6 de enero 2014    /   IDEAS
por
 

Diez pasos para convertirme en un español normal

6 de enero 2014    /   IDEAS     por          
Compártelo twitter facebook whatsapp
thumb image

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Cuando comienza el año todos tenemos buenos propósitos, pero en mi caso voy a ir más allá. Con estas diez acciones confío en entrar en el sistema y en recuperar la ilusión, aunque no va a ser fácil. No sé cómo he podido llegar hasta estos extremos, pero lo importante es haberlo detectado a tiempo. Es hora de volver al redil o, al menos, intentarlo.

1) Me sacaré el carnet de conducir. Ya está bien de presumir de no ser un chófer y de que todos mis amigos y conocidos tengan carnet y coche, pero yo no. El seguro, las gasolineras, el taller, los radares, las multas y los parquímetros entrarán a formar parte de mi vida.

2) Voy a empezar a ver la televisión. Como no tengo, deberé conectar al Mac un aparatito de esos que subvierten el ordenador y le hacen dar un paso atrás evolutivo. Pero quiero llegar a casa y tirarme en el sofá y hacer zapping.

3) Voy a empezar a fumar. Ahora casi no tengo vida social, por lo que así saldré a la puerta de los restaurantes y entablaré fugaces pero prometedoras relaciones con desconocidos también entregados a las delicias del humo.

4) Me voy a aficionar al fútbol. Me tragaré todo lo que he dicho y escrito al respecto, y abrazaré sin reservas la que parece ser la única fuente de felicidad de muchas personas que veo cada día. Memorizaré la alineación de dos o tres equipos de primera, y trataré de involucrarme emocionalmente con uno de ellos. Defenderé sus colores.

5) Voy a jugar a la ONCE, y de vez en cuando a la Lotería Nacional. Sentiré cómo palpitan en mi cartera los boletos adquiridos, como vísceras prometedoras de un futuro mejor.

6) Voy a ahorrar para largarme unos días a Punta Cana a uno de esos resorts con pulserita “todo incluido”, para ponerme ciego a cinco mil kilómetros de casa y regresar después con redoblada furia y unos kilos de más.

7) Voy a ir a IKEA y a empezar algo nuevo en ese cuarto que no utilizo en casa más que como trastero. Pasaré una deliciosa tarde de sábado eligiendo muebles impronunciables y comiendo albóndigas de reno.

8) Elegiré una ONG con un logotipo chulo, y que acepte cuotas razonables, y me haré socio. No soy un activista, pero tengo buen corazón, y si todos ponemos un granito de arena, el mundo puede ser un lugar mejor.

9) Me sé de memoria la letra de La abeja Maya, las ideas de Vickie el Vikingo me parecieron siempre estupendas y me emocioné cuando Marco encontró a su madre, así que voy a contratar un plan de pensiones, uno modesto, pero por algo se empieza.

10) Y por último, pero no por ello menos importante, voy a buscar un empleo, a ser posible remunerado, o si no, tendré difícil cumplir los nueve puntos anteriores.

Deséenme suerte.

¡Yorokobu gratis en formato digital!

Lee gratis la revista Diciembre haciendo clic aquí.

Cuando comienza el año todos tenemos buenos propósitos, pero en mi caso voy a ir más allá. Con estas diez acciones confío en entrar en el sistema y en recuperar la ilusión, aunque no va a ser fácil. No sé cómo he podido llegar hasta estos extremos, pero lo importante es haberlo detectado a tiempo. Es hora de volver al redil o, al menos, intentarlo.

1) Me sacaré el carnet de conducir. Ya está bien de presumir de no ser un chófer y de que todos mis amigos y conocidos tengan carnet y coche, pero yo no. El seguro, las gasolineras, el taller, los radares, las multas y los parquímetros entrarán a formar parte de mi vida.

2) Voy a empezar a ver la televisión. Como no tengo, deberé conectar al Mac un aparatito de esos que subvierten el ordenador y le hacen dar un paso atrás evolutivo. Pero quiero llegar a casa y tirarme en el sofá y hacer zapping.

3) Voy a empezar a fumar. Ahora casi no tengo vida social, por lo que así saldré a la puerta de los restaurantes y entablaré fugaces pero prometedoras relaciones con desconocidos también entregados a las delicias del humo.

4) Me voy a aficionar al fútbol. Me tragaré todo lo que he dicho y escrito al respecto, y abrazaré sin reservas la que parece ser la única fuente de felicidad de muchas personas que veo cada día. Memorizaré la alineación de dos o tres equipos de primera, y trataré de involucrarme emocionalmente con uno de ellos. Defenderé sus colores.

5) Voy a jugar a la ONCE, y de vez en cuando a la Lotería Nacional. Sentiré cómo palpitan en mi cartera los boletos adquiridos, como vísceras prometedoras de un futuro mejor.

6) Voy a ahorrar para largarme unos días a Punta Cana a uno de esos resorts con pulserita “todo incluido”, para ponerme ciego a cinco mil kilómetros de casa y regresar después con redoblada furia y unos kilos de más.

7) Voy a ir a IKEA y a empezar algo nuevo en ese cuarto que no utilizo en casa más que como trastero. Pasaré una deliciosa tarde de sábado eligiendo muebles impronunciables y comiendo albóndigas de reno.

8) Elegiré una ONG con un logotipo chulo, y que acepte cuotas razonables, y me haré socio. No soy un activista, pero tengo buen corazón, y si todos ponemos un granito de arena, el mundo puede ser un lugar mejor.

9) Me sé de memoria la letra de La abeja Maya, las ideas de Vickie el Vikingo me parecieron siempre estupendas y me emocioné cuando Marco encontró a su madre, así que voy a contratar un plan de pensiones, uno modesto, pero por algo se empieza.

10) Y por último, pero no por ello menos importante, voy a buscar un empleo, a ser posible remunerado, o si no, tendré difícil cumplir los nueve puntos anteriores.

Deséenme suerte.

Compártelo twitter facebook whatsapp
El Mundial de las cosas importantes
No deberíamos empezar a trabajar a tiempo completo hasta los 40 años
La investigación de mercado se equivoca de foco
El principito: manual del explorador de fantasía
 
Especiales
 
facebook twitter whatsapp
Opiniones 32
  • muy identificada, como el 90% de españoles, supongo… qué triste

  • te deseo suerte con las intensiones. Aunque creo que la mejor es la 10 🙂

    • Querido Natxetelhongo Uribelarrea (¿lo he escrito bien?): es obvio que no eres un español normal, y te felicito por ello. Aunque tengo que decirte que no ser capaz de pillar la ironía es algo muy patrio, y ahí te has retratado. :-))

      Un saludo

    • Jajajajajaj, Natxetelhongo Uribelarrea,gracias por tu comentario, me he reído más que con ninguno que haya podido leer en Yorokobu, no tiene desperdicio el conjunto entero!!!

      Antonio, se te ha olvidado un punto para terminar de retratar al español normal: que te de pena que se acaben las Navidades.

      Sniff…

  • Mejor cambia el tabaco por un perro… mucho mas sano! 😉 Seguro que está esperandote en la protectora, deseando de que le adoptes en casa!!

    • No veo la relación perro-tabaco. Y tampoco el español normal frecuenta la protectora en busca de mascotas. De todos modos, lo consideraré…

  • ¡Me alegra poder decir que me siento 0 identificada! Me encanta tu sutil ironía

  • ¡Me alegra poder decir que me siento 0 identificada! Me encanta tu sutil ironía

  • ¡Me alegra poder decir que me siento 0 identificada! Me encanta tu sutil ironía

  • Cumplir todas es ser un estereotipo y no cumplir ninguna también. No sé, prueba a cumplir 5. Yo tengo carné, coche y moto, me gusta el fútbol y veo la tele de vez en cuando. Un término medio.

  • Cumplir todas es ser un estereotipo y no cumplir ninguna también. No sé, prueba a cumplir 5. Yo tengo carné, coche y moto, me gusta el fútbol y veo la tele de vez en cuando. Un término medio.

  • Cumplir todas es ser un estereotipo y no cumplir ninguna también. No sé, prueba a cumplir 5. Yo tengo carné, coche y moto, me gusta el fútbol y veo la tele de vez en cuando. Un término medio.

  • Lo normal en un español es no fumar (menos del 30% de la población adulta), pero allá tu.
    También somos de los países que menos donan a ONGs y similares.
    Y no se, pero creo que por ahí fuera también conducen y ven fútbol. Pero no me hagas mucho caso. Igual las carreteras las tienen de adorno y el Bayer Munich, Manchester United, Milán y Ajax de Amsterdam tienen seguidores españoles y sus jugadores juegan gratis.
    Anda, que vaya lista de tópicos caspa has ido elegir, ¿eh?
    Y eso que lo más importante para ser español es exactamente lo que has hecho: recitar -de forma original, eso si- que somos mierda. Nada más español que eso: el lamento de serlo.

    • Querido Pensador Español:

      Lamento que las fiestas te hayan agriado el humor, pero alégrate: todo ha terminado, así que ya puedes retirar esa servilleta de tu rostro.

      Un saludo

      • El sentido del humor se utiliza cuando algo tiene gracia. Estos propósitos los podrían haber redactado en las Matrimoniadas de José Luis Moreno.

  • Comentarios cerrados.

    Publicidad