fbpx
12 de noviembre 2012    /   CREATIVIDAD
por
 

De sonrientes cajetillas de tabaco a currículums de desempleados

12 de noviembre 2012    /   CREATIVIDAD     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

Muchos de vosotros habéis visto el trabajo de este ilustrador, seguro. El trabajo de Iván Solbes estaba presente en las cajetillas de una conocida marca de tabaco española y su mundo de personajes rojizos abarrotaba los bares con humo. Luego el tabaco se puso por las nubes, prohibieron fumar en todos lados y llegó la crisis, la maldita crisis, y se cambió el humo de los bares por conversaciones mal humoradas.

Pero Iván Solbes es de los que no quiere asustarse con la economía maltrecha que vivimos y ha querido aprovechar el caos reinante para reciclarse. “Morir, si me dejaran elegir, dentro de muchos años. Mientras tanto reciclarse porque no vas a estar haciendo con 60 lo mismo que con 20”, comenta de forma optimista.

Y así, después de haber sido uno de los ilustradores estrella de los últimos años, ha visto que ya no es oro todo lo que reluce y mucho menos en publicidad. Y con muchas ganas y el instinto de supervivencia como arma, le surgió la idea de ayudar a los demás haciendo algo que a él también le venía bien. “En el último año he sido testigo del hundimiento de mi mundo anterior a la crisis.  Casi no hay trabajo, hay mucha competencia o directamente ya no se paga por muchas de las cosas de las que yo viví durante varios años. Cuando me repuse del susto, cogí fuerzas y pensé un plan de rescate de mí mismo”.

Jaime Smith, arquitecto y diseñador de exposiciones.

Empezó con la gente de “Dibujos a domicilio” hace año y medio, y pensó que podía centrar más el tiro y dibujar a gente que necesitase hacerse ver. De esta manera pensó en los parados, modelos que desgraciadamente hay por todos lados. “La idea de dibujar a parados es una entre mil sondas que estoy lanzando al espacio a la búsqueda de un nuevo planeta donde la vida del ilustrador sea posible”.

Así, él consigue figuras para sus prácticas de dibujo al natural, y los desempleados, una exposición más en las redes sociales del artista. “Me siento muy limitado a veces.  Quiero dibujar bien, con estilo e imaginación. Ofrezco un trueque, tú vienes a mi oficina, posas, te dibujo y luego difundimos el retrato con tu cv, links y el texto que quieras”. Solbes cuenta que por su cuaderno ya han pasado publicitarios, músicos, arquitectas, diseñadoras…

A Iván Solbes le gustan los artistas que van a su bola y que no siguen modas ni tendencias porque las considera nocivas para la creatividad y destaca un par de ejemplos, en ilustración a Pablo Amargo o Enrique Flores y en cómic a Santiago Valenzuela.

Este madrileño quiere seguir con fuerzas para poner en práctica todo lo que le ronda por la cabeza, desde un mural y una nueva web, ilustraciones en un blog de economía, carteles de teatro, a un proyecto secreto que aún no puede desvelar. Pero sobre todo, quiere no perder el optimismo y que así vuelvan a ir surgiendo otros encargos.

Juana Zorilla, diseñadora de moda.

 

Luis Miguel Munilla, diseñador.

 

Marta Hernández Santaolalla. Psicopedagoga.

 

Rubén Rot, compositor, autor y productor.

 

Marta Tobías, arquitecta.

Muchos de vosotros habéis visto el trabajo de este ilustrador, seguro. El trabajo de Iván Solbes estaba presente en las cajetillas de una conocida marca de tabaco española y su mundo de personajes rojizos abarrotaba los bares con humo. Luego el tabaco se puso por las nubes, prohibieron fumar en todos lados y llegó la crisis, la maldita crisis, y se cambió el humo de los bares por conversaciones mal humoradas.

Pero Iván Solbes es de los que no quiere asustarse con la economía maltrecha que vivimos y ha querido aprovechar el caos reinante para reciclarse. “Morir, si me dejaran elegir, dentro de muchos años. Mientras tanto reciclarse porque no vas a estar haciendo con 60 lo mismo que con 20”, comenta de forma optimista.

Y así, después de haber sido uno de los ilustradores estrella de los últimos años, ha visto que ya no es oro todo lo que reluce y mucho menos en publicidad. Y con muchas ganas y el instinto de supervivencia como arma, le surgió la idea de ayudar a los demás haciendo algo que a él también le venía bien. “En el último año he sido testigo del hundimiento de mi mundo anterior a la crisis.  Casi no hay trabajo, hay mucha competencia o directamente ya no se paga por muchas de las cosas de las que yo viví durante varios años. Cuando me repuse del susto, cogí fuerzas y pensé un plan de rescate de mí mismo”.

Jaime Smith, arquitecto y diseñador de exposiciones.

Empezó con la gente de “Dibujos a domicilio” hace año y medio, y pensó que podía centrar más el tiro y dibujar a gente que necesitase hacerse ver. De esta manera pensó en los parados, modelos que desgraciadamente hay por todos lados. “La idea de dibujar a parados es una entre mil sondas que estoy lanzando al espacio a la búsqueda de un nuevo planeta donde la vida del ilustrador sea posible”.

Así, él consigue figuras para sus prácticas de dibujo al natural, y los desempleados, una exposición más en las redes sociales del artista. “Me siento muy limitado a veces.  Quiero dibujar bien, con estilo e imaginación. Ofrezco un trueque, tú vienes a mi oficina, posas, te dibujo y luego difundimos el retrato con tu cv, links y el texto que quieras”. Solbes cuenta que por su cuaderno ya han pasado publicitarios, músicos, arquitectas, diseñadoras…

A Iván Solbes le gustan los artistas que van a su bola y que no siguen modas ni tendencias porque las considera nocivas para la creatividad y destaca un par de ejemplos, en ilustración a Pablo Amargo o Enrique Flores y en cómic a Santiago Valenzuela.

Este madrileño quiere seguir con fuerzas para poner en práctica todo lo que le ronda por la cabeza, desde un mural y una nueva web, ilustraciones en un blog de economía, carteles de teatro, a un proyecto secreto que aún no puede desvelar. Pero sobre todo, quiere no perder el optimismo y que así vuelvan a ir surgiendo otros encargos.

Juana Zorilla, diseñadora de moda.

 

Luis Miguel Munilla, diseñador.

 

Marta Hernández Santaolalla. Psicopedagoga.

 

Rubén Rot, compositor, autor y productor.

 

Marta Tobías, arquitecta.

Compártelo twitter facebook whatsapp
Gaia se hace mayor
La Biblioteca Nacional expone los «antepasados» del libro pop-up
¿Te queda alguna duda de quién pintó en tu pared?
Big Bad London, el portal londinense de Beefeater
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 4
  • Me han pasado esta página por linkedin y me ha gustado mucho.
    ¿Es posible contactar con Ivan Solbes?
    Hemos montado una web de asuntos europeos para debatir en España y a lo mejor podríamos poner dibujos de algunos entrevistados (eurodiputados, altos funcionarios….)
    Gracias de antemano.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *