27 de octubre 2022    /   CREATIVIDAD
por
Fotos  Colección SOLO

Cómo vencer al miedo según Bnomio

‘Inner Demons’, la nueva muestra de Bnomio, puede verse en Umiko Studio (Madrid) hasta el 14 de diciembre

27 de octubre 2022    /   CREATIVIDAD     por        Fotos  Colección SOLO
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Se han escrito millones de palabras acerca del miedo: qué lo provoca, cuáles son sus efectos, cómo puede ser eliminado de una ecuación de consecuencias paralizantes. A la hora de crear, el remedio está en convertir la parálisis en motor. Para Bnomio, el miedo se convierte en punto de partida de un diálogo íntimo con el público.

Ese es el ejercicio que el artista hace en Inner Demons, su nueva muestra en Umiko Studio (Madrid) que puede verse –y que el visitante puede llevarse tatuada en la piel– hasta el 14 de diciembre de 2022.

Artículo relacionado

Bnomio reflexiona acerca del miedo. «Ni me avergüenzo ni me escondo tras una imagen de falso ganador o de valiente que no me corresponde. A veces, uno puede sentirse un impostor, ¿pero qué hay de malo en ello? El miedo ha estado y estará presente en todo lo que hago, a veces infundado por cosas absurdas. Esta vibra me ayuda a crecer, a mejorar en lo que hago, a darme cuenta de que las cosas valen la pena y de su valor emocional», explica el artista.

 

 

Así, este rush creativo de Bnomio ha pasado por experimentar con diferentes medios: escultura, serigrafía, escultura, moda y tatuajes. «Mi proceso está más pegado al preciosismo o la materialización de algo lo más perfecto, sencillo y ordenado que puedo. A la búsqueda de todo lo que anhelo encontrar, de lo que admiro o me conmueve como persona. Me gusta decidir dónde va cada cosa, en qué soporte, pero no pienso tanto de manera disciplinada o documentada qué cuentan mis creaciones. Supongo que es un impulso automático como respuesta de lo que odio o detesto, así que mi filtro es transformar fantasmas en cosas», destaca Bnomio.

Inner Demons incluye la posibilidad de tatuarse las piezas del tattoo flash creadas para la muestra en una cabina personalizada por el artista en Umiko Studio. Esa es otra manera, quizás la más íntima, de abrazar el arte de Bnomio. «Creo que el hecho en sí de hacerse un tatuaje, con todo lo que significa, es un gesto de valentía y de respeto. Hay pocas cosas que sean tan memorables como las cicatrices de nuestro cuerpo», reflexiona el artista.

Para él, que alguien decida llevar una de sus creaciones en la piel es un buen test de calidad para su obra. «Pienso mucho en si realmente merecía la pena lo que propongo como artista a un cliente o si el dibujo valdría la pena para que alguien lo llevara en su piel», dice.

Y además, dota de sentido a la lucha contra sus demonios. «Para mí, cada tatuaje es un recordatorio de todo lo que me ha hecho daño alguna vez. Me hace sentir esa vulnerabilidad. Me recuerda que el tiempo es finito, que la vanidad o la belleza son efímeras, o que la muerte es igual para todos. Me hace vivir la vida de una forma más intensa cada día, intentando que esos Inner Demons cuenten».

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Se han escrito millones de palabras acerca del miedo: qué lo provoca, cuáles son sus efectos, cómo puede ser eliminado de una ecuación de consecuencias paralizantes. A la hora de crear, el remedio está en convertir la parálisis en motor. Para Bnomio, el miedo se convierte en punto de partida de un diálogo íntimo con el público.

Ese es el ejercicio que el artista hace en Inner Demons, su nueva muestra en Umiko Studio (Madrid) que puede verse –y que el visitante puede llevarse tatuada en la piel– hasta el 14 de diciembre de 2022.

Bnomio reflexiona acerca del miedo. «Ni me avergüenzo ni me escondo tras una imagen de falso ganador o de valiente que no me corresponde. A veces, uno puede sentirse un impostor, ¿pero qué hay de malo en ello? El miedo ha estado y estará presente en todo lo que hago, a veces infundado por cosas absurdas. Esta vibra me ayuda a crecer, a mejorar en lo que hago, a darme cuenta de que las cosas valen la pena y de su valor emocional», explica el artista.

 

Artículo relacionado

 

Así, este rush creativo de Bnomio ha pasado por experimentar con diferentes medios: escultura, serigrafía, escultura, moda y tatuajes. «Mi proceso está más pegado al preciosismo o la materialización de algo lo más perfecto, sencillo y ordenado que puedo. A la búsqueda de todo lo que anhelo encontrar, de lo que admiro o me conmueve como persona. Me gusta decidir dónde va cada cosa, en qué soporte, pero no pienso tanto de manera disciplinada o documentada qué cuentan mis creaciones. Supongo que es un impulso automático como respuesta de lo que odio o detesto, así que mi filtro es transformar fantasmas en cosas», destaca Bnomio.

Inner Demons incluye la posibilidad de tatuarse las piezas del tattoo flash creadas para la muestra en una cabina personalizada por el artista en Umiko Studio. Esa es otra manera, quizás la más íntima, de abrazar el arte de Bnomio. «Creo que el hecho en sí de hacerse un tatuaje, con todo lo que significa, es un gesto de valentía y de respeto. Hay pocas cosas que sean tan memorables como las cicatrices de nuestro cuerpo», reflexiona el artista.

Para él, que alguien decida llevar una de sus creaciones en la piel es un buen test de calidad para su obra. «Pienso mucho en si realmente merecía la pena lo que propongo como artista a un cliente o si el dibujo valdría la pena para que alguien lo llevara en su piel», dice.

Y además, dota de sentido a la lucha contra sus demonios. «Para mí, cada tatuaje es un recordatorio de todo lo que me ha hecho daño alguna vez. Me hace sentir esa vulnerabilidad. Me recuerda que el tiempo es finito, que la vanidad o la belleza son efímeras, o que la muerte es igual para todos. Me hace vivir la vida de una forma más intensa cada día, intentando que esos Inner Demons cuenten».

Compártelo twitter facebook whatsapp
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad