4 de mayo 2018    /   IDEAS
por
 

Deja de leer Yorokobu ahora mismo

4 de mayo 2018    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Queríamos comprarnos una mansión en la playa. Por eso montamos Yorokobu y nos convertimos en magnates de la prensa como William Randolph Hearst o Silvio Berlusconi. El plan nos salió mal porque elegimos hacerlo con una revista de papel, con un nombre que aún no hemos conseguido que pronuncien correctamente nuestros padres y en el peor momento de la prensa escrita de las últimas décadas. Visionarios, dirían algunos. Gilipollas, dijo mi madre.

prensa

No hemos conseguido la mansión, pero a veces vemos el mar desde nuestras ventanas. Y sí nos queda clara una cosa: cuánto más exigentes sean nuestros lectores, cuánto más formados estén, cuánto más cultos sean, nos irá mucho mejor. Y si nos pagan, ya ni te cuento.

Ese «nos irá mucho mejor» incluye leer a más medios, más allá de Yorokobu. A muchos más medios.

En ‘The New York Times’ también lo tienen claro

La jefa de operaciones de The New York Times, Meredith Levien, publicó ayer, Día Mundial de la Libertad de Prensa, un artículo titulado Read More, Watch More, Listen More: The Future of Journalism Is Up to You (Lea más, vea más, escuche más: El futuro del periodismo depende de usted).

En el texto, Levien menciona algunos de los peligros que acechan al periodismo en los tiempos que corren: noticias locales bajo presión, periodistas señalados, hechos sujetos a debate o mentiras que se propagan más rápidamente que la verdad.

Para Levien, la solución pasa por que haya «más personas empleando más tiempo en periodismo de calidad». Se trata de una misión que va mucho más allá del interés económico y particular de cada medio.

En ese escenario, The New York Times lanzó una campaña junto a otras organizaciones de noticias de todo el planeta. La idea pasa por valorar el trabajo informativo que también hace la competencia. «No somos la única organización que hace un trabajo importante», dice la COO del Times. «Hoy vamos a pedir a nuestra audiencia que no solo lean The New York Times; les vamos a pedir que cojan The Wall Street Journal. O The Guardian. O Le Monde. O que vean la CNN. O la BBC. O que escuchen NPR. La lista continúa».

nyt

Por aquí nos ha gustado la idea. Por eso, queremos pedirte que, cuando cierres la web de Yorokobu o dejes la revista de papel junto al váter tras una satisfactoria deposición, te vayas a leer eldiario.es. O Playground. O Teknautas. O Ideas. O Verne. O Panenka. O el Ruta 66. O Mongolia. O el periodismo en libro de Libros del KO. O The Outline. O The Atlantic. O Magnet.

La diversidad te convierte en un mejor ciudadano. Y a nosotros, nos convierte en mejores medios.

Algo de mandanguita para leer

Loops, una historia de la música electrónica en el siglo XXI

Reservoir Books edita Loops 2, el segundo volumen de historia de la música electrónica de Javier Blánquez. Aprovechando la coyuntura, reeditan la primera parte. Y yo ahora necesito tres meses de vacaciones para poder asimilarlo todo.

loops-1

Mientras estabas de puente, publicamos cosas como estas

Los extraordinarios efectos que causa viajar a la naturaleza

Aletta Jacobs, una de las primeras doctoras de la historia y promotora de la anticoncepción

Un curso para exorcistas que explica cómo combatir a Satanás con el móvil

¿Es España hospitalaria? La serie ‘Surfeando sofás’ pone a prueba nuestros prejuicios

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Noviembre haciendo clic aquí.

Queríamos comprarnos una mansión en la playa. Por eso montamos Yorokobu y nos convertimos en magnates de la prensa como William Randolph Hearst o Silvio Berlusconi. El plan nos salió mal porque elegimos hacerlo con una revista de papel, con un nombre que aún no hemos conseguido que pronuncien correctamente nuestros padres y en el peor momento de la prensa escrita de las últimas décadas. Visionarios, dirían algunos. Gilipollas, dijo mi madre.

prensa

No hemos conseguido la mansión, pero a veces vemos el mar desde nuestras ventanas. Y sí nos queda clara una cosa: cuánto más exigentes sean nuestros lectores, cuánto más formados estén, cuánto más cultos sean, nos irá mucho mejor. Y si nos pagan, ya ni te cuento.

Ese «nos irá mucho mejor» incluye leer a más medios, más allá de Yorokobu. A muchos más medios.

En ‘The New York Times’ también lo tienen claro

La jefa de operaciones de The New York Times, Meredith Levien, publicó ayer, Día Mundial de la Libertad de Prensa, un artículo titulado Read More, Watch More, Listen More: The Future of Journalism Is Up to You (Lea más, vea más, escuche más: El futuro del periodismo depende de usted).

En el texto, Levien menciona algunos de los peligros que acechan al periodismo en los tiempos que corren: noticias locales bajo presión, periodistas señalados, hechos sujetos a debate o mentiras que se propagan más rápidamente que la verdad.

Para Levien, la solución pasa por que haya «más personas empleando más tiempo en periodismo de calidad». Se trata de una misión que va mucho más allá del interés económico y particular de cada medio.

En ese escenario, The New York Times lanzó una campaña junto a otras organizaciones de noticias de todo el planeta. La idea pasa por valorar el trabajo informativo que también hace la competencia. «No somos la única organización que hace un trabajo importante», dice la COO del Times. «Hoy vamos a pedir a nuestra audiencia que no solo lean The New York Times; les vamos a pedir que cojan The Wall Street Journal. O The Guardian. O Le Monde. O que vean la CNN. O la BBC. O que escuchen NPR. La lista continúa».

nyt

Por aquí nos ha gustado la idea. Por eso, queremos pedirte que, cuando cierres la web de Yorokobu o dejes la revista de papel junto al váter tras una satisfactoria deposición, te vayas a leer eldiario.es. O Playground. O Teknautas. O Ideas. O Verne. O Panenka. O el Ruta 66. O Mongolia. O el periodismo en libro de Libros del KO. O The Outline. O The Atlantic. O Magnet.

La diversidad te convierte en un mejor ciudadano. Y a nosotros, nos convierte en mejores medios.

Algo de mandanguita para leer

Loops, una historia de la música electrónica en el siglo XXI

Reservoir Books edita Loops 2, el segundo volumen de historia de la música electrónica de Javier Blánquez. Aprovechando la coyuntura, reeditan la primera parte. Y yo ahora necesito tres meses de vacaciones para poder asimilarlo todo.

loops-1

Mientras estabas de puente, publicamos cosas como estas

Los extraordinarios efectos que causa viajar a la naturaleza

Aletta Jacobs, una de las primeras doctoras de la historia y promotora de la anticoncepción

Un curso para exorcistas que explica cómo combatir a Satanás con el móvil

¿Es España hospitalaria? La serie ‘Surfeando sofás’ pone a prueba nuestros prejuicios

Compártelo twitter facebook whatsapp
Cuando los hospitales producen cáncer
La caca
La expansión del #Jobstureo
El mito de que los opuestos se atraen es falso (lo dice nuestra huella digital)
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 1
  • Genial David.

    Tuve un profesor en la facultad que me marcó con un mensaje:

    “Leed. Leed todo. Lo que casa con vuestras ideas, y lo que no. Lo que ya conocéis, y lo que aún no. Leedlo todo, porque leyendo todo podréis saber quiénes sois. Leed, cojones.”

    Gracias por instigar sed de letras. Sigo creyendo en el periodismo.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad