fbpx
BRANDED CONTENT

BRANDED CONTENT
20 de enero 2016    /   BRANDED CONTENT
 

¿Cómo afectan las pantallas en el aprendizaje de los niños?

20 de enero 2016    /   BRANDED CONTENT              
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El 75% de los niños de 3 años tiene su propio dispositivo móvil en EEUU. Ya en preescolar pasan una media de seis horas al día viendo algo en una pantalla y el tiempo de uso aumenta conforme van creciendo. En ese mismo país, los adolescentes entre 8 y 18 años dedican unas nueve horas diarias a las tecnologías digitales.

Estos menores ya no serán nativos digitales. Son humanos digitales. «Estamos introduciendo a los niños en esta tecnología muy pronto», indica Dimitri Christakis, director del Centro de salud, comportamiento y desarrollo infantil del Children Seattle Hospital.

La pregunta que se hace el pediatra y su equipo de investigación es: «¿Qué efecto tiene esto en el sistema cognitivo de los niños?». «Nacemos con el cerebro sin desarrollar del todo. El cerebro del recién nacido aumenta el triple en los dos primeros años y lo hace como respuesta directa a la estimulación externa».

Durante millones de años el cerebro ha evolucionado para procesar lo que pasa en el mundo real. En los años 50, con la llegada de la televisión, la exposición de imágenes y de la información se hizo mucho más rápida. Eso supuso un primer cambio en la forma de entender el mundo. Pero lo único que hacían las personas era sentarse a mirar qué ocurría.

El nuevo cambio que suponen los móviles y las tabletas táctiles es la capacidad de interactuar con ellas. «Esto tiene unos efectos diferentes en el desarrollo y la cognición del cerebro», indica Christakis. «Estamos estudiando cómo influye en el aprendizaje de los niños».

El pediatra y su equipo han observado que la interactividad produce en los niños el deseo de seguir utilizando los dispositivos. «Les damos un vaso y lo tiran. Les gusta porque han hecho algo. Han aprendido qué es la gravedad. Lo recoges, se lo vuelves a dar y lo vuelve a tirar». Con la posibilidad de interactuar que ofrecen las tabletas ocurre lo mismo. «Al cerebro le gusta y dice: ‘Hazlo otra vez’».

En el Centro de salud, comportamiento y desarrollo infantil del Children Seattle Hospital, siguen investigando y ahora intentan averiguar la respuesta a otra pregunta: ¿cuánto tiempo debe utilizar un niño los dispositivos digitales al día?

Como afecta el uso de las pantallas en la capacidad de aprendizaje de los ninos

El 75% de los niños de 3 años tiene su propio dispositivo móvil en EEUU. Ya en preescolar pasan una media de seis horas al día viendo algo en una pantalla y el tiempo de uso aumenta conforme van creciendo. En ese mismo país, los adolescentes entre 8 y 18 años dedican unas nueve horas diarias a las tecnologías digitales.

Estos menores ya no serán nativos digitales. Son humanos digitales. «Estamos introduciendo a los niños en esta tecnología muy pronto», indica Dimitri Christakis, director del Centro de salud, comportamiento y desarrollo infantil del Children Seattle Hospital.

La pregunta que se hace el pediatra y su equipo de investigación es: «¿Qué efecto tiene esto en el sistema cognitivo de los niños?». «Nacemos con el cerebro sin desarrollar del todo. El cerebro del recién nacido aumenta el triple en los dos primeros años y lo hace como respuesta directa a la estimulación externa».

Durante millones de años el cerebro ha evolucionado para procesar lo que pasa en el mundo real. En los años 50, con la llegada de la televisión, la exposición de imágenes y de la información se hizo mucho más rápida. Eso supuso un primer cambio en la forma de entender el mundo. Pero lo único que hacían las personas era sentarse a mirar qué ocurría.

El nuevo cambio que suponen los móviles y las tabletas táctiles es la capacidad de interactuar con ellas. «Esto tiene unos efectos diferentes en el desarrollo y la cognición del cerebro», indica Christakis. «Estamos estudiando cómo influye en el aprendizaje de los niños».

El pediatra y su equipo han observado que la interactividad produce en los niños el deseo de seguir utilizando los dispositivos. «Les damos un vaso y lo tiran. Les gusta porque han hecho algo. Han aprendido qué es la gravedad. Lo recoges, se lo vuelves a dar y lo vuelve a tirar». Con la posibilidad de interactuar que ofrecen las tabletas ocurre lo mismo. «Al cerebro le gusta y dice: ‘Hazlo otra vez’».

En el Centro de salud, comportamiento y desarrollo infantil del Children Seattle Hospital, siguen investigando y ahora intentan averiguar la respuesta a otra pregunta: ¿cuánto tiempo debe utilizar un niño los dispositivos digitales al día?

Como afecta el uso de las pantallas en la capacidad de aprendizaje de los ninos

Compártelo twitter facebook whatsapp
'No somos hormigas': Un libro sobre la capacidad humana para hacer un mundo mejor
Mirar anuncios, la fórmula para apadrinar niños que propone Grinbuzz.com
Tu pareja te miente, pero no te lo tomes a mal
Presta atención, pero no la regales
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Que buena información,paro todos los padres que utilizan la tecnología para evadir la responsabilidad que como padres tienen, y prefieren tenerlos quietos que jugar con ellos o resolverles todas sus inquietudes.

  • Sobre todo para un niño que está en los primeros meses de vida es muy importante estimularlos de forma positiva no a través de un dispositivo electrónico. Es la edad en la que empiezan a descubrir el mundo que los rodea y esto no puede realizarse a través de una pantalla.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *