10 de junio 2016    /   CREATIVIDAD
por
 

Common Sans: la fuente tipográfica sin refugiados

10 de junio 2016    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

La paradoja de Europa implica que se llame refugiados a personas a las que no se otorga refugio. Los refugiados, como la objetividad, como los Reyes Magos, no existen pero nosotros sí nos creemos más generosos de lo que en realidad somos.

En Common Sans, la fuente digital creada por la agencia de diseño Essen International y la ONG Solvatten, los refugiados tampoco existen. Sólo existen los seres humanos.

La idea es sorprendente: cada vez que se escribe la palabra refugiado en inglés (refugee), ésta se sustituye automáticamente por la palabra humano (human). Esa simple sustitución, instantánea e impactante, es el detonante necesario para una reflexión acerca de cómo considera el ciudadano medio europeo a quien intenta entrar en el continente.

Desde Essen International explican que se trata de «un recordatorio de que, de una u otra manera, estamos implicados en esta crisis. Porque no es una crisis de refugiados, sino una crisis humanitaria».

jun-09-2016 19-17-37

La fuente Common Sans se puede descargar gratuitamente desde este enlace.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

La paradoja de Europa implica que se llame refugiados a personas a las que no se otorga refugio. Los refugiados, como la objetividad, como los Reyes Magos, no existen pero nosotros sí nos creemos más generosos de lo que en realidad somos.

En Common Sans, la fuente digital creada por la agencia de diseño Essen International y la ONG Solvatten, los refugiados tampoco existen. Sólo existen los seres humanos.

La idea es sorprendente: cada vez que se escribe la palabra refugiado en inglés (refugee), ésta se sustituye automáticamente por la palabra humano (human). Esa simple sustitución, instantánea e impactante, es el detonante necesario para una reflexión acerca de cómo considera el ciudadano medio europeo a quien intenta entrar en el continente.

Desde Essen International explican que se trata de «un recordatorio de que, de una u otra manera, estamos implicados en esta crisis. Porque no es una crisis de refugiados, sino una crisis humanitaria».

jun-09-2016 19-17-37

La fuente Common Sans se puede descargar gratuitamente desde este enlace.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista ¡Vamos! haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Emilia Pardo Bazán: las escritoras serias también escriben libros de cocina
Viejas tiendas tradicionales que sobreviven en la modernidad de Tokio
La portada eléctrica de Yorokobu
La jungla no tiene por qué ser verde
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Comentarios cerrados.