el sitio en algo centrado más en las personas que en las historias de las noticias». Genial. La socialización de las noticias hace que las personas que las redactan sean las protagonistas, según King. ¿Pierden de esta manera parte de sus esencia?

La apuesta por las personas se traduce en una potenciación de los perfiles de los usuarios que permite una mayor personalización en el menú de noticias que recibe cada lector, pero también en un claro aumento de la información que CNN tiene de sus lectores. Ésta es la ganancia más inmediata que obtiene la cadena y que va mucho más allá del mero valor de las noticias que recibe o del ahorro en salarios de redactores.

CNN se lo ha puesto fácil a todo aquel que quiera comenzar a contar lo que ocurre a su alrededor. Las historias pueden llegar a CNN.com a través de la misma web de iReport, a través de email -han habilitado incluso una manera de que esos emails puedan ser anónimos-, a través de las apps móviles de CNN,  directamente en vídeo desde iMovie o Final Cut y desde redes sociales como Gowalla, Facebook o Instagram.

¿Temática? Libre, aunque si el aspirante anda escaso de inventiva, iReport propone algunos temas en su Assignment Desk. Allí, el redactor podrá aportar su punto de vista acerca de los temas más candentes del momento.

CNN iReport es el último paso dado en la dirección de que las noticias sean contadas directamente por sus propios protagonistas. ¿Creéis que debe ser así o que es sencillamente una excusa que ponen algunos medios para eliminar coste salarial disfrazándolo de innovación informativa?

No es que el debate sea más viejo que el Antiguo Testamento, pero el gremio periodístico, muy dado a autoanalizarse en una continua creación y disolución de crisis del género, lleva hablando del tema no menos de un lustro. ¿Es el periodismo ciudadano lo que salvará al mundo o llenará las colas del INEM de pobres escritores y los bolsillos de los magnates de sucio parné generado por basura en forma de texto? Por si fuéramos pocos, CNN sale con su remodelación de iReport, la parte más social de su servicio de noticias en la web, que se llena del contenido generado por usuarios no profesionales. Agoreros a la izquierda, salvadores a la derecha. Comiencen el combate.

Quizá sea por la falta de asimilación del papel de las redes sociales en el escenario de la comunicación actual o sencillamente por su mera existencia, que da voz a cualquiera que pueda acceder a una conexión a Internet. El caso es que ni generadores ni consumidores de información consiguen ponerse de acuerdo en si esto de que todo hijo de vecino pueda aportar sus puntos de vista es, en esencia, positivo o negativo.

No termina de quedar claro si el extinto Soitu fue esa maravillosa aventura de descubrimiento de un nuevo paradigma de la información 2.0 o una manera de que un medio acaparara contenido poniendo importantes dificultades de cobro a quien participaba en él. El caso es que ahí quedó la cosa para los inversores y trabajadores de dicho medio y la vida siguió transcurriendo, de manera más o menos plácida, con varios intentos por parte de algunos periódicos por apuntarse el tanto de la democratización en la producción de noticias.

El resultado hasta ahora, siempre referido a este país, es un hermoso y esférico cero en cuanto a resultados reseñables. Que cualquiera pueda intentar hacer una bonita puerta de estilo provenzal sin ser carpintero no quiere decir que vaya a ser capaz de conseguirlo. De la misma forma, recoger, sin filtro previo, material destacable procedente de miles de usuarios se convierte en una tarea que sólo se puede calificar como ardua.

Y así llegamos al millón de usuarios registrados que tiene ya CNN iReport. El gigante informativo tenía ya montado el tenderete de manera que los usuarios pudieran aportar su morcilla al gran cocido de noticias. Ha sido hoy cuando han querido cambiarle el vestido a la niña y le han puesto los volantes más sociales.

CNN ha querido convertir iReport en una red social. ¿Centrada en las noticias? ¡No! Al menos así lo cuenta Lila King, directora de participación de CNN.com.»Hemos querido convertir el sitio en algo centrado más en las personas que en las historias de las noticias». Genial. La socialización de las noticias hace que las personas que las redactan sean las protagonistas, según King. ¿Pierden de esta manera parte de sus esencia?

La apuesta por las personas se traduce en una potenciación de los perfiles de los usuarios que permite una mayor personalización en el menú de noticias que recibe cada lector, pero también en un claro aumento de la información que CNN tiene de sus lectores. Ésta es la ganancia más inmediata que obtiene la cadena y que va mucho más allá del mero valor de las noticias que recibe o del ahorro en salarios de redactores.

CNN se lo ha puesto fácil a todo aquel que quiera comenzar a contar lo que ocurre a su alrededor. Las historias pueden llegar a CNN.com a través de la misma web de iReport, a través de email -han habilitado incluso una manera de que esos emails puedan ser anónimos-, a través de las apps móviles de CNN,  directamente en vídeo desde iMovie o Final Cut y desde redes sociales como Gowalla, Facebook o Instagram.

¿Temática? Libre, aunque si el aspirante anda escaso de inventiva, iReport propone algunos temas en su Assignment Desk. Allí, el redactor podrá aportar su punto de vista acerca de los temas más candentes del momento.

CNN iReport es el último paso dado en la dirección de que las noticias sean contadas directamente por sus propios protagonistas. ¿Creéis que debe ser así o que es sencillamente una excusa que ponen algunos medios para eliminar coste salarial disfrazándolo de innovación informativa?

Compártelo twitter facebook whatsapp
Lobotomízame suavemente
Adidas tunea el cuento de Navidad de Dickens
Google ofrecerá herramientas para la realización de campañas políticas
La emisora online que estimula la creatividad de los niños a través de los sonidos de su entorno
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad