fbpx
24 de noviembre 2015    /   CREATIVIDAD
por
fotografia  David Sykes

Comfort food: comida que da «gustirrinín» mirar

24 de noviembre 2015    /   CREATIVIDAD     por        fotografia  David Sykes
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Los alimentos que ilustran este artículo tienen un aspecto inmejorable, pero en su caso no es aplicable aquello de «¡pues mejor sabrán!». No es aconsejable hincarles el diente a no ser que tenga uno la extraña costumbre de masticar trozos de tela o de comer cartón.

Si se observan de cerca esos apetitosos trozos de queso o ese completo desayuno inglés, se reconocerán en ellos las puntadas de lana. Son perfectos trampantojos que sacan una sonrisa a quien, tras el engaño inicial, descubre el truco.

wooly-christmas-final-UKJessica_dance copy

Se trata de un proyecto titulado ‘The comfort food series’ que Jessica Dance ha realizado junto al fotógrafo David Sykes. «Creo que a la gente le gusta ver cosas que se alejen ligeramente de lo común. La comida de las series de ‘Comfort food’ parece real en un primer vistazo, pero cuando te acercas más puedes ver la textura del tejido», explica Dance. «A las personas les gusta encontrarse con algo inesperado para desafiar a lo cotidiano».

La pieza más difícil que ha tejido han sido las pequeñas judías, aunque todavía no se ha enfrentado a un pez «con todas sus diminutas escamas», pieza que consideraría todo un reto.

stylist-cover3130 copy

wool-burger

woolly-full-englishJessica_dance

La directora de arte ha recibido encargos (o, más bien, «pedidos») de sus productos para usos publicitarios y editoriales. Por ejemplo, para la revista Stylist, que adornó un reportaje con sus placenteros —al menos, para la vista— platos. «También a veces recibo pedidos para colecciones privadas». Pese a su agradable apariencia y su colorido, no cree que su comfort food tenga salida para el público infantil, ya que «lleva mucho tiempo hacerlos, a veces son frágiles y probablemente no son seguros para los niños».

choco donut

Aunque su obra resulta especialmente agradable de contemplar para la mayoría de las personas, ella opina que el arte no tiene por qué ser estéticamente bello. «No creo que importe si el arte es agradable estéticamente o no, creo que de lo que se trata es de desafiar al espectador y hacerle pensar diferente. Ya sea positivo o negativo, está provocando una reflexión y una reacción y generando conversación, que es de lo que yo creo que trata el arte».

knit_cheese_caro_jessicadance

Entre sus otros proyectos de modelaje se encuentran una serie de trofeos de caza de tela, una enorme y blandita calculadora y una colección de comida de cartón.

calcu pastadientes


papelnuevonombreimagen

Los alimentos que ilustran este artículo tienen un aspecto inmejorable, pero en su caso no es aplicable aquello de «¡pues mejor sabrán!». No es aconsejable hincarles el diente a no ser que tenga uno la extraña costumbre de masticar trozos de tela o de comer cartón.

Si se observan de cerca esos apetitosos trozos de queso o ese completo desayuno inglés, se reconocerán en ellos las puntadas de lana. Son perfectos trampantojos que sacan una sonrisa a quien, tras el engaño inicial, descubre el truco.

wooly-christmas-final-UKJessica_dance copy

Se trata de un proyecto titulado ‘The comfort food series’ que Jessica Dance ha realizado junto al fotógrafo David Sykes. «Creo que a la gente le gusta ver cosas que se alejen ligeramente de lo común. La comida de las series de ‘Comfort food’ parece real en un primer vistazo, pero cuando te acercas más puedes ver la textura del tejido», explica Dance. «A las personas les gusta encontrarse con algo inesperado para desafiar a lo cotidiano».

La pieza más difícil que ha tejido han sido las pequeñas judías, aunque todavía no se ha enfrentado a un pez «con todas sus diminutas escamas», pieza que consideraría todo un reto.

stylist-cover3130 copy

wool-burger

woolly-full-englishJessica_dance

La directora de arte ha recibido encargos (o, más bien, «pedidos») de sus productos para usos publicitarios y editoriales. Por ejemplo, para la revista Stylist, que adornó un reportaje con sus placenteros —al menos, para la vista— platos. «También a veces recibo pedidos para colecciones privadas». Pese a su agradable apariencia y su colorido, no cree que su comfort food tenga salida para el público infantil, ya que «lleva mucho tiempo hacerlos, a veces son frágiles y probablemente no son seguros para los niños».

choco donut

Aunque su obra resulta especialmente agradable de contemplar para la mayoría de las personas, ella opina que el arte no tiene por qué ser estéticamente bello. «No creo que importe si el arte es agradable estéticamente o no, creo que de lo que se trata es de desafiar al espectador y hacerle pensar diferente. Ya sea positivo o negativo, está provocando una reflexión y una reacción y generando conversación, que es de lo que yo creo que trata el arte».

knit_cheese_caro_jessicadance

Entre sus otros proyectos de modelaje se encuentran una serie de trofeos de caza de tela, una enorme y blandita calculadora y una colección de comida de cartón.

calcu pastadientes


papelnuevonombreimagen

Compártelo twitter facebook whatsapp
En busca de las raíces del flamenco
Lo que necesita Madrid es un poco de afecto
El retrovisionario que ha construido un museo analógico en su casa
Los 'gafapasta' del OFFF On Tour Madrid
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *