1 de diciembre 2011    /   DIGITAL
por
 

¿Cuántos esclavos trabajan para ti?

1 de diciembre 2011    /   DIGITAL     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Las formas cambian pero la esencia permanece. Amos y esclavos. En Pompeya, antes, los ataban con cadenas. En China, ahora, duermen en una esterilla del taller textil. No es habitual recordar a esta legión de trabajadores cuando alguien compra unas zapatillas o una tableta de chocolate, pero detrás de muchos de estos productos, y de muchos otros, hay esclavos contemporáneos.

Una página web y app para el móvil de la ONG Call+Response y el Departamento contra el Tráfico de Personas de EEUU intenta medir la cantidad de trabajo forzado que hay detrás de los hábitos de vida de un individuo. Un usuario puede conocer si sus prácticas de consumo requieren el esfuerzo de muchas personas que malviven en países pobres o si, por el contrario, sus actitudes y sus compras apenas fomentan la economía de la explotación.

Es muy probable que una persona desconozca de dónde proceden todos los productos que adquiere y que, aunque lo intente, sea complicado comportarse escrupulosamente como un consumidor socialmente responsable. Es más que posible que esta app carezca de rigor. Pero el test es interesante para concienciar a los individuos de la importancia que tienen sus hábitos de vida en el mantenimiento o la extinción del empleo abusivo.

Visto en Fast Company.

 

 

Las formas cambian pero la esencia permanece. Amos y esclavos. En Pompeya, antes, los ataban con cadenas. En China, ahora, duermen en una esterilla del taller textil. No es habitual recordar a esta legión de trabajadores cuando alguien compra unas zapatillas o una tableta de chocolate, pero detrás de muchos de estos productos, y de muchos otros, hay esclavos contemporáneos.

Una página web y app para el móvil de la ONG Call+Response y el Departamento contra el Tráfico de Personas de EEUU intenta medir la cantidad de trabajo forzado que hay detrás de los hábitos de vida de un individuo. Un usuario puede conocer si sus prácticas de consumo requieren el esfuerzo de muchas personas que malviven en países pobres o si, por el contrario, sus actitudes y sus compras apenas fomentan la economía de la explotación.

Es muy probable que una persona desconozca de dónde proceden todos los productos que adquiere y que, aunque lo intente, sea complicado comportarse escrupulosamente como un consumidor socialmente responsable. Es más que posible que esta app carezca de rigor. Pero el test es interesante para concienciar a los individuos de la importancia que tienen sus hábitos de vida en el mantenimiento o la extinción del empleo abusivo.

Visto en Fast Company.

 

 

Compártelo twitter facebook whatsapp
Buenos propósitos: desintoxícate de las redes
La felicidad canalizada a través de una app según Coca-Cola
Nadie se quedará sin tacos con esta app
La infografía que te cuenta los wearables que ya puedes usar
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 6
  • Comentarios cerrados.

    Publicidad