fbpx
21 de febrero 2011    /   DIGITAL
por
 

La startup de Manhattan que conquistó India por casualidad

21 de febrero 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image


Así es Internet. Un día lanzas una página web en Manhattan con el objetivo de conquistar el mercado norteamericano, la promocionas en tu ciudad y al cabo de unos años encuentras que la mayor parte de tus visitas vienen de otro país. Todo esto sin haber movido un dedo.
Hablamos del caso de Ignighter, un site de citas en grupo neoyorquino, que el mes que viene abrirá una oficina en India después de recibir más de 2 millones de usuarios en ese país de manera completamente orgánica. Esta situación ha llevado a los creadores de la página a reorientar su negocio al mercado indio, según The New York Times, que dedica un artículo a la compañía.
«Al final de 2008, Ignighter tenía 50.000 usuarios registrados en EEUU, un número decente, pero no lo suficientemente grande para estar en el mapa digital (…) Luego, en abril de 2009, el responsable de marketing empezó a notar mucho tráfico de Singapur, Malasia, India y Corea del Sur».
Los responsables del site decidieron inicialmente no prestarle demasiada atención hasta que en junio de ese mismo año se hizo imposible, despues de que India se convirtiera en el país que más visitas aportaba a la web. «En enero de 2010, decidimos convertirnos en una página de citas India».
El éxito repentino que ha tenido en el país asiatico ha llevado a los creadores del site, Kevin Owocki, Daniel Osit y Adam Sachs, a trasladar su sede allí, todo esto a pesar de que nunca han estado en el país.
A los inversores también le ha gustado la idea. «Este mes, la compañía ha cerrado una ronda de financiación de 3 millones de dólares. El 40% de los inversores son de India», a fin de cuentas estamos hablando de un mercado menos saturado, que crece exponencialmente, donde tres cuartas partes de la población tiene acceso a Internet.
Parece que la moraleja de esta historia es clara. Internet es imprevisible y exige flexibilidad. Allí fuera existe un mercado gigantesco sin explorar. Los fundadores de Ignighter no planearon nada de esto, pero cuando lo vieron venir, actuaron con rapidez.
¿Conocéis más ejemplos de compañías que no cuajan en su mercado original pero que tienen éxito en el extranjero?
Artículo completo: NY Times

El caso de Orkut

En 2004 Google lanzó una red social llamada Orkut que empezó siendo una web anglosajona.  Con el paso de los años se ha convertido en la mayor red social de Brasil y una de las más visitadas de India.
Esto ha llevado a Google a trasladar la sede de Orkut a las oficinas del buscador en Brasil.


Así es Internet. Un día lanzas una página web en Manhattan con el objetivo de conquistar el mercado norteamericano, la promocionas en tu ciudad y al cabo de unos años encuentras que la mayor parte de tus visitas vienen de otro país. Todo esto sin haber movido un dedo.
Hablamos del caso de Ignighter, un site de citas en grupo neoyorquino, que el mes que viene abrirá una oficina en India después de recibir más de 2 millones de usuarios en ese país de manera completamente orgánica. Esta situación ha llevado a los creadores de la página a reorientar su negocio al mercado indio, según The New York Times, que dedica un artículo a la compañía.
«Al final de 2008, Ignighter tenía 50.000 usuarios registrados en EEUU, un número decente, pero no lo suficientemente grande para estar en el mapa digital (…) Luego, en abril de 2009, el responsable de marketing empezó a notar mucho tráfico de Singapur, Malasia, India y Corea del Sur».
Los responsables del site decidieron inicialmente no prestarle demasiada atención hasta que en junio de ese mismo año se hizo imposible, despues de que India se convirtiera en el país que más visitas aportaba a la web. «En enero de 2010, decidimos convertirnos en una página de citas India».
El éxito repentino que ha tenido en el país asiatico ha llevado a los creadores del site, Kevin Owocki, Daniel Osit y Adam Sachs, a trasladar su sede allí, todo esto a pesar de que nunca han estado en el país.
A los inversores también le ha gustado la idea. «Este mes, la compañía ha cerrado una ronda de financiación de 3 millones de dólares. El 40% de los inversores son de India», a fin de cuentas estamos hablando de un mercado menos saturado, que crece exponencialmente, donde tres cuartas partes de la población tiene acceso a Internet.
Parece que la moraleja de esta historia es clara. Internet es imprevisible y exige flexibilidad. Allí fuera existe un mercado gigantesco sin explorar. Los fundadores de Ignighter no planearon nada de esto, pero cuando lo vieron venir, actuaron con rapidez.
¿Conocéis más ejemplos de compañías que no cuajan en su mercado original pero que tienen éxito en el extranjero?
Artículo completo: NY Times

El caso de Orkut

En 2004 Google lanzó una red social llamada Orkut que empezó siendo una web anglosajona.  Con el paso de los años se ha convertido en la mayor red social de Brasil y una de las más visitadas de India.
Esto ha llevado a Google a trasladar la sede de Orkut a las oficinas del buscador en Brasil.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Barcodas, códigos de barra en clave de Sol
El comercio electrónico crece un 15,9% en 2009
1800-Flowers: La historia de una marca que se enamoró de las redes sociales
¿Sabías que puedes hacer todo esto con una impresora 3D?
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 5
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies