6 de julio 2022    /   IGLUU
por
 

6 de julio 2022    /   IGLUU     por          
twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

The Beatles cambiaron para siempre la manera de hacer música en el mundo. Pero no es la única razón por la que se les puede considerar únicos: ¿y si hubieran sido, también, pioneros de la conciencia ambiental?

En 2016, la revista Weather y el British Medical Journal se hicieron eco de un estudio coordinado por la científica Sally Brown en el que ella y sus compañeros partieron de 750 canciones populares con referencias al clima. Tras analizar en profundidad más de 400 de ellas, su principal conclusión es que Bob Dylan es el intérprete que más ha cantado al clima, seguido por los Beatles.

Si hacemos un repaso por las letras de algunas de las canciones de los de Liverpool, la naturaleza está presente en muchas de ellas de algún modo. Al principio son más bien alusiones al clima británico convertidas en metáforas de esperanza, de futuro brillante que está por llegar. Here comes de the sun (1969) es una de ellas. Cuentan que George Harrison la escribió un día especialmente soleado de primavera tras un invierno gélido en Inglaterra.

Leti t be, por su parte, utiliza el brillo del sol como metáfora de esperanza y alegría: And when the night is cloudy / There is still a light that shines on me,/ shine on until tomorrow, let it be.

Metidos ya en plena era hippie, su amor por la tierra estaba cada vez más presente en sus canciones. Sobre todo, cuando se acercaron a la India, al Maharishi Mahesh Yogi y a todo lo que le rodeaba. Y, para muestra, el White Album.

Con la desaparición de los Beatles, uno de sus miembros, Paul McCartney, sigue dando la batalla por la defensa de la naturaleza y de los animales. Vegetariano desde hace décadas, el británico siempre ha estado especialmente comprometido con el bienestar animal. En su disco Off the ground (1993) ya incluyó una canción titulada Looking for changes, en el que protestaba contra la experimentación en animales y cuyos beneficios fueron directamente a PETA, para que pudieran invertir en campañas de lucha contra ella.

Álex M. Cervilla hace un repaso por la discografía del grupo británico y de Paul McCartney en este artículo para Igluu.

twitter facebook whatsapp

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Asueto haciendo clic aquí.

The Beatles cambiaron para siempre la manera de hacer música en el mundo. Pero no es la única razón por la que se les puede considerar únicos: ¿y si hubieran sido, también, pioneros de la conciencia ambiental?

En 2016, la revista Weather y el British Medical Journal se hicieron eco de un estudio coordinado por la científica Sally Brown en el que ella y sus compañeros partieron de 750 canciones populares con referencias al clima. Tras analizar en profundidad más de 400 de ellas, su principal conclusión es que Bob Dylan es el intérprete que más ha cantado al clima, seguido por los Beatles.

Si hacemos un repaso por las letras de algunas de las canciones de los de Liverpool, la naturaleza está presente en muchas de ellas de algún modo. Al principio son más bien alusiones al clima británico convertidas en metáforas de esperanza, de futuro brillante que está por llegar. Here comes de the sun (1969) es una de ellas. Cuentan que George Harrison la escribió un día especialmente soleado de primavera tras un invierno gélido en Inglaterra.

Leti t be, por su parte, utiliza el brillo del sol como metáfora de esperanza y alegría: And when the night is cloudy / There is still a light that shines on me,/ shine on until tomorrow, let it be.

Metidos ya en plena era hippie, su amor por la tierra estaba cada vez más presente en sus canciones. Sobre todo, cuando se acercaron a la India, al Maharishi Mahesh Yogi y a todo lo que le rodeaba. Y, para muestra, el White Album.

Con la desaparición de los Beatles, uno de sus miembros, Paul McCartney, sigue dando la batalla por la defensa de la naturaleza y de los animales. Vegetariano desde hace décadas, el británico siempre ha estado especialmente comprometido con el bienestar animal. En su disco Off the ground (1993) ya incluyó una canción titulada Looking for changes, en el que protestaba contra la experimentación en animales y cuyos beneficios fueron directamente a PETA, para que pudieran invertir en campañas de lucha contra ella.

Álex M. Cervilla hace un repaso por la discografía del grupo británico y de Paul McCartney en este artículo para Igluu.

Personas LGTBI en el mundo rural: la España vaciada también es diversa
La madera te habla, tú solo tienes que saber escucharla
Asfalto o campo: ¿Cuál es el escenario favorito de la ficción española?
Consejos para tener un cuerpo perfecto (aunque ya lo tienes)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Publicidad