fbpx
7 de junio 2017    /   CREATIVIDAD
por
 

Si estás harto de tu trabajo, mándalo ‘A tomar por curro’

7 de junio 2017    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

El lunes es, probablemente, el peor día de la semana. Acabado el domingo, su llegada es un auténtico mal trago que hay que pasar. Toca volver al trabajo.

Dalmau Oliveras, más conocido como Dalmaus, es un creativo publicitario al que le gusta dibujar en sus ratos libres. Pero de trabajo, como todo currito, sabe un rato. Parecía normal que muchas de sus tiras cómicas y viñetas giraran en torno al asunto laboral y sus marrones. Y acaba de publicar A tomar por curro, un libro gráfico sobre el mundo del trabajo.

«El trabajo era mi tema preferido», cuenta a Yorokobu. «A través de él podía hablar de lo que ocurre dentro y fuera de él, que es básicamente todo, así que empecé a centrarme en eso. Fui publicando poco a poco en mis redes sociales los dibujos y las ideas que se me iban ocurriendo, siempre pensando que algún día acabarían en un libro. Y cuando estuve contento con la calidad y el volumen de ideas, empecé a darle forma. Dibujando nuevas, dándole ritmo… Y así hasta que lo he publicado».

culpable-a-tomar-por-curro-dalmaus

dalmaus-a-tomar-por-curro-10

Las tiras de Dalmaus sobre el trabajo buscan criticar lo malo que la vida laboral tiene desde el punto de vista del humor. «Desde pequeño me ha gustado hacer reír a la gente, gastar bromas. Y esta es una manera de hacerlo», cuenta. «Nadie va a reírse a carcajadas con mis tiras, pero quizás sí que te sacarán una sonrisa».

A medida que iba dibujando centrándose en ese tema, empezó a darse cuenta de que el pasatiempo iba convirtiéndose en otro objetivo: «criticar. Mostrar lo que está mal, lo que es ridículo, hacerlo evidente a los ojos de todos».

«El trabajo es muy necesario», asegura. «Primero para vivir y segundo para no aburrirnos. El problema está cuando no está bien gestionado. Cuando los salarios no son justos, los horarios excesivos o las relaciones laborales están viciadas».

dalmaus-a-tomar-por-curro-04

dalmaus-a-tomar-por-curro-11

llorar-a-tomar-por-curro-dalmaus

Pero además de la crítica, la intención del ilustrador es buscar una sonrisa y tratar de encontrar también el lado positivo del curro. «Así es como defino el libro en la contraportada: “Un libro sobre el drama de tener que ir a currar y el mejor remedio para soportarlo: reírnos de ello”. Me gusta ver el lado bueno de la vida. A veces es complicado, pero hay que intentarlo. Creo que el optimismo es el motor para cambiar las cosas. Desde el pesimismo es mucho más difícil cambiar lo que no te gusta».

A tomar por curro reúne muchas de las tiras que este creativo ha ido publicando en sus redes sociales durante dos años, pero su intención no era publicar en papel un repositorio de esos trabajos. Por eso el formato de este libro puede suponer también un juego en el que se invita al lector a participar. «Intenté hacerlo un poco interactivo, que tuviera ritmo. Es como si el libro te hablara en algunos momentos. Te invita a aplastar un jefe con un matamoscas, te regala un ascenso o te pide que pases la primera página muy rápido», explica Dalmaus.

dalmaus-a-tomar-por-curro-22

En cuanto al formato, el ilustrador también ha querido darle una vuelta de tuerca: «Hay una página troquelada que juega con la tira que te encontrarás en la página siguiente. O una sonrisa recortable. Hay también un pequeño cuento en medio del libro. Pequeños juegos dentro del ritmo normal de lectura de un libro de este tipo».

En las ilustraciones de Dalmaus se pueden encontrar un montón de referentes artísticos: la ternura de las pequeñas cosas de Bill Watterson y Liniers; el juego entre viñetas de Maconuda (quien ha escrito el prólogo de A tomar por curro); la concreción de Tute y Jean Jullien; la mirada crítica de Quino; el papel que juega el silencio en la obra de Jason; la visión ácida del mundo laboral que muestra Dilbert… Todos ellos (y alguno más) han dejado su impronta en el estilo del ilustrador catalán.

lunes-cae-a-tomar-por-curro-dalmaus

tobogan-a-tomar-por-curro-dalmaus

Los dibujos de Dalmaus en su primer libro hablan de jefes sin escrúpulos, lunes, marrones de última hora, avalanchas de e-mails que no pueden esperar… «Retrato el trabajo en general. Mis personajes podrían estar en cualquier oficina o en cualquier empresa». Pero también deja la puerta abierta a la esperanza. A pesar de lo horrible que puede resultar a veces la rutina del trabajo, siempre tenemos la posibilidad de encontrar la puerta de salida que nos conduzca a la felicidad soñada.

dalmaus-a-tomar-por-curro-13

workreference-lunes-a-tomar-por-curro-dalmaus

El lunes es, probablemente, el peor día de la semana. Acabado el domingo, su llegada es un auténtico mal trago que hay que pasar. Toca volver al trabajo.

Dalmau Oliveras, más conocido como Dalmaus, es un creativo publicitario al que le gusta dibujar en sus ratos libres. Pero de trabajo, como todo currito, sabe un rato. Parecía normal que muchas de sus tiras cómicas y viñetas giraran en torno al asunto laboral y sus marrones. Y acaba de publicar A tomar por curro, un libro gráfico sobre el mundo del trabajo.

«El trabajo era mi tema preferido», cuenta a Yorokobu. «A través de él podía hablar de lo que ocurre dentro y fuera de él, que es básicamente todo, así que empecé a centrarme en eso. Fui publicando poco a poco en mis redes sociales los dibujos y las ideas que se me iban ocurriendo, siempre pensando que algún día acabarían en un libro. Y cuando estuve contento con la calidad y el volumen de ideas, empecé a darle forma. Dibujando nuevas, dándole ritmo… Y así hasta que lo he publicado».

culpable-a-tomar-por-curro-dalmaus

dalmaus-a-tomar-por-curro-10

Las tiras de Dalmaus sobre el trabajo buscan criticar lo malo que la vida laboral tiene desde el punto de vista del humor. «Desde pequeño me ha gustado hacer reír a la gente, gastar bromas. Y esta es una manera de hacerlo», cuenta. «Nadie va a reírse a carcajadas con mis tiras, pero quizás sí que te sacarán una sonrisa».

A medida que iba dibujando centrándose en ese tema, empezó a darse cuenta de que el pasatiempo iba convirtiéndose en otro objetivo: «criticar. Mostrar lo que está mal, lo que es ridículo, hacerlo evidente a los ojos de todos».

«El trabajo es muy necesario», asegura. «Primero para vivir y segundo para no aburrirnos. El problema está cuando no está bien gestionado. Cuando los salarios no son justos, los horarios excesivos o las relaciones laborales están viciadas».

dalmaus-a-tomar-por-curro-04

dalmaus-a-tomar-por-curro-11

llorar-a-tomar-por-curro-dalmaus

Pero además de la crítica, la intención del ilustrador es buscar una sonrisa y tratar de encontrar también el lado positivo del curro. «Así es como defino el libro en la contraportada: “Un libro sobre el drama de tener que ir a currar y el mejor remedio para soportarlo: reírnos de ello”. Me gusta ver el lado bueno de la vida. A veces es complicado, pero hay que intentarlo. Creo que el optimismo es el motor para cambiar las cosas. Desde el pesimismo es mucho más difícil cambiar lo que no te gusta».

A tomar por curro reúne muchas de las tiras que este creativo ha ido publicando en sus redes sociales durante dos años, pero su intención no era publicar en papel un repositorio de esos trabajos. Por eso el formato de este libro puede suponer también un juego en el que se invita al lector a participar. «Intenté hacerlo un poco interactivo, que tuviera ritmo. Es como si el libro te hablara en algunos momentos. Te invita a aplastar un jefe con un matamoscas, te regala un ascenso o te pide que pases la primera página muy rápido», explica Dalmaus.

dalmaus-a-tomar-por-curro-22

En cuanto al formato, el ilustrador también ha querido darle una vuelta de tuerca: «Hay una página troquelada que juega con la tira que te encontrarás en la página siguiente. O una sonrisa recortable. Hay también un pequeño cuento en medio del libro. Pequeños juegos dentro del ritmo normal de lectura de un libro de este tipo».

En las ilustraciones de Dalmaus se pueden encontrar un montón de referentes artísticos: la ternura de las pequeñas cosas de Bill Watterson y Liniers; el juego entre viñetas de Maconuda (quien ha escrito el prólogo de A tomar por curro); la concreción de Tute y Jean Jullien; la mirada crítica de Quino; el papel que juega el silencio en la obra de Jason; la visión ácida del mundo laboral que muestra Dilbert… Todos ellos (y alguno más) han dejado su impronta en el estilo del ilustrador catalán.

lunes-cae-a-tomar-por-curro-dalmaus

tobogan-a-tomar-por-curro-dalmaus

Los dibujos de Dalmaus en su primer libro hablan de jefes sin escrúpulos, lunes, marrones de última hora, avalanchas de e-mails que no pueden esperar… «Retrato el trabajo en general. Mis personajes podrían estar en cualquier oficina o en cualquier empresa». Pero también deja la puerta abierta a la esperanza. A pesar de lo horrible que puede resultar a veces la rutina del trabajo, siempre tenemos la posibilidad de encontrar la puerta de salida que nos conduzca a la felicidad soñada.

dalmaus-a-tomar-por-curro-13

workreference-lunes-a-tomar-por-curro-dalmaus

Compártelo twitter facebook whatsapp
Las extrañas parejas de la cocreación tecnológica
‘Trópicos’: el relato de Naranjalidad sobre sentirse perdido
Los 6 posts más leídos de la semana
Los 5 posts más vistos de la semana
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Me ha gustado mucho el concepto. Buscaba viñetas y di con esto. Muy bueno el trabajo, muy buen curro el que tiene este artista.

    Seguidor desde ya de Dalmaus. Ya lo he fichado en Instagram.

    Saludos.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies