10 de octubre 2012    /   IDEAS
por
 

Los riesgos del pensamiento positivo

10 de octubre 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El poder del pensamiento negativo. El titular de este artículo de 99U es una provocación. Pretende dar la vuelta a la extendida idea del poder constructivo del pensamiento positivo. Aunque no es exactamente eso lo que el autor quiere mostrar. El pensamiento negativo es una barrera. El pensamiento positivo ayuda a alcanzar metas. Pero con matices. No solo vale imaginar. También hay que actuar.

La teoría es de Gabriele Oettingen. La investigadora del laboratorio de psicología de la Universidad de Nueva York asegura que visualizar que todo va a salir bien puede hacer bajar la guardia y, al final, boicotear el éxito en los resultados. Pero la psicóloga alemana tiene un antídoto para que esto no ocurra: el contraste mental.

“La imaginería positiva puede ser inspiradora en un principio, pero también provoca que la mente se relaje, como si el trabajo duro ya estuviera hecho”, dice el autor del artículo, Christian Jarrett. “Esto significa que cuanto más convincente es la escena mental de éxito, más posibilidades tienes de que tu energía se esfume”.

Esta afirmación se basa en un estudio llevado a cabo por Oettingen con managers de nivel medio en cuatro hospitales de Alemania. La psicóloga quería probar esta técnica basada en pensar en alcanzar los retos teniendo en cuenta, a la vez, que todavía no los has conseguido y que tienes que trabajar duro para ello.

El experimento con los doctores reveló que los médicos entrenados con esta técnica alcanzaron más metas a corto plazo que sus compañeros que no habían puesto en práctica el contraste mental. También descubrieron que facilitaba la tomar decisiones (una ventaja más de este método, según el artículo). “Pensar de forma realista sobre los obstáculos para lograr el éxito nos ayuda a optar por retos en los que tenemos posibilidades y evitamos perder el tiempo en proyectos que no nos llevan a ninguna parte”.

Jarrett hace una advertencia en su artículo y dice que esta técnica no es para personas desmoralizadas. Funciona mejor como contrapartida a las altas expectativas de éxito y una moral de acero. “Cuando te sientes confiado, asegura que tu energía positiva se está canalizando estratégicamente en las tareas y actividades esenciales para ir progresando en el proyecto”.

El autor de Rough Guide to Psychology propone a los lectores que la prueben. Jarrett escribe: “Inténtalo. Piensa en una de tus ambiciones. Anota tres beneficios que obtendrías si la consiguieras. Haz una pausa y considera los tres principales obstáculos en el camino. Apúntalos. Hacer esto como una rutina te ayudará a que dirijas tu motivación y tu energía donde más hace falta y te ayudará a identificar si ese objetivo es irrealizable”.

Imagen de Bachmont reproducida bajo licencia CC.

El poder del pensamiento negativo. El titular de este artículo de 99U es una provocación. Pretende dar la vuelta a la extendida idea del poder constructivo del pensamiento positivo. Aunque no es exactamente eso lo que el autor quiere mostrar. El pensamiento negativo es una barrera. El pensamiento positivo ayuda a alcanzar metas. Pero con matices. No solo vale imaginar. También hay que actuar.

La teoría es de Gabriele Oettingen. La investigadora del laboratorio de psicología de la Universidad de Nueva York asegura que visualizar que todo va a salir bien puede hacer bajar la guardia y, al final, boicotear el éxito en los resultados. Pero la psicóloga alemana tiene un antídoto para que esto no ocurra: el contraste mental.

“La imaginería positiva puede ser inspiradora en un principio, pero también provoca que la mente se relaje, como si el trabajo duro ya estuviera hecho”, dice el autor del artículo, Christian Jarrett. “Esto significa que cuanto más convincente es la escena mental de éxito, más posibilidades tienes de que tu energía se esfume”.

Esta afirmación se basa en un estudio llevado a cabo por Oettingen con managers de nivel medio en cuatro hospitales de Alemania. La psicóloga quería probar esta técnica basada en pensar en alcanzar los retos teniendo en cuenta, a la vez, que todavía no los has conseguido y que tienes que trabajar duro para ello.

El experimento con los doctores reveló que los médicos entrenados con esta técnica alcanzaron más metas a corto plazo que sus compañeros que no habían puesto en práctica el contraste mental. También descubrieron que facilitaba la tomar decisiones (una ventaja más de este método, según el artículo). “Pensar de forma realista sobre los obstáculos para lograr el éxito nos ayuda a optar por retos en los que tenemos posibilidades y evitamos perder el tiempo en proyectos que no nos llevan a ninguna parte”.

Jarrett hace una advertencia en su artículo y dice que esta técnica no es para personas desmoralizadas. Funciona mejor como contrapartida a las altas expectativas de éxito y una moral de acero. “Cuando te sientes confiado, asegura que tu energía positiva se está canalizando estratégicamente en las tareas y actividades esenciales para ir progresando en el proyecto”.

El autor de Rough Guide to Psychology propone a los lectores que la prueben. Jarrett escribe: “Inténtalo. Piensa en una de tus ambiciones. Anota tres beneficios que obtendrías si la consiguieras. Haz una pausa y considera los tres principales obstáculos en el camino. Apúntalos. Hacer esto como una rutina te ayudará a que dirijas tu motivación y tu energía donde más hace falta y te ayudará a identificar si ese objetivo es irrealizable”.

Imagen de Bachmont reproducida bajo licencia CC.

Compártelo twitter facebook whatsapp
¿Tendrías sexo con alguien que comete faltas de ortografía?
Obama gana a Romney por goleada en Facebook
La invasión de robots de Sátrapa
El miedo histórico al coño
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Interesante artículo, Mar.

    En el cine y la televisión norteamericanas más reciente ya no se dice «si luchas por tus sueños, los conseguirás». (¿Será por la crisis?). Ahora el discurso es: «Si luchas por un sueño, puede que lo consigas o puede que no. Pero igual encuentras por el camino algo mejor».

  • El pensamiento positivo es un comienzo, es la chispa que debe encender esa mecha que es el camino hacia el objetivo. Pero las mechas pueden mojarse, ir en otras direcciones insospechadas, o no prender. Si no prende es que la chispa era insuficiente, o que la mecha no contenía una idea que justificase aquella.
    El objetivo es lo fundamental, tanto como considerar los obstáculos como plantea Jarret.

    En realidad se trata de atemperar el impulso de la posibilidad y no creer en algo que puede devenir sólo un espejismo…
    Se construyen muchos castillos. La mayoría en el aire…el resto suelen ser de naipes…mientras algunos, los más inteligentes empiezan por los planos.

    Gilbert Fadda
    @ iPhone

  • Comentarios cerrados.

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Publicidad