27 de agosto 2015    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

Un conductor ebrio pregunta a una patrulla de policía por un after

27 de agosto 2015    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El portavoz de la Policía Local de Pontevedra ha debido de echarse una sonora carcajada fuera de micrófono sobre una escena que han vivido recientemente unos compañeros.
En declaraciones a la Cadena Ser, ha asegurado cómo un conductor con claros signos de embriaguez paró su coche al lado de una patrulla de policía que controlaba el tráfico durante un triatlón para preguntarles dónde se encontraba un after por esa zona. «Es que no soy de Pontevedra y no puedo localizarlo exactamente», añadió ante la mirada de los ocupantes de la patrulla que, atónitos, cogieron el alcoholímetro para que soplara por esa boquilla. El ‘fenómeno’ cuadriplicó la tasa con 0,83 miligramos por litro.
lacasitos-rey
«Se veía perfectamente que no coordinaba bien (…) Él mismo reconocía que no estaba en condiciones de circular», comenta el portavoz con cierta ironía. Pero como en España nos va eso de superarnos, ¿quién no conoce a estas alturas al hombre de los Lacasitos? No le pudo hacer mejor publicidad a la marca.
El acto del ‘cuadrupliquero’ constituye un delito contra la Seguridad Vial (a partir de 0,60 miligramos por litro ya lo es), por lo que pasará a disposición judicial y es posible que, como sucedió en un caso similar, reciba una pena de 8 meses y 1 día de retirada del permiso y una multa por un total aún por determinar.
La próxima vez, que se apunte a eso del triatlón, que suena más sano que la práctica del deporte nacional que tanto nos gusta de levantamiento de codo con giro de muñeca en barra.
Con información de Cadena Ser
————–
Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

El portavoz de la Policía Local de Pontevedra ha debido de echarse una sonora carcajada fuera de micrófono sobre una escena que han vivido recientemente unos compañeros.
En declaraciones a la Cadena Ser, ha asegurado cómo un conductor con claros signos de embriaguez paró su coche al lado de una patrulla de policía que controlaba el tráfico durante un triatlón para preguntarles dónde se encontraba un after por esa zona. «Es que no soy de Pontevedra y no puedo localizarlo exactamente», añadió ante la mirada de los ocupantes de la patrulla que, atónitos, cogieron el alcoholímetro para que soplara por esa boquilla. El ‘fenómeno’ cuadriplicó la tasa con 0,83 miligramos por litro.
lacasitos-rey
«Se veía perfectamente que no coordinaba bien (…) Él mismo reconocía que no estaba en condiciones de circular», comenta el portavoz con cierta ironía. Pero como en España nos va eso de superarnos, ¿quién no conoce a estas alturas al hombre de los Lacasitos? No le pudo hacer mejor publicidad a la marca.
El acto del ‘cuadrupliquero’ constituye un delito contra la Seguridad Vial (a partir de 0,60 miligramos por litro ya lo es), por lo que pasará a disposición judicial y es posible que, como sucedió en un caso similar, reciba una pena de 8 meses y 1 día de retirada del permiso y una multa por un total aún por determinar.
La próxima vez, que se apunte a eso del triatlón, que suena más sano que la práctica del deporte nacional que tanto nos gusta de levantamiento de codo con giro de muñeca en barra.
Con información de Cadena Ser
————–
Estos artículos, escritos por PARECE DEL MUNDO TODAY, pueden ser a veces interpretaciones ficticias y humorísticas de noticias reales que aparecen en medios de comunicación.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Otras formas de hacer teatro… por ejemplo, en una peluquería
Carta de amor de John Lasseter a Miyazaki
Los juguetes invaden el espacio
Escritura en Vivo: ‘jam sessions’ de escritura improvisada
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies