fbpx
9 de enero 2013    /   CINE/TV
por
 

Crocodox, una plataforma de documentales hechos por y para niños

9 de enero 2013    /   CINE/TV     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

cows_farts_energy
Que los pedos de las vacas contienen un gas muy contaminante que se llama metano, que puede servir para generar energía, nos suena a casi todos. Pero ¿cuántos lo hemos comprobado sobre el terreno? Guillermo, Maria y Bernat sí lo hicieron. Pese a tener solo tienen 10 años, pueden “presumir” de haber construido de un biodigestor capaz de capturar el gas contenido en los excrementos vacunos y comprobar que la relación entre vacas, pedos y energía no es una leyenda urbana (o, en este caso, rural).

Ellos fueron los protagonistas del documental piloto de Crocodox, una plataforma (o contenedor, como sus creadores prefieren definirla) de documentales dirigidos a niños, y en los que estos participan de forma activa.
Medio ambiente, sociedad, economía, arte o ciencia son solo algunas de las temáticas abordadas en estos documentales, realizados por niños de entre 8 y 12 de años, organizados en por grupos de 2 a 4 miembros. “Son los protagonistas activos de cada historia, llevan el hilo conductor, experimentan con los materiales y aportan valor emocional al contenido”, explican desde Unaymedia, responsable del proyecto.
Los minirrealizadores se atreven con todo. Desde participar en un torneo internacional de robótica a rodar un vídeo en stop motion, o investigar de dónde vienen los plásticos que contaminan las playas
“Los temas de cada capítulo de Crocodox son globales, interesan a niños sea cual sea su ubicación geográfica. Pueden hacer referencia a conceptos tangibles e intangibles pero, en cualquier caso, se explican a partir de elementos cercanos y familiares al universo de los niños”.
 

 
¡Gracias por la pista, Lentejas para tus orejas!

cows_farts_energy
Que los pedos de las vacas contienen un gas muy contaminante que se llama metano, que puede servir para generar energía, nos suena a casi todos. Pero ¿cuántos lo hemos comprobado sobre el terreno? Guillermo, Maria y Bernat sí lo hicieron. Pese a tener solo tienen 10 años, pueden “presumir” de haber construido de un biodigestor capaz de capturar el gas contenido en los excrementos vacunos y comprobar que la relación entre vacas, pedos y energía no es una leyenda urbana (o, en este caso, rural).

Ellos fueron los protagonistas del documental piloto de Crocodox, una plataforma (o contenedor, como sus creadores prefieren definirla) de documentales dirigidos a niños, y en los que estos participan de forma activa.
Medio ambiente, sociedad, economía, arte o ciencia son solo algunas de las temáticas abordadas en estos documentales, realizados por niños de entre 8 y 12 de años, organizados en por grupos de 2 a 4 miembros. “Son los protagonistas activos de cada historia, llevan el hilo conductor, experimentan con los materiales y aportan valor emocional al contenido”, explican desde Unaymedia, responsable del proyecto.
Los minirrealizadores se atreven con todo. Desde participar en un torneo internacional de robótica a rodar un vídeo en stop motion, o investigar de dónde vienen los plásticos que contaminan las playas
“Los temas de cada capítulo de Crocodox son globales, interesan a niños sea cual sea su ubicación geográfica. Pueden hacer referencia a conceptos tangibles e intangibles pero, en cualquier caso, se explican a partir de elementos cercanos y familiares al universo de los niños”.
 

 
¡Gracias por la pista, Lentejas para tus orejas!

Compártelo twitter facebook whatsapp
Campeones de basket animados en NY
Películas llenas de gente que corre
¿De dónde saca Jodorowsky las ideas?
Los zombis desde la Gran depresión a la crisis del ladrillo
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies