16 de septiembre 2019    /   CREATIVIDAD
por
 

Cómics para mirar donde no escucha nadie

16 de septiembre 2019    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El tratamiento de algunos temas se ve lastrado por una limitación de espacio, una limitación de ritmo, una limitación de profundidad o, en el peor de los casos, una limitación de empatía.

De un tiempo a esta parte, algunos enfoques más informativos que narrativos han encontrado acomodo en el ecosistema comiquero, tan dado a apostar por episodios relevantes de la historia o, mirando al presente, a reportajear capítulos contemporáneos. Y qué demonios, funciona.

Informe Semanal versión ilustrada

Cuando el reporterismo se ejerce a través de la caja de pinturas, surgen aparatos como Escapar de la guerra y de las olas (Turner, 2019), un álbum ilustrado que ofrece una visión de las migraciones que se están produciendo en Europa y Oriente Próximo.

Escapar de la guerra y de las olas es una creación de Olivier Kugler, un ilustrador alemán afincado en Londres que hizo las preguntas lógicas a Médicos Sin Frontera, los autores del encargo: «¿Puedo entrevistarlos y fotografiarlos?».

Lo que Kugler quería, sin embargo, es usar esas fotos para filtrar el retrato de los protagonistas de las migraciones a través de sus pinceles. Así que el autor cogió su mochila y se marchó al Kurdistán, a Grecia y a Francia, tres de los puntos calientes de acumulación de migrantes y refugiados.

El libro combina la representación de la miseria humana en contraposición con la esperanza y resistencia de las personas que peor lo pasan. Son fogonazos de vidas trágicas, de discriminación, de obstáculos. Historias que dejaron de ocupar espacio en los informativos porque, posiblemente, requieran de un ritmo pausado de asimilación de la aniquilación del cinismo con el que nos armamos para hacernos los longuis con lo que ocurre a las puertas de casa.

Kugler narra con pericia las historias de llegada, la supervivencia cotidiana, las vidas pasadas o las anécdotas medianamente luminosas que insuflan algo de optimismo y esperanza a los refugiados. Porque quizás sea este el espacio que nos queda para conocer con pausa las historias incómodas acerca de problemas de los que nadie se quiere ocupar.

Si quieres saber más acerca de historias de refugiados en formato ilustrado, aqui tienes la de Javier y Juan Gallego, Como si nunca hubieran sido, y el dolor azul de Refugiada, el relato ilustrado creado por Tessa Julià Dinarès y Anna Gordillo para mostrar cómo cambia la vida cuando se deja todo atrás para sobrevivir.

Bola extra: algo para escuchar y algo más para leer

Bezimena: otra patada en el alma a cargo de Nina Bunjevac

Una de las autoras más crudas e interesantes de la actualidad escarba en lo más oscuro y perverso de la mente para trazar un relato inquietante acerca de la pederastia, la violación y la autojustificación que encontramos ante los comportamientos erráticos.
bunjevac

Este contenido es una columna llamada El Piensódromo. La enviamos los viernes por email e incluye algún tipo de reflexión acerca del ecosistema que nos rodea y algunas recomendaciones culturales y lecturas adicionales. Si quieres recibirlo directamente en tu correo electrónico, puedes darte del alta en el formulario que hay aquí.

El tratamiento de algunos temas se ve lastrado por una limitación de espacio, una limitación de ritmo, una limitación de profundidad o, en el peor de los casos, una limitación de empatía.

De un tiempo a esta parte, algunos enfoques más informativos que narrativos han encontrado acomodo en el ecosistema comiquero, tan dado a apostar por episodios relevantes de la historia o, mirando al presente, a reportajear capítulos contemporáneos. Y qué demonios, funciona.

Informe Semanal versión ilustrada

Cuando el reporterismo se ejerce a través de la caja de pinturas, surgen aparatos como Escapar de la guerra y de las olas (Turner, 2019), un álbum ilustrado que ofrece una visión de las migraciones que se están produciendo en Europa y Oriente Próximo.

Escapar de la guerra y de las olas es una creación de Olivier Kugler, un ilustrador alemán afincado en Londres que hizo las preguntas lógicas a Médicos Sin Frontera, los autores del encargo: «¿Puedo entrevistarlos y fotografiarlos?».

Lo que Kugler quería, sin embargo, es usar esas fotos para filtrar el retrato de los protagonistas de las migraciones a través de sus pinceles. Así que el autor cogió su mochila y se marchó al Kurdistán, a Grecia y a Francia, tres de los puntos calientes de acumulación de migrantes y refugiados.

El libro combina la representación de la miseria humana en contraposición con la esperanza y resistencia de las personas que peor lo pasan. Son fogonazos de vidas trágicas, de discriminación, de obstáculos. Historias que dejaron de ocupar espacio en los informativos porque, posiblemente, requieran de un ritmo pausado de asimilación de la aniquilación del cinismo con el que nos armamos para hacernos los longuis con lo que ocurre a las puertas de casa.

Kugler narra con pericia las historias de llegada, la supervivencia cotidiana, las vidas pasadas o las anécdotas medianamente luminosas que insuflan algo de optimismo y esperanza a los refugiados. Porque quizás sea este el espacio que nos queda para conocer con pausa las historias incómodas acerca de problemas de los que nadie se quiere ocupar.

Si quieres saber más acerca de historias de refugiados en formato ilustrado, aqui tienes la de Javier y Juan Gallego, Como si nunca hubieran sido, y el dolor azul de Refugiada, el relato ilustrado creado por Tessa Julià Dinarès y Anna Gordillo para mostrar cómo cambia la vida cuando se deja todo atrás para sobrevivir.

Bola extra: algo para escuchar y algo más para leer

Bezimena: otra patada en el alma a cargo de Nina Bunjevac

Una de las autoras más crudas e interesantes de la actualidad escarba en lo más oscuro y perverso de la mente para trazar un relato inquietante acerca de la pederastia, la violación y la autojustificación que encontramos ante los comportamientos erráticos.
bunjevac

Este contenido es una columna llamada El Piensódromo. La enviamos los viernes por email e incluye algún tipo de reflexión acerca del ecosistema que nos rodea y algunas recomendaciones culturales y lecturas adicionales. Si quieres recibirlo directamente en tu correo electrónico, puedes darte del alta en el formulario que hay aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Los escritores que oían voces en su cabeza
Alfabética resucita los letreros antiguos
¿Todavía crees que Internet es libre?
Lobotomízame suavemente
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies