26 de julio 2012    /   IDEAS
por
 

Corte tropical

26 de julio 2012    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Muchos se han marchado a causa del precio de los alquileres. Pero todavía pueden verse algunos de los comercios abiertos en los años noventa por los inmigrantes dominicanos que llegaron al barrio de Sant Pere (Barcelona).

Las peluquerías son mucho más que lugares donde uno acude a arreglarse el pelo. Son verdaderos centros de reunión donde mujeres y hombres se encuentran por separado. Muchos de ellos desempleados.

Siempre se escucha música de fondo. Se habla con nostalgia de los buenos tiempos. Se denuncia la falta de trabajo y se mira al futuro con el optimismo indolente de quien tiene poco que perder.

Anna Baeza es fotoperiodista y documentalista

www.annabaeza.com

Fotokobu: Un nuevo espacio para el fotoperiodismo

Muchos se han marchado a causa del precio de los alquileres. Pero todavía pueden verse algunos de los comercios abiertos en los años noventa por los inmigrantes dominicanos que llegaron al barrio de Sant Pere (Barcelona).

Las peluquerías son mucho más que lugares donde uno acude a arreglarse el pelo. Son verdaderos centros de reunión donde mujeres y hombres se encuentran por separado. Muchos de ellos desempleados.

Siempre se escucha música de fondo. Se habla con nostalgia de los buenos tiempos. Se denuncia la falta de trabajo y se mira al futuro con el optimismo indolente de quien tiene poco que perder.

Anna Baeza es fotoperiodista y documentalista

www.annabaeza.com

Fotokobu: Un nuevo espacio para el fotoperiodismo

Compártelo twitter facebook whatsapp
El paquistaní que tiró de la manta contra Nestlé
Te repites, te repites, te repites, te repites…
¿Cuál es la lengua con más fonemas del mundo?
Necesito vuestra ayuda: ¿Opción A o B?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies