12 de mayo 2016    /   ENTRETENIMIENTO
por
 

‘Definociones’: cuando los significados acaban patas arriba, las palabras hacen reír

12 de mayo 2016    /   ENTRETENIMIENTO     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Juntar palabras y agitarlas hasta crear un significado no basta. Alber Romero conoce el ingrediente clave, que no secreto, para crear una buena ‘definoción’: el humor. Así surgen sus ideas, como él mismo dice, «a lo cóctel». El autor de ‘Definociones’ no parece precisamente un «tipo extravagante que se acaba de mudar a la periferia», es decir, excéntrico. Más bien es un chico sencillo al que le gusta reír mucho, jugar con el lenguaje y, sobre todo, arrancar carcajadas y quitarse importancia. Por lo último decidió acortar su verdadero nombre: Alberto.

Además de reír, le encanta hacer reír y para eso creó ‘Definociones’, una página de Facebook que ha abarrotado de máquinas de escribir y folios que van conformando un diccionario muy genuino y divertido. «Hace un tiempo me dediqué a ello en Twitter y, pasados unos años, se me ocurrió que definir palabras en plan serio pero con un giro cómico podía tener su gracia. Probé en Facebook esta vez y… no me fue mal», cuenta el autor de Definociones a Yorokobu. Mientras tanto, no puede evitar elaborar un regalo para la revista de los de su estilo:

yorokobu

Alber Romero es periodista y ha trabajado en publicidad y redes sociales. Se considera, entre risas, «un chico para todo», como uno de esos hombres del Renacimiento. Es autor del libro De tripas con razón. Cuando ya había reunido el contenido y dado forma al libro, contactó con Risto Mejide por Twitter, «con todo el morro del mundo», y le mostró lo que estaba haciendo. Risto, encantado, accedió a escribir el prólogo y compartió con él ese lado que, aunque a veces se puede intuir, no deja ver el público. «Un tipo muy simpático y cordial. Se portó de 10. Y ni me nominó para salir de la academia ni nada», bromea Romero.

13147267_998891156869639_3256973597375900762_o

Cuando Alber Romero piensa en el impacto de ‘Definociones’ reconoce que nunca creyó «que pudiera tener tanto tirón». Inmediatamente, al terminar la última frase, descubre la que podría ser su próxima protagonista. «Tirón puede ser una posible ‘definoción’. Me la apunto». Pero no tarda mucho en encontrar la respuesta: «lesión muscular producida tras correr detrás del que te acaba de robar el bolso».

10636862_885128798245876_4779303920767232479_o

Romero jugaba en casa. A pesar de que esta ha sido su primera experiencia personal con Facebook, durante años ha trabajado como community manager para diversas marcas. Gracias a que conoce el medio y a su chispa tan genuina y ágil, ya cuenta con más de 8.000 seguidores. «Mi primera opción era hacer definiciones cortas en Twitter, con su famoso límite de caracteres, pero después me animé a darle un toque visual con la máquina de escribir, los post-its y demás», relata.

13055092_996308317127923_6616033581641845204_o

Cada día, Alber Romero da vueltas a una palabra y pone su significado patas arriba. Reconoce que no lo piensa demasiado. El proceso por el que crea sus ‘definociones’ es sencillo: «tan sencillo que me suelo tropezar con ellas sin pensar». Como quien se tropieza con un duende de jardín, uno de esos seres pequeños a los que, según Romero, les gusta bailar flamenco.

11951622_877071822384907_3438488554945141105_o

Al autor de ‘Definociones’ le vienen las ideas cuando ve la tele, cuando toma algo con sus amigos, cuando alguien le entrevista. «Y así, pasa; que mis amigos se ríen de mí cuando me ven sacar el móvil para apuntarme las ideas antes de que se me olviden. Creen que estoy loco, y lo peor es que no puedo rebatírselo».

Aunque no lo ha hecho muy a conciencia hasta ahora, no descarta aprenderse el diccionario, subrayador en mano. «Me temo que ese infausto momento llegará tarde o temprano». Eso, si antes no crea su propio diccionario.

12244402_907612612664161_3479691146734930261_o

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Juntar palabras y agitarlas hasta crear un significado no basta. Alber Romero conoce el ingrediente clave, que no secreto, para crear una buena ‘definoción’: el humor. Así surgen sus ideas, como él mismo dice, «a lo cóctel». El autor de ‘Definociones’ no parece precisamente un «tipo extravagante que se acaba de mudar a la periferia», es decir, excéntrico. Más bien es un chico sencillo al que le gusta reír mucho, jugar con el lenguaje y, sobre todo, arrancar carcajadas y quitarse importancia. Por lo último decidió acortar su verdadero nombre: Alberto.

Además de reír, le encanta hacer reír y para eso creó ‘Definociones’, una página de Facebook que ha abarrotado de máquinas de escribir y folios que van conformando un diccionario muy genuino y divertido. «Hace un tiempo me dediqué a ello en Twitter y, pasados unos años, se me ocurrió que definir palabras en plan serio pero con un giro cómico podía tener su gracia. Probé en Facebook esta vez y… no me fue mal», cuenta el autor de Definociones a Yorokobu. Mientras tanto, no puede evitar elaborar un regalo para la revista de los de su estilo:

yorokobu

Alber Romero es periodista y ha trabajado en publicidad y redes sociales. Se considera, entre risas, «un chico para todo», como uno de esos hombres del Renacimiento. Es autor del libro De tripas con razón. Cuando ya había reunido el contenido y dado forma al libro, contactó con Risto Mejide por Twitter, «con todo el morro del mundo», y le mostró lo que estaba haciendo. Risto, encantado, accedió a escribir el prólogo y compartió con él ese lado que, aunque a veces se puede intuir, no deja ver el público. «Un tipo muy simpático y cordial. Se portó de 10. Y ni me nominó para salir de la academia ni nada», bromea Romero.

13147267_998891156869639_3256973597375900762_o

Cuando Alber Romero piensa en el impacto de ‘Definociones’ reconoce que nunca creyó «que pudiera tener tanto tirón». Inmediatamente, al terminar la última frase, descubre la que podría ser su próxima protagonista. «Tirón puede ser una posible ‘definoción’. Me la apunto». Pero no tarda mucho en encontrar la respuesta: «lesión muscular producida tras correr detrás del que te acaba de robar el bolso».

10636862_885128798245876_4779303920767232479_o

Romero jugaba en casa. A pesar de que esta ha sido su primera experiencia personal con Facebook, durante años ha trabajado como community manager para diversas marcas. Gracias a que conoce el medio y a su chispa tan genuina y ágil, ya cuenta con más de 8.000 seguidores. «Mi primera opción era hacer definiciones cortas en Twitter, con su famoso límite de caracteres, pero después me animé a darle un toque visual con la máquina de escribir, los post-its y demás», relata.

13055092_996308317127923_6616033581641845204_o

Cada día, Alber Romero da vueltas a una palabra y pone su significado patas arriba. Reconoce que no lo piensa demasiado. El proceso por el que crea sus ‘definociones’ es sencillo: «tan sencillo que me suelo tropezar con ellas sin pensar». Como quien se tropieza con un duende de jardín, uno de esos seres pequeños a los que, según Romero, les gusta bailar flamenco.

11951622_877071822384907_3438488554945141105_o

Al autor de ‘Definociones’ le vienen las ideas cuando ve la tele, cuando toma algo con sus amigos, cuando alguien le entrevista. «Y así, pasa; que mis amigos se ríen de mí cuando me ven sacar el móvil para apuntarme las ideas antes de que se me olviden. Creen que estoy loco, y lo peor es que no puedo rebatírselo».

Aunque no lo ha hecho muy a conciencia hasta ahora, no descarta aprenderse el diccionario, subrayador en mano. «Me temo que ese infausto momento llegará tarde o temprano». Eso, si antes no crea su propio diccionario.

12244402_907612612664161_3479691146734930261_o

¡Descarga Yorokobu gratis en formato digital!

Llévate el PDF del Gran Reseteo por la cara haciendo clic aquí.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El verano suena a… ventilador, chinchín y hielo en la limonada
La música reinventa los azulejos de Madrid
Rock n’ Draw | Neil Young: lo prometido, lo real
El casero de Nintendo, amuletos fálicos y la exclusiva de la II Guerra Mundial
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El rollo legal de las cookies

La Ley 34/2002 nos obliga a avisarte de que usamos cookies propias y de terceros (ni de cuartos ni de quintos) con objetivos estadísticos y de sesión y para mostrarte la 'publi' que nos da de comer. Tenemos una política de cookies majísima y bla bla bla. Si continúas navegando, asumimos que aceptas y que todo guay. Si no te parece bien, huye y vuelve por donde has venido, que nadie te obliga a entrar aquí. Pincha este enlace para conocer los detalles. Tranquilo, este mensaje solo sale una vez. Esperamos.

ACEPTAR
Aviso de cookies