13 de octubre 2023    /   BRANDED CONTENT
 

Los diez mandamientos del buen diseño que proclamó Dieter Rams hace más de medio siglo siguen vigentes. Clio te lo demuestra.


13 de octubre 2023    /   BRANDED CONTENT              
twitter facebook whatsapp

¿Cómo saber si un diseño es bueno? ¿De qué depende que podamos calificarlo como perfecto? ¿Del gusto de cada uno? Afortunadamente, uno de los diseñadores industriales más importantes del mundo, Dieter Rams, definió en 1970 los 10 principios del buen diseño por los que todavía hoy se guían muchos diseñadores. 

La filosofía del diseñador alemán quedaba clara en su lema: «Weniger, aber besser» («menos, pero mejor»). Porque si algo disgustaba a Rams era el artificio, por eso en sus creaciones eliminaba todo lo innecesario. Su fobia por lo superfluo se manifestó incluso en la forma de declarar su visión estética. 

«Creo que los diseñadores deberían eliminar lo innecesario», dijo en una entrevista en 2017. «La calidad estética de un producto es un aspecto integral de su utilidad. […]. Una cosa solo puede ser bella si también está bien hecha».

Rams ha pasado a la historia del diseño por crear productos tan icónicos como la radio-tocadiscos SK4 (conocida como el ataúd de Blancanieves por su tapa superior transparente), el Sistema de Estanterías Universal 606 o la mítica calculadora de bolsillo ET22. Además, su huella está muy presente en el diseño que Apple aplica a sus productos. 

Ahora bien, ¿se ajustarían sus principios del buen diseño a algo tan diferente como un automóvil? La respuesta es sí, sin ninguna duda. Y para demostrarlo, vamos a analizar el diseño del nuevo Clio E-Tech full hybrid.

PRINCIPIOS DEL BUEN DISEÑO SEGÚN RAMS

1.El buen diseño ha de ser innovador. Para Rams, la innovación en el diseño va de la mano de la innovación tecnológica, pero nunca puede ser un fin en sí mismo. Un diseño innovador diferenciará al producto de todos los demás y conseguirá que sea más recordado. Esta máxima, por ejemplo, la aplicó al SK4, en el que fusionó radio y tocadiscos. Aunque también se ve aplicada en objetos tan sencillos como un boli Bic, que introdujo como innovación esa milimétrica bolita de acero inoxidable gracias a la cual fluye la tinta. 

En el caso del Nuevo Clio, el aspecto exterior del coche, así como el rediseño del logo de Renault, confiere al vehículo un aspecto renovado y modernizado, pero sin perder su esencia. Un diseño que camina de la mano de su tiempo, pero que bebe de todo lo aprendido en el camino.

buen diseño dieter rams

2.El buen diseño hace útil un producto. Es obvio que compramos un producto para ser usado, no solo por estética. Pero, además de criterios funcionales, debe cumplir también otros estéticos y psicológicos. Por eso, para Dieter Rams un buen diseño enfatiza la utilidad del producto e ignora otros aspectos que puedan perjudicarlo. Ejemplos de cómo llevó esto a la práctica son su exprimidor Braun MPZ 21 o la estantería Shelving System 606.

En Renault siempre han tenido claro que el diseño de sus vehículos debe estar centrado en las personas y en la tecnología, y es gracias a ella por lo que el nuevo Clio E-Tech full hybrid resulta un coche que hace la vida más fácil a bordo. Cuenta, por ejemplo, con el sistema multimedia Renault Easy Link, plataforma multimedia que permite acceder a toda una serie de aplicaciones como la navegación, el mantenimiento predictivo y el infoentretenimiento.

3.El buen diseño es estético. De nada sirve el diseño si no resulta atractivo a primera vista. Rams decía que solo los productos bien hechos pueden ser bellos. Para el diseñador, un diseño estético aporta felicidad e invita a ser usado. Y eso es lo que sigue ocurriendo cuando contemplamos algunas de sus creaciones más universales, como el radiotransistor Braun T3, en cuya estética se inspiró Apple para crear el iPod.

En el Nuevo Clio, el diseño exterior del coche cumple con creces la máxima de Dieter Rams, pero también puede verse con más detalle, por ejemplo, en su frontal, totalmente rediseñado con volúmenes esculpidos y líneas marcadas que le confieren un estilo moderno y dinámico. La parrilla ajedrezada más ancha aporta un carácter más fuerte y deportivo, mientras que el efecto degradado, que va de oscuro en el logotipo a más claro en los extremos, añade profundidad y tecnicidad. 

[pullquote]Rams decía que solo los productos bien hechos pueden ser bellos. Para el diseñador, un diseño estético aporta felicidad e invita a ser usado.[/pullquote]

4.El buen diseño hace un producto comprensible. «Un buen diseño simplifica la estructura del producto y lo predispone a expresar claramente su función mediante la simple intuición del usuario», decía Rams. Es decir, habla y se explica por sí solo, no necesita manual de instrucciones. Esto es algo que el diseñador plasmó, por ejemplo, en el televisor FS 600 y en el aparato de radio R20, ambos de Braun, donde redujo al máximo la cantidad de botones de uso para facilitar el manejo del aparato. 

Un ejemplo más actual y doméstico de cómo hacer que un diseño sea comprensible e intuitivo son las tijeras Fiskars, diseñadas por Olof Bäcström en 1967, con un mando más ergonómico adaptado para que los dedos encajen cómodamente en él. Aunque, sin duda, donde mejor se puede apreciar este concepto del diseño es, una vez más, en los productos de Apple.

Además, para que la conducción sea aún más fácil y segura, se han integrado 20 ayudas a la conducción (ADAS), como el sistema Active Driver Assist, la cámara de 360º y la frenada automática de emergencia con detección de ciclistas y peatones. Un coche, en definitiva, diseñado para hacer más fácil la vida de sus conductores.

5.El buen diseño no es intrusivo. Para Rams, los productos que cumplen un propósito específico son como las herramientas. No son objetos de decoración ni obras de arte o como objetos de decoración, sino para un fin. Por tanto, su diseño debe ser neutral y sobrio para dejar espacio para la autoexpresión del usuario. Las sillas 601 y 602 que creó para Vitsoe son un buen ejemplo.  Una estructura muy sencilla formada por dos patas de aluminio y un asiento que permite jugar con diferentes estéticas y materiales. 

6.El buen diseño es honesto. No vende quimeras, sino que todo lo que ofrece al consumidor se cumple al 100%. Su taburete 740 Stool, por ejemplo, es una reinterpretación de las esteras japonesas redondeadas que se usan para sentarse, pero se mantiene fiel a su cometido a pesar de lo atractivo de su diseño con forma apilable. Algo que también puede verse en su calculadora Braun RE66.

La fiabilidad del Renault Clio viene ya demostrada desde aquel primer modelo que se lanzó al mercado allá por 1990. 16 millones de unidades vendidas en todo el mundo y más de un millón en España dan fe de ello. Clio siempre ha sido uno de los coches urbanos más emblemáticos gracias a su fiabilidad, sus prestaciones y su adaptabilidad a las necesidades de los conductores, y que también ha sabido conquistar al público por su diseño. 

7. El buen diseño es duradero. Evita las modas y, por lo tanto, nunca parece anticuado. A lo largo de su extensa carrera, Rams creó una línea que todavía sigue gustando e influyendo en muchos diseños actuales, como los de Apple. Muebles como el sillón modelo 620 que creó para Vitsoe o el transistor T3 son un buen ejemplo de esta máxima.

En el caso del Renault Clio, treinta años de historia así lo abalan. Poco más hay que decir.

8.El buen diseño es minucioso hasta el último detalle. Nada debe ser arbitrario o dejado al azar. El cuidado y la precisión en el proceso de diseño muestran respeto al usuario, decía Rams. Y es algo que cumplió y buscó en todos sus diseños, como la mesa 850 Conference, creada para salas de reuniones. O la radio portátil T52 de Braun.

El mimo en los detalles y el diseño minucioso es algo que se puede observar en el salpicadero del Nuevo Clio, equipado con la tecnología multi-sense e iluminación ambiental regulable. También en el uso de materiales más nobles y duraderos, asientos con forma envolvente para proporcionar una mayor sujeción lateral, y con la habitabilidad, el confort y la ergonomía como principales bazas. En definitiva, una combinación de tecnología, precisión y sofisticación.

[pullquote]Nada debe ser arbitrario o dejado al azar. El cuidado y la precisión en el proceso de diseño muestran respeto al usuario, decía Rams.[/pullquote]

9. El buen diseño es respetuoso con el medio ambiente. Contribuye a su preservación. Conserva los recursos y minimiza la contaminación física y visual a lo largo del ciclo de vida del producto. Se alejan, pues, de la obsolescencia programada tan presente en muchos productos de hoy. Rams trató de llevarlo a cabo en su mesa 621 al hacerla en plástico, ya que entonces se veía como un material noble y duradero. Hoy buscamos materiales más sostenibles y ecológicos, pero el concepto es el mismo.

En un vehículo hay dos formas de demostrar su interés por el cuidado del medio ambiente. Una es gracias a sus motores, que tanto en las versiones híbridas como en las de combustión, el Nuevo Clio logra reducir significativamente las emisiones de CO2 a la atmósfera y ofrece un asistente de conducción ecológica que muestra al conductor el mejor comportamiento del vehículo para reducirlas. La otra manera en la que el Nuevo Clio muestra su compromiso con el cuidado del planeta es en los materiales que utiliza en su fabricación. Un ejemplo es el uso de un textil sostenible fabricado con un 60% de fibras vegetales producidas a base de madera llamado TENCEL, y la eliminación por completo del uso de cuero animal en su producción. En su lugar, se recurre a una mezcla textil granulada (TEP) compuesta por fibras de origen biológico y fibras de poliéster que necesitan menos agua y energía para teñirse que las fibras convencionales.

10. El buen diseño es diseño en su mínima expresión. Menos pero mejor era la máxima de Dieter Rams, para concentrase en los elementos esenciales. De vuelta a la pureza, de vuelta a la simplicidad. Que cada elemento esté pensado para cumplir su función y renuncie al artificio. Todos los diseños de este creador alemán cumplen esa máxima. Dos ejemplos más, además de los ya mencionados en los puntos anteriores, son el altavoz L2 diseñado para Braun en 1958, y el tocadiscos TP1, en el que cuida esa línea funcional y geométrica que tanto le caracteriza.

Funcionalidad y sencillez de formas confirman también los valores de Renault: la precisión y la tecnicidad en todo su concepto, desde el propio logo hasta la línea deportiva de su carrocería.

twitter facebook

¿Cómo saber si un diseño es bueno? ¿De qué depende que podamos calificarlo como perfecto? ¿Del gusto de cada uno? Afortunadamente, uno de los diseñadores industriales más importantes del mundo, Dieter Rams, definió en 1970 los 10 principios del buen diseño por los que todavía hoy se guían muchos diseñadores. 

La filosofía del diseñador alemán quedaba clara en su lema: «Weniger, aber besser» («menos, pero mejor»). Porque si algo disgustaba a Rams era el artificio, por eso en sus creaciones eliminaba todo lo innecesario. Su fobia por lo superfluo se manifestó incluso en la forma de declarar su visión estética. 

«Creo que los diseñadores deberían eliminar lo innecesario», dijo en una entrevista en 2017. «La calidad estética de un producto es un aspecto integral de su utilidad. […]. Una cosa solo puede ser bella si también está bien hecha».

Rams ha pasado a la historia del diseño por crear productos tan icónicos como la radio-tocadiscos SK4 (conocida como el ataúd de Blancanieves por su tapa superior transparente), el Sistema de Estanterías Universal 606 o la mítica calculadora de bolsillo ET22. Además, su huella está muy presente en el diseño que Apple aplica a sus productos. 

Ahora bien, ¿se ajustarían sus principios del buen diseño a algo tan diferente como un automóvil? La respuesta es sí, sin ninguna duda. Y para demostrarlo, vamos a analizar el diseño del nuevo Clio E-Tech full hybrid.

PRINCIPIOS DEL BUEN DISEÑO SEGÚN RAMS

1.El buen diseño ha de ser innovador. Para Rams, la innovación en el diseño va de la mano de la innovación tecnológica, pero nunca puede ser un fin en sí mismo. Un diseño innovador diferenciará al producto de todos los demás y conseguirá que sea más recordado. Esta máxima, por ejemplo, la aplicó al SK4, en el que fusionó radio y tocadiscos. Aunque también se ve aplicada en objetos tan sencillos como un boli Bic, que introdujo como innovación esa milimétrica bolita de acero inoxidable gracias a la cual fluye la tinta. 

En el caso del Nuevo Clio, el aspecto exterior del coche, así como el rediseño del logo de Renault, confiere al vehículo un aspecto renovado y modernizado, pero sin perder su esencia. Un diseño que camina de la mano de su tiempo, pero que bebe de todo lo aprendido en el camino.

buen diseño dieter rams

2.El buen diseño hace útil un producto. Es obvio que compramos un producto para ser usado, no solo por estética. Pero, además de criterios funcionales, debe cumplir también otros estéticos y psicológicos. Por eso, para Dieter Rams un buen diseño enfatiza la utilidad del producto e ignora otros aspectos que puedan perjudicarlo. Ejemplos de cómo llevó esto a la práctica son su exprimidor Braun MPZ 21 o la estantería Shelving System 606.

En Renault siempre han tenido claro que el diseño de sus vehículos debe estar centrado en las personas y en la tecnología, y es gracias a ella por lo que el nuevo Clio E-Tech full hybrid resulta un coche que hace la vida más fácil a bordo. Cuenta, por ejemplo, con el sistema multimedia Renault Easy Link, plataforma multimedia que permite acceder a toda una serie de aplicaciones como la navegación, el mantenimiento predictivo y el infoentretenimiento.

3.El buen diseño es estético. De nada sirve el diseño si no resulta atractivo a primera vista. Rams decía que solo los productos bien hechos pueden ser bellos. Para el diseñador, un diseño estético aporta felicidad e invita a ser usado. Y eso es lo que sigue ocurriendo cuando contemplamos algunas de sus creaciones más universales, como el radiotransistor Braun T3, en cuya estética se inspiró Apple para crear el iPod.

En el Nuevo Clio, el diseño exterior del coche cumple con creces la máxima de Dieter Rams, pero también puede verse con más detalle, por ejemplo, en su frontal, totalmente rediseñado con volúmenes esculpidos y líneas marcadas que le confieren un estilo moderno y dinámico. La parrilla ajedrezada más ancha aporta un carácter más fuerte y deportivo, mientras que el efecto degradado, que va de oscuro en el logotipo a más claro en los extremos, añade profundidad y tecnicidad. 

[pullquote]Rams decía que solo los productos bien hechos pueden ser bellos. Para el diseñador, un diseño estético aporta felicidad e invita a ser usado.[/pullquote]

4.El buen diseño hace un producto comprensible. «Un buen diseño simplifica la estructura del producto y lo predispone a expresar claramente su función mediante la simple intuición del usuario», decía Rams. Es decir, habla y se explica por sí solo, no necesita manual de instrucciones. Esto es algo que el diseñador plasmó, por ejemplo, en el televisor FS 600 y en el aparato de radio R20, ambos de Braun, donde redujo al máximo la cantidad de botones de uso para facilitar el manejo del aparato. 

Un ejemplo más actual y doméstico de cómo hacer que un diseño sea comprensible e intuitivo son las tijeras Fiskars, diseñadas por Olof Bäcström en 1967, con un mando más ergonómico adaptado para que los dedos encajen cómodamente en él. Aunque, sin duda, donde mejor se puede apreciar este concepto del diseño es, una vez más, en los productos de Apple.

Además, para que la conducción sea aún más fácil y segura, se han integrado 20 ayudas a la conducción (ADAS), como el sistema Active Driver Assist, la cámara de 360º y la frenada automática de emergencia con detección de ciclistas y peatones. Un coche, en definitiva, diseñado para hacer más fácil la vida de sus conductores.

5.El buen diseño no es intrusivo. Para Rams, los productos que cumplen un propósito específico son como las herramientas. No son objetos de decoración ni obras de arte o como objetos de decoración, sino para un fin. Por tanto, su diseño debe ser neutral y sobrio para dejar espacio para la autoexpresión del usuario. Las sillas 601 y 602 que creó para Vitsoe son un buen ejemplo.  Una estructura muy sencilla formada por dos patas de aluminio y un asiento que permite jugar con diferentes estéticas y materiales. 

6.El buen diseño es honesto. No vende quimeras, sino que todo lo que ofrece al consumidor se cumple al 100%. Su taburete 740 Stool, por ejemplo, es una reinterpretación de las esteras japonesas redondeadas que se usan para sentarse, pero se mantiene fiel a su cometido a pesar de lo atractivo de su diseño con forma apilable. Algo que también puede verse en su calculadora Braun RE66.

La fiabilidad del Renault Clio viene ya demostrada desde aquel primer modelo que se lanzó al mercado allá por 1990. 16 millones de unidades vendidas en todo el mundo y más de un millón en España dan fe de ello. Clio siempre ha sido uno de los coches urbanos más emblemáticos gracias a su fiabilidad, sus prestaciones y su adaptabilidad a las necesidades de los conductores, y que también ha sabido conquistar al público por su diseño. 

7. El buen diseño es duradero. Evita las modas y, por lo tanto, nunca parece anticuado. A lo largo de su extensa carrera, Rams creó una línea que todavía sigue gustando e influyendo en muchos diseños actuales, como los de Apple. Muebles como el sillón modelo 620 que creó para Vitsoe o el transistor T3 son un buen ejemplo de esta máxima.

En el caso del Renault Clio, treinta años de historia así lo abalan. Poco más hay que decir.

8.El buen diseño es minucioso hasta el último detalle. Nada debe ser arbitrario o dejado al azar. El cuidado y la precisión en el proceso de diseño muestran respeto al usuario, decía Rams. Y es algo que cumplió y buscó en todos sus diseños, como la mesa 850 Conference, creada para salas de reuniones. O la radio portátil T52 de Braun.

El mimo en los detalles y el diseño minucioso es algo que se puede observar en el salpicadero del Nuevo Clio, equipado con la tecnología multi-sense e iluminación ambiental regulable. También en el uso de materiales más nobles y duraderos, asientos con forma envolvente para proporcionar una mayor sujeción lateral, y con la habitabilidad, el confort y la ergonomía como principales bazas. En definitiva, una combinación de tecnología, precisión y sofisticación.

[pullquote]Nada debe ser arbitrario o dejado al azar. El cuidado y la precisión en el proceso de diseño muestran respeto al usuario, decía Rams.[/pullquote]

9. El buen diseño es respetuoso con el medio ambiente. Contribuye a su preservación. Conserva los recursos y minimiza la contaminación física y visual a lo largo del ciclo de vida del producto. Se alejan, pues, de la obsolescencia programada tan presente en muchos productos de hoy. Rams trató de llevarlo a cabo en su mesa 621 al hacerla en plástico, ya que entonces se veía como un material noble y duradero. Hoy buscamos materiales más sostenibles y ecológicos, pero el concepto es el mismo.

En un vehículo hay dos formas de demostrar su interés por el cuidado del medio ambiente. Una es gracias a sus motores, que tanto en las versiones híbridas como en las de combustión, el Nuevo Clio logra reducir significativamente las emisiones de CO2 a la atmósfera y ofrece un asistente de conducción ecológica que muestra al conductor el mejor comportamiento del vehículo para reducirlas. La otra manera en la que el Nuevo Clio muestra su compromiso con el cuidado del planeta es en los materiales que utiliza en su fabricación. Un ejemplo es el uso de un textil sostenible fabricado con un 60% de fibras vegetales producidas a base de madera llamado TENCEL, y la eliminación por completo del uso de cuero animal en su producción. En su lugar, se recurre a una mezcla textil granulada (TEP) compuesta por fibras de origen biológico y fibras de poliéster que necesitan menos agua y energía para teñirse que las fibras convencionales.

10. El buen diseño es diseño en su mínima expresión. Menos pero mejor era la máxima de Dieter Rams, para concentrase en los elementos esenciales. De vuelta a la pureza, de vuelta a la simplicidad. Que cada elemento esté pensado para cumplir su función y renuncie al artificio. Todos los diseños de este creador alemán cumplen esa máxima. Dos ejemplos más, además de los ya mencionados en los puntos anteriores, son el altavoz L2 diseñado para Braun en 1958, y el tocadiscos TP1, en el que cuida esa línea funcional y geométrica que tanto le caracteriza.

Funcionalidad y sencillez de formas confirman también los valores de Renault: la precisión y la tecnicidad en todo su concepto, desde el propio logo hasta la línea deportiva de su carrocería.

¿Por qué me eligen los mosquitos?
Una campaña en Facebook multiplica por 21 en un día los donantes de órganos
El placentero viaje entre lo novedoso y lo familiar
Gracias a ‘Sálvame’ somos homo sapiens
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp