26 de agosto 2013    /   CREATIVIDAD
por
 

De ilusiones también se vive

26 de agosto 2013    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los sueños sueños son, esto ya nos lo dejo bien claro Calderón de la Barca en clase de literatura. Pero las ilusiones son otra cosa, pueden convertirse en realidad y además darte de comer.

Dal east es un artista chino que desde 2004 muestra su trabajo en las calles de medio mundo. “Creo ilusiones”, comenta de forma parca cuando se le pregunta por su estilo.

En su obra se pueden ver muchos animales ya que su actual lugar de residencia es Sudáfrica, país dónde se instaló hace 3 años para vivir junto a su mujer, la también artista Faith47. Pero lo que realmente llama la atención de sus murales, es el uso restringido de color y el trazo rápido con el que forma sus figuras “Las cosas sencillas pueden ser difíciles pero potentes. Tengo una anomalía tricromática y eso hace que aprecie mejor los colores simples” explica Dal. Además del mundo animal, encuentra gran influencia de las ciencias orientales de la mente y las enseñanzas de los sabios.

Daleast-'c',Melun,France,2012.6 c

Este maestro del aerosol estudió algunos años la carrera de Bellas Artes en China pero la abandonó. “Me desilusionaron los métodos de enseñanza y la visión conservadora. Fue una mala experiencia. Me alegro que esos recuerdos se hayan quedado atrás”, añade.

A Dal no le importa que le llamen artista callejero, pero se considera algo más que eso. “La calle es sólo el lugar en el que pinto, no es mi título o mi profesión, soy un afortunado que disfruta leyendo, paseando, mirando y que nunca ha tenido un trabajo formal”, concluye.

Sus próximos proyectos le seguirán llevando por medio planeta. Tiene su agenda repleta hasta finales de año. Acaba de pintar y exponer en Nueva York dónde ha participado en el aniversario de Wooster Collective. Además, pasará por Málaga para hacer un mural y por Tudela, para el festival Avant Garde, pero también irá a Holanda, Suecia, Puerto Rico y Reino Unido. Y siempre, creando ilusiones.

DALeast-'Rug-A',miami-USA,2012..

_no surrender__Paris-France,2011 (800)ce

DALeast-'_',Vienna-Austria,2013r

DALeast-_discount evolution_,rochester ny-usa.2012.7.a2

 

DALeast-'Deer Park',cape town,south africa,2012

DALeast-'London-1'f

 

DALeast-'meteors-L',new york city-usa,2012.7.c

DALeast-'Milestone'(a)-Cape Town,South Africa,2012(900)

DALeast-'Osteoplasty.C',Miami-USA,2012a

DALeast-'Parking-E',Cape Town,South Africa,2011

DALeast-Rochester NY, 2013ll(Photo by Mark Deff)

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Los sueños sueños son, esto ya nos lo dejo bien claro Calderón de la Barca en clase de literatura. Pero las ilusiones son otra cosa, pueden convertirse en realidad y además darte de comer.

Dal east es un artista chino que desde 2004 muestra su trabajo en las calles de medio mundo. “Creo ilusiones”, comenta de forma parca cuando se le pregunta por su estilo.

En su obra se pueden ver muchos animales ya que su actual lugar de residencia es Sudáfrica, país dónde se instaló hace 3 años para vivir junto a su mujer, la también artista Faith47. Pero lo que realmente llama la atención de sus murales, es el uso restringido de color y el trazo rápido con el que forma sus figuras “Las cosas sencillas pueden ser difíciles pero potentes. Tengo una anomalía tricromática y eso hace que aprecie mejor los colores simples” explica Dal. Además del mundo animal, encuentra gran influencia de las ciencias orientales de la mente y las enseñanzas de los sabios.

Daleast-'c',Melun,France,2012.6 c

Este maestro del aerosol estudió algunos años la carrera de Bellas Artes en China pero la abandonó. “Me desilusionaron los métodos de enseñanza y la visión conservadora. Fue una mala experiencia. Me alegro que esos recuerdos se hayan quedado atrás”, añade.

A Dal no le importa que le llamen artista callejero, pero se considera algo más que eso. “La calle es sólo el lugar en el que pinto, no es mi título o mi profesión, soy un afortunado que disfruta leyendo, paseando, mirando y que nunca ha tenido un trabajo formal”, concluye.

Sus próximos proyectos le seguirán llevando por medio planeta. Tiene su agenda repleta hasta finales de año. Acaba de pintar y exponer en Nueva York dónde ha participado en el aniversario de Wooster Collective. Además, pasará por Málaga para hacer un mural y por Tudela, para el festival Avant Garde, pero también irá a Holanda, Suecia, Puerto Rico y Reino Unido. Y siempre, creando ilusiones.

DALeast-'Rug-A',miami-USA,2012..

_no surrender__Paris-France,2011 (800)ce

DALeast-'_',Vienna-Austria,2013r

DALeast-_discount evolution_,rochester ny-usa.2012.7.a2

 

DALeast-'Deer Park',cape town,south africa,2012

DALeast-'London-1'f

 

DALeast-'meteors-L',new york city-usa,2012.7.c

DALeast-'Milestone'(a)-Cape Town,South Africa,2012(900)

DALeast-'Osteoplasty.C',Miami-USA,2012a

DALeast-'Parking-E',Cape Town,South Africa,2011

DALeast-Rochester NY, 2013ll(Photo by Mark Deff)

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
María Castelló a los ilustradores: «¡Hay que aprender idiomas para currar fuera de España!»
Las 10 compañías que mejor utilizan las redes sociales para hablar de sostenibilidad
El siglo XIX visto desde Google Street View
Hoy es un buen día para pintar a Walter White
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 2
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El rollo legal de las cookies

    La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies